SOCIEDAD

Premian a destacados investigadores cruceños


Los científicos Luis René Moreno, Mario Suárez, Alejandra Calderón y Yandery Kempff recibieron plaquetas de reconocimiento a su labor en una ceremonia realizada en el centro Simón I. Patiño

Además de un reconocido científico, Mario Suárez fue presidente de Oriente Petrolero

15/09/2017

El Colegio Departamental de Biólogos de Santa Cruz, en el marco de la celebración de su XXI aniversario, homenajeó a los científicos Luis René Moreno, Mario Suárez Riglos, Alejandra Calderón Peñaloza y Yandery Kempff Ibarra por sus aportes a la investigación científica del país.

En el acto, dirigido por la presidenta del Colegio de Biólogos, Ana María Montaño, se destacó el trabajo de estas personas. Por ejemplo, Luis René Moreno, conocido como ‘Tata’, es un reconocido investigador de las orquídeas, entre ellas la denominada Bailarina, que se convirtió en la orquídea emblema de Santa Cruz.
 Mario Suárez Riglos, un paleontólogo y docente de dilatada trayectoria nacional e internacional, experto en el hallazgo de fósiles. Incluso un prehistórico tiburón descubierto en La Paz lleva su nombre: Parahelicoprion mariosuarezi.

Alejandra Calderón es una bióloga autora de más de una decena de publicaciones e informes técnicos sobre proyectos para la conservación de ecosistemas acuáticos y otros.

Y Yandery Kempff es bióloga titulada de manera directa por excelencia, con especialidad en ordenamiento territorial y áreas protegidas. En la Gobernación dirige proyectos sobre gestión de recursos naturales, logrando el rescate de 6.748 animales silvestres entre 2013 y 2017. 

ENTREVISTA

Mario Suárez Riglos: “Anhelamos un centro de investigación y museos”
Doctor en Geología en la especialidad de Paleontología

Mario Suárez Riglos (79) es paleontólogo graduado en Argentina, con masterado en la universidad de Cincinnati (Ohio, EEUU) y doctorado en Ciencias Geológicas en Córdoba. Tiene esposa, siete hijos y 13 nietos.

¿Cuándo empieza su pasión por los fósiles? 
Hace más de 50 años; he recorrido todo el territorio nacional descubriendo fósiles y además describiéndolos. Tengo 60 trabajos escritos en historia, geografía y arqueología. Soy docente de la Uagrm desde hace 46 años y todavía tengo la fuerza y la lucidez para dar clases; he sido conferencista en Río de Janeiro, en Buenos Aires, en Córdoba, en Madrid, en Sucre y en La Paz.

¿Qué potencial tiene Bolivia en este tema? 
Bolivia y Santa Cruz son un emporio en fósiles. Este año tenemos el objetivo de buscar los fósiles más antiguos en Puerto Suárez, que datan de la edad precámbrica, hace unos 600 millones de años. También hemos encontrado fósiles vertebrados en La Guardia, en La Bélgica, en Vallegrande, en Charagua, etc., donde hace 6.000 años pululaban grandes animales, como el megaterio, que medía entre cuatro y seis metros de altura, pariente del perezoso. 

¿Qué se necesita para incentivar este oficio? 
Gente de ciencia nos hemos reunido y hemos firmado un documento para presentarlo al gobernador Rubén Costas solicitando la creación de un centro de investigaciones orientales, para incrementar los estudios y para que ahí trabajen profesionales jóvenes que no hallan espacios laborales. Yo propongo crear museos en las provincias. Por ejemplo, en Montero, donde se estudie la caña de azúcar; en Camiri, el petróleo; culturas arqueológicas en los valles; el museo del barro y la alfarería en Cotoca y otros.

¿Qué gana el país incentivando la paleontología? 
Mucho. Si hacemos un paralelismo con Neuquén (provincia del sur argentino) es un emporio en fósiles de dinosaurios. El hecho de haber descubierto los más grandes dinosaurios del mundo, tanto carnívoros como herbívoros, ha originado que las universidades habiliten cátedras especializadas, que el Gobierno funde museos, a los que llegan frecuentemente delegaciones científicas de todas partes del mundo. Si nosotros descubriéramos fósiles, más de los que ya hemos descubierto, como hicimos con las plantitas de San Isidro (Charagua) y el tiburón Parahelicoprion mariosuarezi, habría un intercambio científico y un interés turístico importante. 



En esta nota