Jueves 31, de julio del 2014
Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
Santa Cruz | Seguridad | Nacional | Internacional | Economía | Deportes | Sociales | Escenas | Editorial | Clima
   
 Edición Impresa 18 Marzo 2013  
 

Portachuelo llora la muerte del padre José María Ruiz



imprimir enviar noticia a un amigo Texto pequeño Texto medio Texto grande

 

Los habitantes de Portachuelo lloran la partida del sacerdote español José María Ruiz Díaz, cuyo corazón dejó de latir a las 6:45 de ayer en una de las habitaciones del hospital San José Obrero, que él mismo logró construir y donde pasó los últimos 12 meses de vida.

El sacerdote español murió a los 88 años de edad. Era muy querido por los portachueleños, ya que desde que llegó a esa localidad, el 29 de junio de 1952, se dedicó a construir iglesias, escuelas, hospitales, postas sanitarias, colegios, asilos de ancianos, cooperativas y comedores.

Ayer, tras escuchar el repique de campanas, la gente comenzó a llegar hasta la parroquia San José Obrero y otros corrían hacía el hospital donde él vivía para saber qué sucedía.

Al enterarse de la noticia, muchos lloraron desconsoladamente.

Hoy, a las 10:30, las autoridades le rendirán un homenaje póstumo. Del acto participarán también estudiantes, exalumnos, docentes y la población en general.
Concluido los actos, el cuerpo será trasladado hasta la iglesia San José Obrero donde será velado hoy. Mañana, a las 10:00, será sepultado en la misma parroquia a un lado de la torre, donde fue construida su cripta/JCF


 
 


  HOY - TITULARES

Jesús Melgar, un rotario que trabajó para cambiar vidas

Médicos suspenden paro y deciden ir al diálogo

Óscar Vargas gana otro recurso legal

Radar de la región

Urubichá se apresta a festejar su aniversario

Ejecutivo de CNN disertará sobre la cadena en la Utepsa

Gobernación inaugura un laboratorio oftalmológico

Un sujeto es enviado a la cárcel por violar a su hija

Trabajadores enfrentados

Indagan supuesta falsificación de visas

Acusan a mujer de explotar laboralmente a adolescentes

Tratan de estrangular a una mujer embarazada