TENDENCIAS

Los cuarentones son más propensos a la marihuana


No son los adolescentes rebeldes quienes tienen más tendencia a consumir cannabis, sino sus papás. Los 'baby boomers' ahora pueden acceder al uso medicinal

un rango de 13 años se comparó los datos con un estudio realizado el año 2000 El estudio sugiere que las tasas de consumo de cannabis en adolescentes tiende a bajar
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/09/2016

En el imaginario popular, los mayores consumidores de marihuana son jóvenes rebeldes. Pero un nuevo estudio puede desterrar ese mito: actualmente los estadounidenses de mediana edad son más propensos a consumir marihuana que los adolescentes.

La investigación realizada por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, y publicada en el periódico Washington Post, revela que el 7,4% de los estadounidenses entre 12 y 17 años fuman marihuana con regularidad y que mientras su consumo tiende a bajar, el de los mayores aumenta.

Desde el año 2002, el consumo de los americanos entre 45 a 54 años ha subido un 50%. Hay un dato aún más alarmante, entre las edades de 55 a 64 años, el consumo se incrementó en más del 400% en ese mismo periodo.
"Durante los últimos 13 años, el consumo de marihuana (…) ha aumentado constantemente en Estados Unidos, especialmente entre los mayores de 26 años", manifestó el autor del informe, Alejandro Azofeifa citado por el Washington Post.

Las cifras revelan que si la tendencia de consumo se mantiene, en los próximos años, el uso de marihuana será mayor entre las personas de 50 y 60 años que entre los adolescentes y jóvenes.

Las causas
Varios factores pueden explicar este fenómeno. El primero es que quienes ahora están en la década de los 50, pertenecen a la generación de los baby boomers (nacidos en el periodo de posguerra, entre 1946 y 1965), que históricamente se ha posicionado a favor del uso y la legalización de la marihuana. Según el estudio, muchos de ellos han sido y siguen siendo consumidores habituales de marihuana desde su juventud.

De hecho, datos de encuestas nacionales confirman que la generación boomer era partidaria de la legalización de la hierba en la década de 1970. Pero a medida que consiguieron trabajo, tuvieron hijos y se establecieron, en la década de 1980, su apoyo a la legalización fue cayendo. Posteriormente, volvieron sus primeros ideales y en 2013, la mitad de los boomers en Estados Unidos apoyó la legalización.

Otro de los factores determinantes es la facilidad de acceso en algunos estados (25 para ser exactos), donde la marihuana es legal para usos medicinales. Muchos adultos, explica el informe, prefieren reemplazar los remedios por la hierba para tratar males como el insomnio, dolores crónicos o artritis de forma natural.

La paradoja
Quienes se oponen a la legalización de la marihuana en varios países centran sus argumentos en el riesgo que supone su consumo para los niños y jóvenes.
Estas cifras sugieren que el acceso a la hierba, para fines medicinales o de recreación, puede afectar también a los adultos



 




En esta nota