TENDENCIAS

Ventajas y desventajas de trabajar y estudiar


En la actualidad estudiantes se ven obligados a trabajar para satisfacer sus necesidades sociales, una especialista señala las ventajas y desventajas

Jóvenes estudiantes comparten su jornada entre estudiar y trabajar
Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/03/2016

En Santa Cruz como en otras partes del mundo existen jóvenes que comparten su tiempo trabajando y estudiando, algunos por motivos económicos, ya que necesitan el dinero para poder ayudar a sus familias y otros que lo hacen para satisfacer sus gustos sin necesidad de pedir dinero a sus padres.

Silvia Rubín de Celis, psicopedagoga y directora del Centro Integral de Educación Especial, señaló que las empresas no brindan las herramientas necesarias para que los jóvenes puedan realizar estas actividades de manera paralela; ya que los trabajos que existen no tienen una paga justa y los horarios obligan a que el estudiante deje de lado los estudios y se dedique únicamente al trabajo.

Añadió que los beneficios que conlleva estudiar y trabajar son varios, ya que no solo ayuda a tener una independencia económica, sino que también forja en el sujeto una personalidad más responsable.
Aquí les mostramos algunas ventajas y desventajas que implica el trabajar y estudiar:

Ventajas

- Adquieres experiencia: El beneficio de estudiar y trabajar permitirá al universitario adquirir la experiencia que este necesitará al momento de ejercer su profesión.

- Ganarás tu propio dinero: El estudiante recibirá un salario por su labor desempeñada, recursos que pueden ser utilizados para pagar sus estudios o ayudar a su familia.

- Da seguridad: La experiencia previa que el joven adquiera le permitirá tener la confianza que necesita para emprender nuevos desafíos profesionales.

Desventajas


- Presión: El hecho de realizar ambas actividades pondrá al estudiante bajo una fuerte presión que muchas veces puede causar estrés y desmotivación en el futuro.

- Falta de Tiempo: Estas actividades no dejan al estudiante trabajador tiempo de ocio, puesto que su jornada son compartidas entre obligaciones y responsabilidades.

- Bajo rendimiento académico: El trabajar y estudiar demanda no solo tiempo sino desgaste físico-intelectual, que muchas veces puede desencadenar bajos rendimientos en el nivel académico.



 




En esta nota