brasil

Mosquitos transgénicos combaten el dengue


Estos mosquitos, todos machos, atraen a las hembras para copular, pero las crías no alcanzan la edad adulta. Así se espera reducir la población de Aedes aegypti

El ministerio de Salud informó este lunes que suman 745.900 brasileños infectados en las primeras 15 semanas del año

04/05/2015

Al menos 229 personas murieron por dengue en Brasil en lo que va de 2015, la mayoría en el populoso estado de Sao Paulo (sudeste), donde mosquitos transgénicos comienzan a ser usados para combatir esta enfermedad, convertida ya en epidemia.

La ciudad de Piracicaba (160 kilómetros al oeste de la capital San Pablo) soltó el jueves los primeros 100.000 mosquitos transgénicos para luchar contra la enfermedad.

Estos mosquitos, todos machos y liberados en la naturaleza en cantidades dos veces superiores a las de los no modificados, atraen a las hembras para copular, pero las crías no alcanzan la edad adulta. De esta forma se espera reducir la población de Aedes aegypti, vector de la enfermedad viral, y en consecuencia los índices de la enfermedad.

La alcaldía de Piracicaba lleva a cabo la experiencia junto a la empresa británica Oxitec, que en julio del año pasado inauguró una planta en Campinas (a unos 100 kilómetros de Sao Paulo) con capacidad para producir 550.000 crías por semana.

Casi 750.000 brasileños con dengue

El ministerio de Salud informó este lunes que suman 745.900 brasileños infectados en las primeras 15 semanas del año, un alza de 234% respecto al mismo período del año pasado. Esa cifra equivale a 67,8 personas infectadas cada 100.000 habitantes, una epidemia según los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El número de fallecidos aumentó 44,9% respecto a las primeras 15 semanas de 2014. Del total, 169 muertes se registraron en Sao Paulo, un récord en el estado más poblado de Brasil desde que comenzaron las mediciones en 1990. El motor económico del país concentró más de la mitad de los casos (401.564).

El Aedes aegypti es un mosquito totalmente adaptado a la vida de las ciudades, ya que cualquier fuente de agua estancada -incluso un florero- puede ser su hábitat. Las altas cifras de 2015 coinciden con la sequía histórica que padece el sudeste brasileño, lo que ha empujado a muchos vecinos a almacenar agua en depósitos caseros no siempre bien protegidos.

El dengue provoca fiebres altas, dolores musculares y hemorragias en su versión más grave, que puede ser mortal.

,
mosquitos transgénicos


En esta nota



e-planning ad