Miércoles 1, de octubre del 2014
Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
Santa Cruz | Seguridad | Nacional | Internacional | Economía | Deportes | Sociales | Escenas | Editorial | Clima
 Edición Impresa 19 Marzo 2012  
 

Café de la siesta. Un ejemplo de lucha contra la leucemia
Una tradición cruceña que debe perpetuarse en el tiempo


imprimir enviar noticia a un amigo Texto pequeño Texto medio Texto grande

 

Cristian Massud Lozada

Cuando les aseguraron que adolecían de leucemia creyeron que el mundo se les venía abajo, pero después encontraron una mano solidaria que hasta ahora no las abandona y les enseña a vivir con alegría.
Brenda Hurtado fue una de las que se enteraron que sufrían dicha enfermedad en 2010. Aprendió a convivir con ella y a no desmayar en ningún instante. Ahora es la cabeza visible de la Asociación de Lucha Contra la Leucemia Celebrando la Vida, con sede en Santa Cruz y fundada en 2011.

Junto a la presidenta, llegaron hasta nuestro Café de la Siesta las secretarias de hacienda y de actas, Hilda Paz y Silvana Werner, respectivamente; además de la hematóloga Ximena Jordán.

Son una parte de un grupo de 30 integrantes (entre mujeres y varones) que se colaboran mutuamente y reciben el medicamento mediante el laboratorio suizo Novartis y la Fundación Max.
La ayuda gratuita llega a través del Programa Internacional de Asistencia a Paciente Glivec (Gipap, por sus siglas en inglés), que está en Bolivia gracias a las gestiones de Ricardo Amaru, fundador del Instituto de Oncohematología Paolo Belli de La Paz.

Y también se logró que el tratamiento se haga en el país sin la necesidad de que los pacientes viajen a otro lugar.
El director de EL DEBER, Pedro Rivero Mercado, valoró el trabajo que viene haciendo esta institución y también les deseó muchas bendiciones.
Explicaron que brindan apoyo sicológico y también informan sobre el programa.

Evitan nombrar a la muerte y más bien hacen que en su vocabulario abunden otras palabras que llene su espíritu, como alegría, ánimo, fe, solidaridad y éxitos.
Coinciden en que se debe aprender a no ocultarse de la sociedad porque este mal no es contagioso ni hereditario y pueden llevar una ‘vida normal, como cualquier otro’.
Este año tienen como objetivo conseguir la personería jurídica para después solicitar una ley al Gobierno que les brinde un seguro médico.

Por el momento solo intercambian experiencias con La Paz y Cochabamba, pero apuntan a internacionalizarse, una vez que tengan todos los papeles en orden.
Hicieron un llamado a otras personas que sufren de leucemia para que “salgan adelante juntos”. Y dejaron como referencia el celular 763-43848.
Se retiraron, pero no sin antes recibir todo nuestro apoyo.






 
 
Compartir



  HOY - TITULARES

A la Boliviana

Las damas Amazonas se preparan para Carnaval

Cinco días de tenis con Ades

Una misma torta para dos buenas amigas

Muñequitas para esperar a Valentina

Taylor y Avicii, ¿separados al nacer?

Hace falta una nueva diva

Mónica Ameller, cariño merecido de amigas

En qué andan los famosos

Los Simpson

13 años de despilfarrar alegría en el Carnaval

Tigo premió a la mejor aplicación