Viernes 18, de abril del 2014
Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
Santa Cruz | Seguridad | Nacional | Internacional | Economía | Deportes | Sociales | Escenas | Editorial | Clima
   
 Edición Impresa 14 Abril 2013  
 
ENTREVISTA
Baudouin Duquesne: “No tenemos grandes proyectos con privados”
El portafolio de créditos 2013 para el país crece en 45,5 millones. Se destaca la significativa reducción de denuncias de corrupción en el uso de recursos


imprimir enviar noticia a un amigo Texto pequeño Texto medio Texto grande

 

Gonzalo López R.
gonzalol@eldeber.com.bo

El ejecutivo del organismo internacional ve un buen escenario en la economía boliviana y afirma que este  año hay más recursos para destinarlos al financiamiento.

 ¿Cuál es el programa de financiamiento que el BID tiene para Bolivia para 2013?
Todos los proyectos que tenemos en Bolivia, que son 36 operaciones de préstamos, suman un poco menos de $us 1.200 millones. Para este año tenemos seis nuevas operaciones que suman un total de $us 356,5 millones. Es nuestro presupuesto de aprobación de proyectos para Bolivia. Este monto es válido para 2013-2014. En 2012 fue de $us 315 millones.

 ¿En qué sectores?
Un primer proyecto, por $us 47 millones, es de reordenamiento urbano de la ceja (La Paz); un proyecto de infraestructuras aeroportuarias en los aeropuertos de Trinidad y Cobija por $us 73,5 millones; uno de mejoramiento de la autopista La Paz-El Alto, por 35 millones; la segunda fase del Programa de Riego con Enfoque de Cuenca (Pronarec) por 57 millones; el proyecto de hospital Gemelo Sur en la ciudad de El Alto, por $us 38 millones y finalmente una operación de $us 106 millones en el programa de efectividad del gasto público con el Ministerio de Economía y el Ministerio de Planificación. Todos serán aprobados entre mayo y diciembre.

 Estos seis proyectos son con el sector público ¿qué se tiene con el sector privado?
Tenemos el Fondo Multilateral de Inversión (Fomin) que a la fecha tiene más de 50 proyectos en Bolivia. Buscan mejorar la calidad de la producción, ayudar a las exportaciones, crear cadenas de valor. Son proyectos diseñados para trabajar con pequeñas y medianas empresas. Hay una parte que también trabaja con el microcrédito. En Bolivia no tenemos todavía grandes proyectos con empresas del sector privado. Tenemos ventanillas en el BID que permiten el acceso a recursos que van de $us 500.0000 a $us 200 millones. Pero en los últimos años no hemos tenido muchos candidatos para estos recursos a pesar de que hemos hecho el año pasado una Rueda de Negocios en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz.

 ¿A qué obedece este comportamiento?
Hay varias razones. Una de ellas es que el sector financiero boliviano es bastante sólido. Hay recursos en el país, hay abundancia de recursos en el sistema bancario. Nosotros tenemos una política de aplicar la misma tasa de interés que la banca comercial. Así que a priori no hay mucha ventaja de trabajar con nosotros, sino que nosotros venimos con un apoyo técnico en las operaciones que hacemos. No nos limitamos solamente a hacer un préstamo y chau; no, estamos para apoyar y asegurar que esos recursos permitan mejorar la producción. Vamos un poco más allá que un banco normal en el caso de préstamos. A veces es algo que interesa a las empresas y a veces no tanto y entonces prefieren ir a un banco comercial.

 ¿En los plazos compiten?
Yo creo que tenemos una ventaja consistente en un poco más de flexibilidad en los plazos de rembolso. Muchos bancos tratan de  rembolsar todo en cuatro y cinco años, nosotros podemos ofrecer plazos más interesantes. Esto depende de cada tipo de proyecto.

 ¿Cómo está el proceso de agilizar los desembolsos de los créditos al sector público?
El año 2008 el BID desembolsó a través de sus proyectos en Bolivia $us 43 millones, el 2012 hemos desembolsado $us 203 millones. Es decir, hemos multiplicado casi por cinco los desembolsos en los últimos cuatro años. Eso resulta de varios factores como la mejora de la eficiencia de nuestros equipos en la representación. Pero también resulta del trabajo que hemos hecho con las instituciones públicas con las cuales trabajamos.

 En su momento no había especialistas en la representación de Bolivia para negociar temas como pueblos indígenas, agua, hidrocarburos y energía. ¿Este escenario sigue igual?
Era una situación muy frustrante en el sentido de que dependíamos de especialistas de otros países para venir a apoyarnos en estas áreas. Eso ha cambiado totalmente. Ahora todas las áreas en las cuales estamos trabajando cuentan por lo menos con un especialista en Bolivia. Desde el 2008 hasta ahora, hemos pasado de 35 a 60 personas.

 Hasta el 2010 el Gobierno le planteaba al BID que se ponga énfasis en proyectos productivos y de infraestructura ¿eso ha cambiado?
No, no ha cambiado mucho en el sentido de que los principales sectores donde el BID está actuando en Bolivia siguen y son transporte, agua, alcantarillado y energía. Pero hemos incursionado bastante en el área social. 

 En la otorgación de préstamos está el riesgo de corrupción como se lo observó en 2010 cuando el BID denunció 36 casos en varios países, entre ellos Bolivia que registró 26 casos ¿cómo se fiscaliza?
Primero, esos números han cambiado. Es verdad que en el pasado Bolivia tenía muchos casos en esta lista negra que maneja el BID con relación al tema de corrupción. Yo personalmente creo que no hay más corrupción en Bolivia que en otros países. Puede ser que hubo en un momento una política de denuncia más fuerte que en otros países. Yo veo pasar todas las denuncias y puedo decir que cada vez hay menos. Eso es debido a que hay mucho más espacio para hacer estas denuncias. Pero puedo decir ahora no es por nada una preocupación del BID en Bolivia este tema de corrupción, para nada.

 ¿El sector público y el sector privado son buenos pagadores?
Puedo decir que Bolivia es un excelente pagador. De hecho tenemos una norma que si por casualidad un país no paga sus deudas con nosotros, pararíamos la ejecución de proyectos. No tengo conocimiento de un caso en Bolivia.

 ¿Cómo ve la economía?
Nosotros estamos siguiendo la macroeconomía de Bolivia con mucho cuidado. Puedo decir que en todos los ámbitos que he participado, he escuchado que la macroeconomía de Bolivia es bastante robusta y sólida. La mora en los bancos ha bajado mucho, la deuda externa es bastante controlada. Con toda la cartera de crédito que tenemos, el BID representa solamente el 22% de la deuda externa de Bolivia. Realmente es poco. La deuda total de Bolivia es 37% del PIB y eso en cualquier parte del mundo es muy agradable. La colocación de bonos que emitió el Ministerio de Economía, es una reflexión para que la gente empiece a tomar la economía de Bolivia con mucho respeto y es lo que nosotros hacemos también




    Protagonista   

Baudouin Duquesne
Economista
Representante del BID-Bolivia
Edad: 53
Ciudad: bruselas

Un año más en bolivia
A pesar de que su gestión ya se cumplió, a pedido del BID, extenderá su permanencia por un año más. Con una sonrisa afirma que conoce casi todo el país y que le falta ir al Chaco.
En materia de nuevos proyectos, adelantó que se decidió apuntalar la banda ancha, habida cuenta que Bolivia es el país de la región con la velocidad de Internet más baja y los costos más altos. El 21 y 22 de mayo se organizará una cita internacional en Santa Cruz para abordar el tema.





 
 

  FOTOGRAFÍAS

Duquesne asegura que apoyarán nuevos proyectos para erradicar la pobreza en el país. Foto: Jorge Huechi



  TITULARES

La Aduana arma una estrategia para detectar a evasores

La Unión Europea destaca la nueva Ley de Inversiones

COB y Evo se reúnen el lunes para definir alza salarial