Jueves 24, de julio del 2014
Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
Santa Cruz | Seguridad | Nacional | Internacional | Economía | Deportes | Sociales | Escenas | Editorial | Clima
   
 Edición Impresa 03 Julio 2012  
 

Vicente Fernández: “Me retiro en el mejor momento de mi carrera”
Desde Medellín, en el inicio de su gira latinoamericana, el legendario artista se dirigió a sus seguidores bolivianos en esta entrevista. Solo atendió a tres medios internacionales con notas exclusivas. El Diario Mayor tuvo el privilegio de compartir con él en su camerino


imprimir enviar noticia a un amigo Texto pequeño Texto medio Texto grande

 

Marcelo Suárez  | Medellín - Colombia

>>>> ESPECIAL.... Click

Lo que en un principio parecía una broma terminó siendo una realidad. En febrero de este año,  Vicente Fernández dejó a la prensa internacional con la boca abierta al anunciar su retiro de los escenarios con su última gira mundial. "Un artista necesita retirarse con mucha dignidad, en el mero momento, y yo creo que en este año voy a despedirme de todos ustedes, de todo el público de Centro y Sudamérica, voy a despedirme de España, por el cariño que me brindaron por muchos años", dijo en aquella oportunidad.

Curiosamente, todo surgió de la pregunta que le hizo un periodista mexicano sobre hasta cuándo iba a seguir dando conciertos por el mundo. “Yo creo que la decisión que tomé ahorita que me preguntaste, la tomé ahorita, así soy, la tomé ahorita, de retirarme. Es la ley, no tengo trono ni reina, ni nadie que me comprenda, pero sigo siendo el rey", mencionó al reportero.

A pesar del asombro que despertó entre su entorno, el rey cumplió. Hoy es un hecho que después de 2012 Vicente Fernández no volverá a subirse a los escenarios del mundo. Conscientes de eso, los seguidores del popular cantante, considerado una de las mejores voces de la música mexicana, no quieren perder la oportunidad de verlo por última vez y lo vienen despidiendo como se merece, cantando sus canciones y colmando cada uno de los estadios en los que se ha presentado desde que comenzó esta gira denominada La despedida. Juntos para siempre.

Eso sucedió en Medellín, la ciudad colombiana elegida por el ‘Charro de Huentitán’ para dar inicio a la parte latinoamericana del tour que lo traerá de vuelta a Bolivia esta semana.

Fernández llegó proveniente de España, donde brindó tres recitales, y desde que pisó suelo colombiano generó furor entre un público que es considerado uno de los más grandes del artista, después del mexicano. Eso se pudo comprobar cuando llegó al lujoso hotel Dann Carlton, situado en la pintoresca zona de El Poblado, donde se hospedó.

EL DEBER estuvo presente en este recital realizado en la ciudad colombiana y fue testigo del fenómeno que genera don ‘Chente’ en la tierra del café. Allí el intérprete de La ley del monte y Por tu maldito amor recibió a este medio periodístico boliviano, que viajo exclusivamente a Medellín para entrevistar al ídolo. El lugar escogido para la conversación fue el camerino del artista en la Feria del ganado, minutos antes de que se iniciara el concierto ante más de 30.000 personas.

Ataviado con su característico traje de charro, esta vez de color verde claro, jovial, de porte imponente y disfrutando de diversas frutas de temporada distribuidas en una mesa, el rey de la canción mexicana habló con EL DEBER de su carrera, de esta gira y del público boliviano. 

Incluso, sonriente y con total predisposición, se colocó en la espalda la bandera de Santa Cruz, donde este jueves 5 de julio actuará en el estadio Tahuichi Aguilera.

- Vicente, después de 46 años de carrera se retira de los escenarios, ¿cuál es su sensación en estos momentos?

-  Bueno, pues yo creo que de satisfacción. Lo más importante y la alegría más grande para un artista es retirarse en el momento más bonito de su carrera y que la gente lo siga queriendo a uno igual que al principio o quizá aún más.

- A Vicente Fernández se lo sitúa junto a los más grandes de la canción mexicana, como Pedro Infante, Jorge Negrete y Javier Solís, ¿qué siente cuando lo comparan con estas luminarias?

- Mira, a mí siempre me hacen el honor de compararme con voces tan importantes como las de Pedro, Jorge y Javier, la gran diferencia es que yo estoy vivo.

- ¿Y canta mejor?

- No, lo que pasa es que yo tuve la posibilidad de disfrutar más del público que ellos, porque sus carreras fueron muy cortitas, mientras que yo llevo 46 años cantando.

- ¿A qué se va a dedicar cuando acabe la gira La despedida?

- No sé muy bien, pero si de algo estoy seguro es que si tomé esta decisión es porque quiero disfrutar más de mi familia, porque, como dice la canción de Julio Iglesias: “Me olvidé de vivir”, y eso es lo que me ha pasado. Yo adoro al público y el público me quiere mucho a mí, lo veo como una gran familia, pero también, como te dije, quiero disfrutar de mi hogar, de mis hijos, de mis nietos y de mi señora, que en tantos años no he podido darle todo el tiempo que quisiera. Ella sale donde quiere, porque yo la dejo, con quien sea, pero nunca acompañada de un servidor, y quiero que eso cambie.

- Imagino que también tendrá más tiempo para estar en su rancho Los Tres Potrillos y dedicarse a la pintura, otro de sus talentos y uno de sus pasatiempos favoritos...

- Así es, me quiero dedicar a eso también, ustedes saben que me he dedicado a pintar caballos en los cascarones de los huevos. Es un pasatiempo que me gusta mucho y lo disfruto. El problema es que a veces en los aeropuertos me encuentro con gente que me dice: “Chente, ¿me pintas un huevo?” (risas).

- ¿Cómo califica la gira hasta el momento y cuáles son sus expectativas para lo que se viene?

- Hasta el momento todo va muy padre. Hemos cantado en España, en tres ciudades, Barcelona, Murcia y Madrid, y realmente ha sido muy emocionante, pues hacía mucho tiempo que no iba para allá. Muchos hermanos latinoamericanos y españoles corearon las canciones y se emocionaron conmigo. Ahora viene esta gira por Sudamérica que comienza aquí en Colombia, un país que quiero mucho y donde recibo un cariño que es recíproco y, bueno, después voy donde ustedes, a Bolivia, donde sé que también me quieren bastante.

- ¿Qué recuerdos tiene de sus visitas a Bolivia?

- La primera vez fui a La Paz, creo que a fines de los años 80. Luego fui a Santa Cruz, no recuerdo en qué año, pero en 2009 estuve por allá y ahora voy de vuelta a esa ciudad y espero que el público me reciba con el mismo cariño con el que me despidió hace tres años.

- ¿Qué le dice al público boliviano que irá a verlo al estadio Tahuichi Aguilera este jueves 5 de julio?

- Le digo que gracias por esperarme y que allí estaremos para cantar todas las canciones que me pidan. Un saludo muy afectuoso de un servidor, Vicente Fernández.

Todo un ídolo con El Deber

 

 Fernández ocupó la suite presidencial del hotel Dann Carlton, ubicado en la zona de El Poblado de la capital del departamento de Antioquia en tierra colombiana.

 Niños vestidos de charros junto a sus padres y mujeres con carteles y fotografías hicieron vigila afuera del hotel para poder ver aunque sea un segundo a su ídolo mexicano ‘Chente’ Fernández.

 La organización fue muy estricta con la seguridad del artista.

 Solo tres medios internacionales (de Chile, Costa Rica y EL DEBER) tuvieron la posibilidad de entrevistar individualmente a la estrella de la canción mexicana).

 Mientras Vicente atendía a los medios en el escenario se desarrollaba la actuación de los teloneros. El charro de Huentitán pidió que detuvieran un momento la música porque el sonido fuerte no lo dejaba concentrase en las entrevistas.






 
 

  FOTOGRAFÍAS

Cantante mexicano



  TITULARES

Mujeres Creando se hace escuchar en Argentina

José Ordóñez, en los Tajibos

El cómic Batman celebra sus 75 años

Denzel Washington abre San Sebastián

La ‘Decadencia’ Estuvo En Cochabamba

Vértigo presenta el cuerpo de la mujer como campo de batalla