ciencia

¿Qué tiene de especial el nuevo planeta hallado?


Todo apunta a que tiene los elementos indispensables para albergar la única forma de vida que conocemos. Conoce las razones que lo diferencian de otros hallazgos

El estudio se realizó desde el observatorio chileno La Silla (al norte), que cuenta con 18 telescopios de alta calidad.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/08/2016

El anuncio que hizo un grupo de astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO) este miércoles parecía uno más de lo mismo: descubrieron un planeta similar a la Tierra fuera del Sistema Solar, al que posiblemente no podremos ir y del que aún no se tiene mucha información. Pero lo cierto es que posee características que lo destacan entre los demás.

Un equipo, coordinado por Guillem Anglada-Escudé, de la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido), descubrió Próxima b gracias a una investigación de dos años, que se intensificó en el primer semestre de 2016.

Sin embargo, desde 1995, los científicos han descubierto miles de exoplanetas (mundos fuera del Sistema Solar), decenas de los cuales parecen potencialmente habitables. No obstante, se encuentran muy lejos de nosotros.

Esta vez todas las señales apuntan a que Próxima b es especial: tiene condiciones necesarias para albergar una vida similar a la terrestre y está apenas a 4 años luz, distancia que, a escala universal, es “casi ante nuestras narices”, señala la agencia AFP.

Estas son las características expuestas por los científicos de ESO, y citadas por el portal de la cadena británica BBC, para demostrar que Próxima b no es ‘uno más del montón’:

Es real y está cerca
El planeta está a una distancia relativamente cercana a la Tierra y es el más próximo de características similares nunca antes detectado: llegar a él tomaría 4 años viajando a la velocidad de la luz.

Temperatura ideal
Orbita alrededor de la estrella Próxima Centauri, a 7 millones de kilómetros de ella, lo que significa el 5% de la distancia que hay entre la Tierra y el Sol. No obstante, pese a su cercanía, "es plausible que las temperaturas sean de -30 grados centígrados en la parte a la sombra y de +30 sobre la expuesta a la luz", declaró Guillem Anglada-Escudé, que lideró el equipo de investigadores, a la agencia AFP.

La razón es que su sol es mucho más débil que el nuestro, 700 veces menos luminoso, y el clima alcanza temperaturas similares a las terrestres, lo que permite inferir la presencia de agua líquida en la superficie.

Condiciones
La masa de este planeta es 1,3 veces la de la Tierra y los astrónomos creen que puede ser rocoso, no gaseoso, y habitable para el ser humano. Gracias a los patrones de luz detectados, los astrónomos concluyen que tarda en girar alrededor de su estrella, el equivalente a unos 11,2 días de la Tierre.

Dos caras del planeta
Aunque todavía los científicos no lo han confirmado, consideran "muy probable" que por la fuerza de gravedad, solo un lado esté expuesto a la luz y otro permanezca oscuro.

Lo que queda por saber
Tras su descubrimiento, el debate científico se centra en determinar si su atmósfera se está evaporando lentamente, como ocurre con planetas similares, y qué tipo de química posee el planeta rocoso.

A causa de la proximidad con su estrella, que además está bastante activa, la superficie de Próxima b recibe muchos más rayos X y ultravioletas extremos que los que la Tierra recibe del Sol (alrededor de 100 veces más, según los cálculos preliminares de los investigadores), un factor a considerar porque es determinante para el origen y desarrollo de la vida que conocemos



 




En esta nota