Jueves 24, de julio del 2014
Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
Santa Cruz | Seguridad | Nacional | Internacional | Economía | Deportes | Sociales | Escenas | Editorial | Clima
   
 Edición Impresa  
 

El pajarito del Sr. Maduro



Paulovich ®® La noticia de perfil
imprimir enviar noticia a un amigo Texto pequeño Texto medio Texto grande

La prensa mundial nos dio a conocer  la sensacional noticia del candidato oficialista, Nicolás Maduro, a quien se la había aparecido su fallecido comandante Chávez, en forma de un pajarito, que con sus trinos le prometió su permanente asistencia para que pueda cumplir el ideario bolivariano. Mi comadre, a tiempo de darme a conocer la fantástica noticia, sonrió con incredulidad y me dijo que ella ya es una mujer bastante madura como para creer en pajaritos milagrosos, idea que tuve que contradecir porque yo –a mis 86 pirulos– creo aún en pajaritos milagrosos, como simbólicamente suele representarse al Espíritu Santo.

Todo habría quedado allí, si en ese momento no hubiera llegado a mi casa una invitación de nuestros amigos yatiris Guayruru, Calimán y Titirico para asistir a un baile la noche del viernes en los amplios salones del ‘naiclú’ Malena, que hizo exclamar a mi pariente espiritual: “¡Este bailongo será sensacional y allí estaremos usted, yo y el pajarito del señor Maduro!”. Gran cantidad de público llenaba el Malena, donde sobresalían las damas de la alta sociedad alteña, la más alta del mundo. Todos estaban ansiosos de conocer al pajarito que Maduro enviaba a Bolivia para ayudar a nuestro presidente Evo, al canciller Choquehuanca, y al ministro de Economía y Finanzas Arce Catacora.

Pese a la búsqueda que hizo el sector femenino del pajarito que hablaba, nadie lo pudo encontrar, aunque la investigación fue entusiasta y divertida. Sin embargo, las personas serias como este viejo periodista y los yatiris mencionados convinimos en la gravedad de los problemas que afligen al país, como el aumento de sueldos y salarios, los conflictos, los escándalos por corrupción, la falta de empleos, y, sobre todos, la necesidad que tiene el Gobierno de contar con mucho dinero para las próximos comicios, para así lograr la re-re-relección del presidente Evo.

Bailamos hasta la madrugada del sábado y hoy seguimos haciendo votos porque necesitamos que aparezca en Bolivia de una buena vez el pajarito del señor Maduro, que es el único que podrá salvarnos