Ponete sentimental

Te enamorarás más a cada hora del día


Día de San Valentín. Al desayuno, mediodía o en la cena conquistá nuevamente a esa persona especial. Te aconsejamos

Desayuno Crocantina

12/02/2015

Si bien San Valentín es una tradición anglosajona importada, cada año toma más fuerza en el país y a algunas personas les encanta tener una nueva oportunidad para demostrar que son unos románticos empedernidos. Hacé de esta fecha o de cualquier otra, un día especial para celebrar el amor en tres pasos.
El día empieza perfecto con un desayuno en la cama y para ello, elegimos tres opciones exclusivas para esta ocasión.
Crocantina armó una caja con tostadas, empanada de hojaldre con jamón y queso, vigilante con dulce de leche, yogur natural con granola, ensalada de frutas, omellete parisian, crepe Crocantina, jugo natural, café y una porción de torta.
Por su parte, Dulces Jessen aprovechó al máximo sus especialidades y empaquetó empanadas de ricota, medialunas, 12 dulces, sándwich, postres de canela y de pistacho, muffins de zanahoria y de chocolate y jugo.
La propuesta de Fridolín es una caja con ensalada de frutas, jugo, yogur, canasta de panes, omelette, masas típicas, panqueques, tarta de jamón ahumado y una porción de torta.

EL DÍA SE PINTA MEJOR

Es fin de semana y no tenés la presión de regresar al trabajo; por ello Máncora invita a los enamorados a brindar con champán de cortesía y disfrutar de su menú especializado en comida fusión. Recomendaciones dignas de tomar en cuenta son el chaufa de quinua con mariscos o los ravioles de pato, con salsa de jugo de naranja, cerveza y hierbas.
Una opción más ‘heavy’ es Hard Rock Café que alista un menú especial y sorpresas para los festejantes.
Y todo es más bonito en medio de la naturaleza, especialmente en La Rinconada, que te atenderá con bufé nacional en medio de los hermosos paisajes de sus parques y piscinas.

AMOR POR SOBRE EL CORSO
El cierre de uno de los días más románticos del año debe ser perfecto, algo garantizado en La Suisse, que te espera con todas sus invenciones gastronómicas, entre ellas la copa silvestre, con helado de vainilla, jalea de motojobobo, almendras caramelizadas y rozón de crema.
Hace solo unas semanas, Michelangelo creó uno de los rincones más románticos de Santa Cruz, su nuevo patio, donde podrás disfrutar de los 28 años de experiencia del restaurante especializado en la comida ítalo-continental de autor.
Y quien se preparó con todo fue Jardín de Asia, con un menú de tres pasos con platos a elección. Solo por mencionarte, entre los platos fuertes hay salmón, ojo de bife y pato nikkei. Imaginate el resto. Así, ¿quien no querría celebrar?



En esta nota