tendencias

Un argentino compra la última chaqueta de Hitler


El hombre pagó unos 600.000 euros por la adquisición de varios objetos nazis para un museo. Solamente la chaqueta militar del dictador Adolf Hitler costó 275.000 euros.

La chaqueta subastada del dictador nazi Adolf Hitler
Escuchar el artículo Pausar Lectura

29/07/2016

Un millonario argentino que no fue identificado, se llevó gran parte de los objetos nazis que fueron subastados hace poco en Múnich, llegando a pagar 600.000 euros. Justificó la compra porque dijo que reúne las piezas para un museo.

El polémico remate en Alemania de más de 500 prendas personales de Adolf Hitler y su lugarteniente, Hermann Göring, se saldó con una recaudación de unos 900.000 euros, con la última chaqueta militar del "führer" (líder), pieza estrella, vendida por 275.000 euros.

Las cifras las hizo públicas el diario «Bild», ya que la casa de subastas Hermann Histórica, ubicada en Múnich, rechazó facilitar el acceso a la prensa a la puja o la información posterior tras la venta.

Compró además de la chaqueta militar de Hitler, unos pantalones del dictador que le costaron 62.000 euros y una radiografía de su cabeza, que consiguió por 21.000 euros. Además adquirió un gorro de piel en 3.400 euros y un valioso reloj que le costó 42.000 euros, que pertenecieron a Göring y con el recipiente de bronce que contenía el cianuro con el que el lugarteniente de Hitler se suicidó horas antes de su ejecución, prevista en Núremberg el 15 de octubre de 1945.

Estos objetos formaban parte de la colección del médico estadounidense John K. Lattimer, fallecido en 2000. Fue médico en las tropas de EEUU durante la Segunda Guerra Mundial y se ocupó de atender a los acusados nazis durante los juicios de Núremberg, celebrados al finalizar la contienda, época de la que proviene la mayor parte de su colección.

Los calcetines de Hitler se los llevó una persona que pujó por teléfono por 18.000 euros y el conjunto de camisa para dormir y calzoncillos de Göring, con un precio inicial de 500 euros, se vendieron finalmente por 3.000 euros.

Herman Histórica presentó su subasta como una oportunidad para museos y coleccionistas de conseguir piezas de gran interés para documentar la historia del nacionalsocialismo y la Segunda Guerra Mundial, aunque el Consejo Central de los Judíos en Alemania tachó de repugnante su iniciativa



 




En esta nota