TENDENCIAS

Playlist de Spotify hizo que ganara $us 1 millón


La app, que paga a los autores en función al número de reproducciones de las canciones de los artistas, no contaba con la astucia de un usuario

Millones de usuarios utilizan esta app a diario. Es de las más populares entre los jóvenes
Escuchar el artículo Pausar Lectura

05/03/2018

El éxito conseguido por un par de playlists fue el detonante para que Sptify diera cuenta de un fraude surgido en Bulgaria por un usuario o un grupo de estos que crearon sus propias canciones y las reprodujeron con más de 1.200 cuentas falsas para conseguir beneficios. 

La app, que paga a los autores en función del número de reproducciones que acumulan sus canciones, generó ganancias por encima del millón de dólares para el artífice de esta idea.

Según publica el medio Music Business World, un usuario había grabado y registrado una serie de canciones que, posteriormente, había publicado en Spotify. Dichas canciones, con nombres de artistas desconocidos –posiblemente inventados– rondaban los 30 segundos de duración, mínimo establecido por Spotify para pagar los royalties.

Esas 1.200 canciones se encontraban, sobre todo, en las playlists “Soulfoul Music” y “Music From The Earth”. La primera de ellas, sin ir más lejos, estaba compuesta por 465 de estos temas de medio minuto, y había llegado a ser la 35ª lista más popular del mundo, y la 11ª en Estados Unidos.

Las reproducciones que acumulaban las canciones no concordaban con el número de seguidores (1.200). ¿Dónde está el truco? En que el mismo usuario que había publicado las canciones había creado esas 1.200 cuentas, y las usaba para reproducir las canciones en bucle.

Ambas listas de reproducción desaparecieron de Spotify, aunque sigue habiendo varias canciones búlgaras de 30 segundos circulando por el servicio que todavía se pueden encontrar.

Desde Sptofy advirtieron que invierten continuamente en perfeccionar estos procesos y mejorar sus métodos de detección y eliminación, algo que puede llevar a acciones legales.



 




En esta nota