Miércoles 23, de julio del 2014
Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
Santa Cruz | Seguridad | Nacional | Internacional | Economía | Deportes | Sociales | Escenas | Editorial | Clima
   
 Edición Impresa 04 Marzo 2012  
 

La furia de la naturaleza en Charagua
Ayuda. La sequía azota una zona y la otra es anegada por el Parapetí


imprimir enviar noticia a un amigo Texto pequeño Texto medio Texto grande

 

Jorge A. Arancibia Cossío

Es lamentable. Sobre la pobreza que reina en la mayoría de las comunidades del municipio de Charagua (provincia Cordillera), la fuerza de la naturaleza está haciendo caer su peso y castiga a sus indefensos pobladores con una sequía, por un lado, y con inundaciones provocadas por el desborde del río Parapetí, por otro.
La falta de lluvias ha dejado sin sus cultivos a un buen número de habitantes del lado sur del municipio y sin viviendas y sin su  precaria producción agrícola a otros del sector norte y el este del municipio que es el más extenso de todo el país.
Rodrigo Noes, uno de los afectados, con su mujer y sus nueve hijos, cerca de su rústica vivienda semidestruida por las aguas, se anima a decir que está agradecido con Dios “porque nos ha avisado que este lugar no es apto para vivir. El río ha mandado sus aguas con bastante calma, se ha entrado a nuestras casas pero no nos ha causado daño a mis hijos ni a nosotros los padres”, apunta el damnificado que ya está buscando, junto a otros, el lugar adecuado para trasladar la comunidad Copere Brecha, una de las cuatro más afectadas por la riada.
Este testimonio es coincidente al de casi todos los que han sufrido por el anegamiento de sus casas en este rancherío que se ubica a 85 kilómetros al este de Charagua (de Santa Cruz a Charagua hay 260 k).
Eugenio Lorenzo (seis hijos), otro de los afectados al igual que Eleuterio Quezada (cuatro), Nelda José (cuatro), Eugenio Lorenzo (seis), Cecilio Segundo (tres), Ambrosio Ñandureza (tres) y Tito Martínez (siete), coincidieron en expresar su esperanza de que les llegue ayuda de las autoridades departamentales y nacionales para cubrir sus necesidades y principalmente las de sus hijos, todos menores de edad, que precisan alimentación, medicamentos, ropa y frazadas para cubrirse porque todo lo que tenían quedó bajo el agua.
Cesario Ventana Chamaye, segundo capitán grande comunal, indicó que ante el desastre, que se va repitiendo tres años consecutivos, no les queda otra que buscar una nueva ubicación para el pueblo. “Tenemos espacio en el Territorio Comunitario de Origen para levantar un nuevo Copere Brecha pero para ello necesitamos el apoyo del municipio, de la Gobernación departamental y del Gobierno nacional para hacer la urbanización, levantar las viviendas y perforar nuevos pozos para la provisión de agua”, dijo el dirigente mientras evaluaba la situación de las familias damnificadas por el rebalse del río.

El traslado del pueblo es una solución definitiva
Los damnificados y los vecinos de Copere Brecha, coinciden en que la única solución para evitar que el desastre se repita y se cobre vidas humanas, es el traslado del pueblo a una zona más alta y más alejada del cauce del río Parapetí que en los tres últimos años les ha causado problemas, aunque no tan graves como ahora.
La zona que piensan ocupar para el rancherío es parte del Territorio Comunitario de Origen que puede ser utilizado por los originarios
El municipio de Charagua, con una población de 24.427 habitantes (censo 2001) tiene una extensión de 70.961 kilómetros cuadrados. Se ubica en la provincia Cordillera, al sudeste del departamento.
Las poblaciones afectadas por el desborde del Parapetí son Copere Guasú, Copere Montenegro, Copere Brecha y Copere Loma.

    Sondeos   

Lucas Quezada
 Vecino de Brecha
Soy uno de los más antiguos aquí y con esta será la segunda vez que debo dejar mi casa para irme a otro lugar que no esté amenazado por el río. En 1960 tuvimos que abandonar el pueblo y trasladarnos a este lugar que ahora ya no es seguro porque son tres años seguidos que el río nos demuestra su fuerza.

Néstor Egüez
 Damnificado de Isoso
Hemos perdido todo. Damos gracias a Dios porque no hay muertos y aunque nos duela perder todo, podremos recuperarnos si nos dan la ayuda que necesitamos. Lo triste es haber perdido nuestros cultivos porque eso impide que obtengamos el sustento diario que nos daba el maíz, el frejol y la yuca.

Cesario Ventana
 Capitán comunal
Estamos pensando en salir de acá. Ya no es seguro porque el río nos está atacando más duro, pero para ello las autoridades deben ayudarnos con materiales de construcción, máquinas para la urbanización de una parte alta de lo que es el Territorio Comunitario de Origen en Isoso.






 
 

  FOTOGRAFÍAS

Desgracia. Dominga José, con su hijo menor en brazos (tiene cuatro), camina por su vivienda totalmente inundada



  TITULARES

TSE dilata castigos a partidos y alista sanción a dos medios

UD hace campaña en dos distritos del MAS

El MAS ofrece vía ecológica en Tipnis

Emapa amplía red de venta de carne en los Hipermaxi

Investigan 6.500 casos de corrupción

Candidato a senador del MAS sugiere a Evo debatir

Se frustra la baja de cinco suboficiales

Cortas