SABOR

Todo lo que necesitas saber para apreciar un buen café


Sorber haciendo ruido y meter la nariz en la taza, todo está permitido para saber apreciar laamplitud de su aroma


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/06/2019

“El café tiene tres parámetros que degustar: aroma, cuerpo y acidez”, empieza la cata Álvaro, gerente de la tienda de Starbucks en la avenida Velarde en Santa Cruz. “Lo primero es oler el café, y para esto asomamos la nariz a la taza y aspiramos intentando con las manos que los olores externos no interfieran”, continúa.

Esta temporada Starbucks presenta el Kopelani Blend, su nuevo café originario de los volcanes de Hawai. Para probarlo, la empresa organiza catas masivas en todas sus sucursales.

“Solo basta buscar al menos tres amigos y solicitar una cata con cualquier partner de la empresa. No tiene ningún costo, solo hay que evitar las horas pico o de mucho flujo de clientes”, explica Kira Maalaoui, jefa de marketing de Starbucks Bolivia. 



Tips para catar bien un café

Al olerlo, los catadores empiezan a comentar: “Huele a flores y frutas, “huele a tierra mojada”, “me recuerda cuando destilaban café en mi casa”. Alejandro, uno de los baristas a cargo de la cata, explica: “Respecto al aroma, toda percepción es válida. El sentido del olfato está muy arraigado a los recuerdos y un olor puede traer diferentes sensaciones a cada persona”.

Luego, para probar el café se debe apretar los labios (como mandando un beso), y sorber con fuerza y haciendo ruido. “Como hacen los niños maleducados”, explica riendo Alejandro, y lo justifica: “Esto lo hacemos por dos razones: Primero porque así podemos probar el café bien caliente sin quemarnos y segundo para llevar el café a todo nuestro paladar y así sentirlo con todas nuestras papilas gustativas”.

El café Kopelani Blend, con 10% de café del volcán Kilauea de Hawai, tiene un grado de tostado que mantiene la acidez baja, es frutado y equilibrado, según escriben los catadores expertos de Starbucks global.



“Es un café balanceado, tiene un sabor tropical y olor terroso”, opina una de las participantes de una cata. “Fue interesante entender más del café. Aprendí que el cuerpo del café puede ser ligero, medio o completo, y que eso depende de su consistencia o cremosidad”, agrega Teo, otro participante y cliente fiel. 

“Nosotros recomendamos no poner azúcar al café. Mucho mejor es buscarle un buen complemento”, aconseja Fernando a los catadores. “Para el café Kopelani, las pipocas dulces son un gran acompañante”, remarcó ante las sorpresas de los asistentes, quienes después de probar, le dieron la razón.

Además de estas catas gratuitas e inmediatas, Starbucks ofrece un cold brew clásico tamaño alto a sólo siete bolivianos (bs.7) con la compra de cualquier sándwich –después de las 11am-. “Todo esto con la intención de marcar diferentes experiencias en base al gusto y amor al café”, enfatiza Kira.



 




En esta nota