SOCIEDAD

Por ser niñas y líderes serán por un día gobernadora, rectora y periodistas


Siete asumirán instancias de poder en instituciones, entre ellas una de Cabezas que hoy ocupará el cargo de Rubén Costas para vivir la experiencia de ser autoridad y proponer ideas de trabajo; otras menores harán lo propio en EL DEBER 

Las adolescentes María Clara y Marena fueron autoridades de la universidad Utepsa por un día

10/10/2017

Siete niñas asumirán hoy cargos simbólicos de poder en importantes instituciones de Santa Cruz (ayer asumieron dos en la Utepsa) dentro de un proyecto denominado Movimiento por ser niña  que lleva adelante la fundación Plan Internacional a escala mundial, con la finalidad de disminuir la discriminación y apoyar a niñas y a mujeres jóvenes para que asuman roles protagónicos en espacios políticos, económicos y sociales dentro de sus derechos.

En ese marco, María Sara López Viveros, de 14 años, será gobernadora del departamento hoy, todo el día, asistida por el titular Rubén Costas, al cual, al final de la jornada, dejará propuestas en favor de las niñas, que según estudios, son las personas más discriminadas del planeta en términos de educación y están expuestas a la violencia de género y a la explotación económica y sexual.

De la zona rural
María Sara llegó a la capital cruceña ayer por la tarde procedente del municipio de Cabezas, dispuesta a vivir la experiencia de convertirse en la primera autoridad del departamento aunque sea por unas horas, pues cree que será muy provechoso.

La estudiante proviene de una familia humilde, cuyos padres (abuelos) no saben leer ni escribir, pero anhelan que ella tenga la formación que ellos no tuvieron.

María Sara es parte de un grupo de chicas abordadas por el proyecto que apuntala Plan Internacional Santa Cruz desde hace años, sobre todo en las zonas rurales del departamento, manifestó Armando Oviedo, gerente de la entidad que impulsa esta iniciativa enfocada en hacer visibles a las niñas y a inspirar en las autoridades compromisos y acciones que promuevan sus derechos.

“Me seleccionaron para ser gobernadora por saber más sobre los derechos de los niños luego de leer la ley 548 y por conocer sobre el proyecto que ayuda a las personas en las poblaciones más alejadas. Yo soy una niña del área rural, mi comunidad es muy chica y más al fondo hay otras comunidades en las que no conocen este tipo de cosas”, dijo María Sara, que vive en Río Seco, uno de los distritos del municipio de Cabezas.

La adolescente cursa el segundo de secundaria en el colegio Río Seco I y sueña con ser profesora o ingeniera petrolera. “Le voy a proponer al gobernador erradicar la violencia más que todo hacia las niñas y niños; esa sería mi mayor prioridad, además de pedirle erradicar la pobreza”, indicó.

Otras cuatro niñas asumirán cargos hoy en el diario EL DEBER. Una ejercerá la función de jefa de redacción y las otras fungirán como periodistas de distintas áreas del periódico en toda la jornada, proponiendo temas relacionados con la niñez que consideran deberían estar en la agenda noticiosa de los medios.

Asimismo, mañana, en la localidad de El Torno, otra estudiante asumirá como alcaldesa, con el  mismo propósito de empoderar a las mujeres desde la niñez.

Experiencia en la Utepsa

El primer acto simbólico del  proyecto, que contempla una serie de actividades previas a la celebración del Día Internacional de la Niña este 11 de octubre, se dio ayer en la Universidad Tecnológica Privada de Santa Cruz, donde posesionaron a la niña María Clara Rueda Parada (12) como rectora de dicha casa académica y a Marena Acosta Borda (11), como vicerrectora.
Ambas, después de reunirse con el rector titular y con agentes de Plan Internacional, tuvieron su primer acto protocolar asistiendo a la Casa Melchor Pinto, donde 13 universidades, incluida la Utepsa, firmaron un convenio para tomar acciones contra el acoso sexual.

“Me parece más que nada algo simbólico para alcanzar la equidad de género, porque este proyecto, más que nada, es para que las niñas crezcan en un ambiente sano, para eliminar los estereotipos que la sociedad suele ponernos. Por ejemplo, aquellos países que menosprecian a la mujer, que la utilizan como una moneda de cambio simplemente porque es una mujer y no le dan oportunidad para demostrar sus capacidades”, manifestó María Clara, que estudia en el colegio Isabel Saavedra.

“Me gustaría mucho llegar a hacer grandes cosas, hacer entender a la gente que discriminar a la mujer no lleva a nada”, señaló, por su parte, Marena, alumna del colegio Uboldi.

“Hemos nombrado por hoy a una rectora y a una vicerrectora. Ellas se van a encargar de la actividad de la universidad, van a tener reuniones con todas las áreas y al final del día lo harán con nosotros y vamos a recoger sus impresiones y sugerencias; sabemos que son personas que tienen total capacidad y habilidades; con seguridad que nos van a dar muchas luces de cómo conducir una universidad”, indicó Antonio Carvalho, rector de la Utepsa.

Estos actos simbólicos se realizarán hoy en La Paz, Tarija y Sucre, y también en otros países latinoamericanos, según Armando Oviedo. “La campaña pretende visibilizar a las niñas y los obstáculos que tienen para ejercer sus derechos; es necesario que sumemos voluntades y compromisos”, concluyó Oviedo.

Universidades se alían contra el acoso sexual
Trece universidades que operan en Santa Cruz firmaron ayer un convenio para tomar acciones contra el acoso sexual en los campos universitarios.

La firma del documento se realizó en la Casa Melchor Pinto de la capital cruceña y contó con la presencia de rectores y representantes de la Católica San Pablo, Domingo Savio, Ecológica, NUR, Uagrm, Ucebol, Udabol, UDI, UEB, UNE, Unifranz, UPSA y Utepsa.

El objetivo es promover una cultura de equidad de género en el ámbito de las universidades y establecer una normativa institucional para prevenir y sancionar este fenómeno.

“El hecho de que más del 25% de estudiantes haya sufrido este tipo de violencia es grave. No podemos permitir que Santa Cruz siga con semejantes cifras”, dijo Antonio Carvalho, rector de la Utepsa.

“El convenio marco establece como política general que todas las universidades tengan su reglamento que cree el mecanismo de procesamiento interno para cuando se presenten estas prácticas”, indicó José Landriel, vicerrector de la  Domingo Savio.



En esta nota