tendencias

¿Por qué odiamos nuestra propia voz?


¿Te has escuchado en un grabación y has dicho "yo no hablo así"? Malas noticias, parece que sí lo haces. Mira cuál es la explicación biológica a este fenómeno

Es un fenómeno más común de lo que parece, a casi nadie le gusta su voz
Escuchar el artículo Pausar Lectura

10/05/2016

Es casi seguro que si has escuchado tu voz en una grabación, no te haya gustado por ser demasiado aguda o un poco gangosa. Este fenómeno es mucho más común de lo que pensamos y tiene una explicación biológica.

Malas noticias: la voz que escuchas en la grabación es más real que aquella que oyes cuando hablas directamente. Sucede, según un estudio publicado en el portal batanga.com, cuando hablamos el sonido llega a través de dos formas: por un lado, a través del conducto auditivo externo y, por el otro, percibimos la vibración interna de las cuerdas vocales y algunos huesos del cráneo.  Éste último sonido tiene un tono más grave, lo que hace que escuchemos nuestra voz menos aguda de lo que en realidad.

Las vibraciones internas no se pueden percibir en la voz de otra persona ni en una grabación de la nuestra, por eso es que nos llevamos una "sorpresa" cuando nos escuchamos en un audio.



 




En esta nota