Martes 30, de septiembre del 2014
Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
Santa Cruz | Seguridad | Nacional | Internacional | Economía | Deportes | Sociales | Escenas | Editorial | Clima
   
 Edición Impresa 03 Febrero 2011  
 

Santa Cruz de la sierra, 450 años de fundación. El barrio de San Francisco y la leyenda del pozo del fraile
Historia. El templo es considerado obra monumental del Patrimonio


imprimir enviar noticia a un amigo Texto pequeño Texto medio Texto grande

 

Igor Ruiz Zelada

El templo de San Francisco fue fundado por el sacerdote cruceño y prócer de las luchas libertarias José Andrés Salvatierra a mediados del siglo XIX y luego lo entregó a los curas franciscanos del convento de Tarata (Cochabamba). Años después, en torno a la iglesia se formó el barrio del mismo nombre y en una poza donde cavaron para hacer adobe apareció una leyenda, la del ‘pozo del fraile’.
De acuerdo con lo que anota Reymi Ferreira en su libro Estampas cruceñas, en 1856 los padres Manuel Viudez (español), Damián Conti, Basilio Bruzo y Pedro Unía (italianos), comenzaron a edificar el hospicio de San Francisco en la esquina de las calles Aroma y Arenales. Como estos frailes estaban alojados temporalmente en el templo de San Andrés, éstos planearon derrumbarlo para usar el material en su nuevo proyecto, pero según escribe el historiador cruceño Victorino Rivero “el pueblo, especialmente el vecindario del San Andrés reunió 500 pesos que dieron a los franciscanos en rescate de la iglesia del barrio homónimo, que aunque la cantidad era pequeña pero dejó satisfechos a los sacerdotes”, anotó.
Para la construcción de San Francisco se instaló una adobería a unas cuadras del lugar, en la calle Campero entre Sucre y Bolívar, donde se halló la tierra apropiada para la fabricación de los bloques de barro y paja.
Según relata Aquiles Gómez en Qué tiempos aquellos de mi viejo Santa Cruz, la obra concluyó el 4 de octubre de 1856; al poco tiempo su torre fue derribada por un rayo, siendo edificada nuevamente en 1863, con 22,5 metros de altura. Por increíble que parezca la torre de nuevo sufrió otra descarga eléctrica, por lo que en 1898, aprovechando que otras partes del templo estaban en mal estado por la mala calidad de la madera que se usó fue reedificada.
Como consecuencia del cavado de tierra se formó una laguna que en época de lluvias se llenaba de agua, y con el tiempo fue llamado el ‘pozo del fraile’ porque en torno a él se tejió una leyenda que estuvo vigente hasta la década de 1940, sobre la aparición del cura que comandaba la fabricación de adobes. El fantasma espantaba a los vecinos que varias veces intentaron apoderarse del solar hasta que fue cedido a la Federación de ex Combatientes de la Guerra del Chaco.
En lo que se refiere al barrio San Francisco éste se formó con el caserío que había alrededor del Pozo Grande, hoy mercado Los Pozos, y del tambo de la Mansilla que era una serie de cuartos de alquiler, los mismos que fueron habitados antes de la aparición del templo.

    Personajes   

 Notables de Santa Cruz

Nicolás Suárez Callaú / 1851-1940
El mayor industrial del caucho

Ángel Sandoval Ribera

Nació en Portachuelo el 10 de septiembre de 1851. Enviudó y contrajo segundas nupcias con su coterránea Judith Arias.
Hombre visionario, representó una forma vital y única de afirmación territorial sobre la Amazonia boliviana. A la muerte de su hermano Francisco, fundador de la firma Suárez Hermanos para la explotación de la quina o cascarilla y el oro vegetal o caucho, como posteriormente la castaña o nuez amazónica, Nicolás se hizo cargo de la empresa, llegando a controlar más de 150.000 km2 del norte, noreste y centro boliviano. En 20 años había construido junto a sus hermanos un imperio que al comenzar el siglo XX movilizaba el 60% de la producción de caucho a escala mundial.
Gran explorador, siguiendo el histórico viaje de Edwin Heath aguas abajo del río Beni pudo comprobar su confluencia con el Mamoré. Allí fijó su residencia y su centro de poder: Cachuela Esperanza (1882), que la convirtió en un verdadero enclave de modernidad al dotarla con los adelantos de la época como el telégrafo, la electricidad, el agua potable, un ferrocarril y un hospital con rayos X; además de villas, hotel, restaurante, cine, teatro, club, biblioteca, campos de deportes, tiendas, oficinas, almacenes y otros. En esa ciudad trabajaban más de 2.000 empleados.
Fue defensor de la integridad nacional porque con su propio dinero costeó la Guerra del Acre y comandó la recuperación de Bahía (hoy Cobija) de poder de los brasileños, y también contribuyó económicamente en la defensa del Chaco.



 
 

  FOTOGRAFÍAS

Pasado. La torre del templo y convento de San Francisco dominaba la calle Aroma llena de pozos en 1966, donde se hacía intransitable el paso de los vehículos



  HOY - TITULARES

TSJ atribuye mora procesal a inercia de fiscales

San Miguel festeja con feria artesanal

Más de 24.300 maestros se titulan como licenciados

Liberan sin cargos a marido de mujer baleada en su casa

Expertos destacan trabajo de Cenvicruz

Ministro frena aumento de aranceles de la sangre

La morgue, en hospital de La Pampa

RADAR DE LA REGIÓN

Puerto Grether celebró su 75.º aniversario

Empresa Carlos Caballero no solicitó retiro de pasarela