tendencias

Restaurante palestino muestra la llave más grande del mundo


El local está instalado en Catar. Hizo la presentación por el 68 aniversario de la Nakba, la huida de los palestinos tras la creación del Estado de Israel

llave más grande del mundo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/05/2016

Un restaurante palestino en Catar presentó hoy la llave más grande del mundo, como homenaje a todos los refugiados, en especial a los palestinos, en el 68º aniversario de la "Nakba" (catástrofe en árabe), o huida de los palestinos tras la creación de Israel.

Ante una audiencia de 3.000 personas, según los organizadores, los responsables del restaurante Ard Cannan desvelaron la llave en el anfiteatro de la ciudad cultural de Katara, donde les fue entregado el certificado "Guinness de los récords".

"Esta llave es una llave para todos los refugiados del mundo que han perdido sus hogares y tienen la esperanza de volver", señaló el jefe de marketing de la empresa organizadora Lumière, Zakaria Kenaui.

El responsable agregó que es un homenaje especial a los refugiados palestinos que huyeron de Israel en 1948 durante la "Nakba".

"Este evento se realiza en honor a nuestro país, que está ocupado desde hace 68 años y estamos aquí para recordar y para que nuestros hijos sepan que nuestro país nos pertenece y queremos volver a él, yo espero volver algún día", señaló a Efe Hiba, una ciudadana palestina de 39 años que lleva más de quince viviendo en Catar.

La llave mide aproximadamente ocho metros de largo, tres de ancho y pesa alrededor de 2,6 toneladas, según Kenaui, que añadió que será el símbolo del restaurante Ard Cannan.

Hasta ahora, según la web de récords Guinness, la llave más grande del mundo se encontraba en Chipre y había sido elaborada por Georgiou Evagoras con 5,5 metros de largo y 2,6 de ancho.

Catar también ostenta otros récords como el de haber elaborado la bandera, la camisa, el juego de "Monopoly" y la pelota más grandes del mundo, así como la carta de agradecimiento más larga a un mandatario.



 




En esta nota