SOCIEDAD

El WhatsApp abrió una puerta a la felicidad a varios adultos mayores


Una ingeniera abrió un taller para enseñar a manejar las redes sociales a personas mayores y la respuesta fue positiva. Se viene el curso de ‘Face’. El municipio cerró ayer la semana de festejos con la elección de la ‘mujer virtuosa’

Judy Schwarm Pedraza, de 78 años, se convirtió en asidua usuaria de las redes sociales

26/08/2017

Un mundo insospechado de novedades llegó de pronto a los ojos de Judy Schwarm Pedraza (78), de Mary Fely García (57) y de Teresa Ortiz Mejía (68) en la pantalla de sus celulares, con el mágico WhatsApp que las conectó de un tris con la música del ayer, con videos, con fotos, con audios y mensajes de sus familiares y amigos.

Antes vivían en la ‘oscuridad’ del celular simple, que solo servía para hacer y recibir llamadas. Anhelaban conectarse con la alta tecnología, pero no había la paciencia o el tiempo de los hijos o nietos para enseñarles a manejar los aparatos inteligentes, hasta que apareció Helen Palacios, una ingeniera de Sistemas que abrió cursos gratuitos de WhatsApp y Facebook para las personas de la tercera edad, iniciativa considerada loable por los interesados.

“Ya le digo, estoy feliz con el WhatsApp y el Face. Mi nuera me regaló un celular y nos enseñó a manejar las redes sociales. Todavía falta el curso del Face, pero yo ya lo hurgo incluso para ver recetas de cocina en YouTube. Sé mensajear, mandar audios y solo me falta aprender a sacar fotos y enviar. Estoy contenta con esto porque por las noches me pongo a escuchar canciones del ayer que me mandan, pero debo tener cuidado de no mirar mucho la pantalla en la oscuridad porque me han dicho que el reflejo hace daño a la vista”, explicó Judy Schwarm.

Es viuda desde hace algún tiempo, usaba megas prepago inicialmente para navegar en su teléfono, pero los videos consumían rápidamente el crédito, por lo que se instaló wifi y desde el miércoles ingresa sin pena a las páginas que prefiere.

Falta el taller de Facebook
El curso de WhatsApp tuvo lugar el 2 de agosto en la sede de la Sociedad de Ingenieros de Bolivia, donde asistieron unas 30 personas. El taller de Facebook está marcado para septiembre y se sabe que hay gran expectativa por la fecha de inicio.

“Al ver su alegría al regalarles celulares a mi suegra y a mi madre y ver cómo ellas, de estar en sus casas esperando que nosotros sus hijos las llamemos, ahora tienen a todas sus amigas y familiares conectados y están al tanto de todas sus actividades diarias, me inspiró a compartir con otras personas y a enseñarles el manejo de la tecnología”, manifestó Helen Palacios.

“Ha sido una excelente iniciativa de la señora Helen. La ayuda nos ha caído muy bien porque los hijos y nietos no tienen paciencia para enseñarle a uno. Generalmente reviso mi teléfono en horas de la tarde y me dedico a contestar los mensajes o a devolver las llamadas”, dijo Mary Fely García.

Teresa Ortiz valora mucho estar actualizada con el mundo de la tecnología, cosa que antes era asunto de sus hijos o nietos. “Yo soy jubilada y con bastante tiempo libre; tenía teléfono, pero no sabía cómo utilizarlo hasta que apareció Helen, una mujer muy buena que nos ha enseñado a manejar las aplicaciones. Mire usted que ahora hago lo que nunca hacía: chatear en mi grupo con mis compañeras de colegio que son 35. Lo que está pasando, lo sabemos al tiro; nos mandamos canciones, videos y hasta las llamadas son más baratas”, señaló.

Palacios, expresidenta del Colegio de Ingenieros de Sistemas, Telecomunicaciones, Redes e Informática de Bolivia, espera una mayor asistencia de interesados para el segundo curso destinado a las personas adultas mayores que, según estadísticas nacionales, son alrededor de un millón en todo el país. De dicha cifra,
un 20% vive en Santa Cruz.

“Hemos conseguido muchos premios para que los cursos sean atractivos; empresas como CRE, donde trabajo, Tigo y otras donaron para entregar a los alumnos como incentivo. Es una gran alegría ver a todos felices. Se siente que se les ha abierto una puerta. Yo he formado un grupo con ellos en el que aprovecho para tomarles examen de todo lo aprendido”, indicó Helen.

Al ritmo de música camba

Por otro lado, la Alcaldía municipal cerró ayer la semana de festejos del Día de la Dignidad de las Personas Adultas Mayores, que se recuerda hoy, con la elección de la Mujer Virtuosa Adulta y con un almuerzo, acto que se llevó a cabo en el centro del Adulto Mayor y Personas con Discapacidad, ubicado en la calle Roberto Téllez, entre el tercer y cuarto anillo de la avenida Brasil.

En la ocasión, y ante un lleno total del escenario, concursaron representantes de todos los distritos municipales, convirtiéndose en ganadora Justa Supayabe, candidata del distrito siete de la capital cruceña.

“Buenos días jóvenes”, dijo Justa, provocando risas entre los presentes, en su mayoría adultos mayores. “Tengo mi cara arrugada, pero me siento joven de espíritu”, aseguró en su intervención antes de ceñirse la coronada heredada de su antecesora, Gumercinda López.

Durante la ceremonia, el Vicente Fernández boliviano amenizó el ambiente con sus baladas y se convirtió en la estrella, con la que mujeres y hombres querían posar. 



En esta nota