Martes 29, de julio del 2014
Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
Santa Cruz | Seguridad | Nacional | Internacional | Economía | Deportes | Sociales | Escenas | Editorial | Clima
   
 Edición Impresa 10 Agosto 2012  
 

Ley prevé supervisión de la ASFI
Cooperativa. Con $us 150.000 se puede poner en funcionamiento una entidad comunal. Los ministros de Economía y de Gobierno se contradicen por la regulación de cooperativas


Hilton Heredia García | hheredia@eldeber.com.bo
imprimir enviar noticia a un amigo Texto pequeño Texto medio Texto grande

 

¿Sabía usted que con $us 150.000 puede obtener una licencia para poner en funcionamiento una cooperativa societaria? Sí se puede, así lo exige la propia Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), que entre los requisitos mínimos para la obtención de una licencia, pide contar con un capital mínimo de 100.000 Derechos Especiales de Giro (DEG) o su equivalente a $us 150.000, además de mantener un coeficiente de adecuación patrimonial equivalente al 10% o mayor respecto a sus activos ponderados por riesgo.

La Ley No 3892 del 18 de junio de 2008, la cual modifica la Ley de Bancos y Entidades Financieras (LBEF), incorpora a las cooperativas de ahorro y crédito cerradas de carácter comunal al ámbito de supervisión de la ASFI, bajo la denominación de cooperativas de ahorro y crédito societarias, las cuales para ser incorporadas al ámbito de aplicación de la LBEF deben cumplir etapas, señalan representantes del sector.

La primera es la obtención de un certificado de adecuación. El proceso incluye un cumplimiento de diagnósticos de requisitos, elaboración de un plan de acción de requisitos operativos y documentales, evaluación del plan y la emisión final del permiso.

La segunda etapa se inicia con este certificado de adecuación, la cual concluye con la entrega de la licencia de funcionamiento emitida por la ASFI.

En el tiempo que transcurre entre la promulgación de la Ley No. 3892 y la entrega de la licencia de funcionamiento, las cooperativas societarias en proceso de adecuación, pueden realizar las operaciones establecidas en el D.S. No. 25703 del 14 de marzo de 2000, estas operaciones se relacionan con el conjunto de operaciones activas y pasivas.

Los requisitos mínimos para la obtención de la licencia de funcionamiento se refieren a contar con un capital mínimo equivalente a 100.000 DEG y adicionalmente debe tener infraestructura e instalaciones adecuadas, medidas de seguridad física e informática, tecnología de información y comunicación, sistemas de información, etc.

Tener ajustada las apropiaciones contables y los reportes de información sobre operaciones activas y pasivas, así como la conformación de patrimonio e ingresos y egresos conforme a los manuales de cuentas para bancos y entidades financieras, al igual que contar con la vigencia de estatutos aprobados por las instancias competentes y previstas en los reglamentos.

De acuerdo con lo establecido por la ASFI, aquellas entidades que no presentaron su solicitud de adecuación a las disposiciones de la Ley de Bancos y Entidades Financieras de manera excepcional tienen un plazo hasta el 1 de octubre de 2012, para dar cumplimiento a las etapas de presentación de la carta de intención, análisis de la viabilidad financiera e inicio del proceso de adecuación.

Al respecto, el ministro de Economía, Luis Arce, dijo que la Cooperativa San Luis es una entidad cerrada y por lo tanto no está bajo la supervisión de la ASFI. “Allá donde el público deposita su dinero todas las entidades deben estar reguladas. En el caso de San Luis, los socios ponen su platita y de ahí se hacen préstamos entre ellos”, argumentó.

Empero, la Constitución Política del Estado y la LBEF (ver cuadro superior) señalan claramente que es la ASFI la encargada de supervisar a las cooperativas que están en proceso de adecuación.

Por su lado, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, indicó que cuando se observan indicios de irregularidades tiene que actuar la ASFI y el viceministerio del área. Agregó que pedirá explicaciones.

¿Qué pasa con la entidad reguladora? La ASFI, desde el 31 de julio hasta la fecha, no responde a cuatro cuestionarios enviados por EL DEBER.

    La ley y las diferencias entre las cooperativas  

La Constitución Política del Estado
Art.331. Las actividades de intermediación financiera, la prestación de servicios financieros y cualquier otra actividad relacionada con el manejo, aprovechamiento e inversión del ahorro, son de interés publico y solo pueden ser ejercidas previa autorización del Estado, conforme con la ley.
Art.332. Las entidades financieras estarán reguladas y supervisadas por una institución de regulación de bancos y entidades financieras, esta institución tendrá carácter de derecho público y jurisdicción en todo el territorio boliviano, (ambos artículos establecen claramente que es una autoridad del Estado la que debe proteger los intereses de los ahorristas, sea en cooperativas o bancos).

La Ley de Bancos y Entidades Fin.
Art.91. Establece que: ninguna persona natural o jurídica podrá realizar en forma habitual operaciones propias de las entidades financieras sin la autorización de la Superintendencia. El Decreto Supremo 24439 del año 1996 determina inicialmente en su Art. 42, numeral I, un plazo de adecuación máximo de tres años.
Art. 8. La Superintendencia de oficio o a denuncia pública presentada ante la Superintendencia, previa comprobación, conminará a la entidad que infrinja el presente título a poner término a dichas actividades. De persistir la infracción, se dispondrá mediante resolución la clausura de sus locales, con la facultad de requerir directamente el apoyo de la fuerza pública, elevando antecedentes al Ministerio Público.

Coop. Abiertas y societarias
Abiertas. Entidad de intermediación financiera no bancaria, autorizada a realizar operaciones de intermediación financiera y a prestar servicios financieros al público, en el marco de la Ley de Bancos y Entidades Financieras (LBEF), en el territorio nacional, de acuerdo con el Art. 1º de la LBEF. Aquí están la Jesús Nazareno, La Merced, San Martín, Fátima y El Progreso.
Societarias. Es la entidad de intermediación financiera no bancaria, constituida como sociedad cooperativa, de objeto único, autorizada a realizar operaciones de ahorro y crédito exclusivamente con sus socios, en el marco de la LBEF, de acuerdo con el Art. 1º de la LBEF. En este capítulo se encuentra la San Luis Ltda. y más de 60 cooperativas.

Sin licencia no hay protección
Ludwig Toledo / Exintendente liquidador
La verdad es que este tema ingresa ya en el terreno de la entidad fiscalizadora, en este caso la ASFI. San Luis tiene varios años de funcionamiento, pero no tengo la certeza de que sea una cooperativa fiscalizada. Si está en un proceso de adecuación tiene un panorama gris, por llamarlo de un modo, pues no hay certidumbre de lo que pueda pasar.
Personalmente, no he seguido a las cooperativas, pero sé que son pocas las que tienen autorización de la Superintendencia de Bancos en su momento y no conozco si la ASFI habría autorizado a otras nuevas cooperativas con el certificado de adecuación.
Si bien hay cooperativas que tienen orden de adecuación, que significa ponerse en orden de un buen capital para los riesgos que tienen que asumir en su cartera, buenos procedimientos de otorgación de créditos, buenas operaciones para manejar dinero, el control de garantías para el crédito, etc. toda esta parte procedimental de políticas es parte de las exigencias para recibir una autorización de funcionamiento. Cualquier cooperativa que está sujeta a que se adecue en un tiempo prudencial y no lo ha hecho, sigue expuesta a problemas y el Estado poco puede hacer, porque ellos arrancaron como una cooperativa sin autorización de la unidad fiscalizadora.
Al no tener una entidad una licencia de funcionamiento no hay protección para el ahorrista ni para el socio. Yo fui intendente liquidador de la Cooperativa Trapetrol, pero esta era una entidad autorizada.






 
 


  TITULARES

Centros de remate ven difícil regular el precio de los bovinos

Fexpochaco 2014 pretende generar $us 4 millones

La ASFI reporta que repuntan los depósitos y los créditos