tendencias

Leches de animales versus leches vegetales


Tiene un alto valor nutritivo y es uno de los alimentos más completos. Muchos animales la proporcionan. Ahora también se extraen del reino vegetal

Leche de vaca, de cabra, de burra versus las leches de vegetales como el coco, la soya, las almendras, la avena y el arroz. Enterate de sus propiedades y beneficios para la salud
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/06/2016

La idea de que la leche hace bien, que es un alimento de lo más sano y que todos deberíamos tomar leche a diario ha sido profundamente divulgada por la ciencia occidental y por los medios de comunicación y colegios médicos.

Una rápida búsqueda por internet da como resultado un sinfín de personajes que aseguran que el consumo de leche de vaca tiene efectos perjudiciales para la salud humana. Asimismo, algunas de las contraindicaciones de la leche es que estimula la producción de mucosa en las vías respiratorias, haciéndola peligrosa para asmáticos, o que tiene un alto contenido calórico, convirtiéndola en un producto de consumo no apto para personas con tendencia al sobrepeso.

En defensa de la leche de vaca, está comprobado que previene la osteoporosis, que ayuda a prevenir la aparición de caries en los dientes y de cálculos renales. Contiene una gran concentración de calcio y se puede consumir de diversas formas, como en yogurt o quesos.

Ahora no todo es leche de vaca o leche de soya, también hay una serie de otras leches que se pueden consumir, cada una con sus propiedades y beneficios específicos. A continuación, una breve lista de leches con algunas de sus propiedades según los sitios veoverde.com, mejorconsalud.com y natursan.net

Leche de vaca
Es uno de los alimentos de origen animal más consumidos tradicionalmente, y también más promocionados y recomendados, está viviendo en los últimos años una pérdida de popularidad. Mientras que unos nutricionistas la defienden firmemente, otros recomiendan que no se tome más allá de los primeros meses de vida.

Tiene un alto valor nutritivo y es uno de los alimentos más completos. Contiene proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales, además aporta nutrientes imprescindibles en las etapas de desarrollo. A pesar de ser un alimento muy completo, carece de fibra, hierro y vitamina C.

Leche de cabra
Cuyo contenido en vitaminas diversos estudios han comparado con la leche materna. Uno de los argumentos por los que esta leche está recomendada también para niños.

La leche de cabra contiene menos caseína, por lo que se considera un alimento hipoalergénico y menos lactosa que la leche de vaca, lo que hace que sea más digestiva y mejor tolerada por quienes padecen intolerancia a la lactosa. De un color más blanco que la leche de vaca (ya que no contiene caroteno, un pigmento vegetal), es una fuente extraordinaria de nutrientes. Así, aporta proteínas de alta calidad, vitaminas (A, B, C y D) y minerales(calcio, hierro, fósforo, selenio, potasio, zinc, manganeso). Tanto el calcio como la vitamina D son dos nutrientes esenciales para mantener la salud de los huesos.

La leche de cabra no solo te cuida por dentro, también por fuera, ya que es un buen aliado de la piel como ingrediente de cremas para tratar problemas como acné, sequedad, eczema o psoriasis. De efecto antiinflamatorio, antibacteriano y exfoliante, además la leche de cabra ayuda a retardar la aparición de las arrugas.

Leche de burra

Las propiedades de la leche de burra son conocidas desde la antigüedad, en especial sus propiedades cosméticas y curativas. Mucho menos consumida que otras variedades de leche, sus propiedades también la convierten en un buen sustituto de la leche tradicional de vaca. De hecho, la leche de burra contiene menos grasa y más nutrientes que la leche de vaca. Algunas investigaciones han constatado también las propiedades cardio protectoras de la leche de burra, gracias a su contenido en Omega 3, especialmente beneficioso para la salud del corazón.

Reduce el colesterol (gracias a su contenido de ácidos grasos omega 3 (similar al aceite pescado); ayuda a adelgazar (aunque tienes similares calorías que la leche de vaca, engorda menos, ya que estimula más el metabolismo).

Leche de coco
Es una bebida natural llena de beneficios nutricionales y propiedades preventivas y curativas. No debés confundir la leche de coco con el agua de coco. La primera consiste en el líquido que hay en el interior de los cocos maduros, ya formada la pulpa y acumuladas grasas; mientras que el agua de coco lo encontrás en el interior de los cocos inmaduros.

La leche de coco es una bebida equilibrada con un alto contenido en nutrientes esenciales, entre los que podemos mencionar: Hidratos de carbono, proteínas y grasas. Además de carbohidratos, proteínas y grasas la leche de coco es una bebida interesante en lo que se refiere a su contenido en otros nutrientes esenciales, como por ejemplo es el caso de vitaminas del grupo B, las cuales ejercen importantes funciones nutritivas y energéticas del sistema nervioso. También aporta vitamina C. Es sumamente rico en minerales y oligoelementos, entre los que podemos mencionar el potasio, fósforo, selenio y cromo. Su contenido en azúcar es bajo

Leche de soya
Es la más habitual y la que, seguramente, ya has consumido alguna vez. Una de las leches vegetales más beneficiosas y de más antigüedad, con origen en China y extendida a América y Europa a lo largo del siglo XIX. Es buena para personas alérgicas a la lactosa. Es la más digestiva gracias a que no necesita enzimas para ser digerida. Es excelente para personas con diabetes ya que libera los azúcares poco a poco, manteniendo este componente en sangre en su modo más óptimo. Disminuye el colesterol, siendo una de las leches más beneficiosas gracias a su composición a base de isoflavonas, ácidos grasos y proteínas. Tiene alto contenido en calcio. Mejora la circulación y la cicatrización. Dispone de potasio y magnesio, ideal para el control de la hipertensión arterial.

Leche de almendras
Otra opción excelente dentro de las leches vegetales, indicada para niños que están creciendo, personas que tengan bajas de energía y que necesiten de un complemento alimenticio. Es una de las más nutritivas. Es digestiva. Beneficiosa para personas anémicas, débiles, con problemas hepáticos o desnutridas. Es conveniente para cerebro y los músculos por su alto contenido en potasio. Previene la osteoporosis. Las almendras ayudan a reducir el colesterol. Su alto contenido en fibra, es ideal para el estreñimiento. Disminuyendo además el riesgo del cáncer de colon. Alto contenido en magnesio, hierro, calcio y vitamina E.

Leche de avena
Una bebida excelente para aquellas personas que deseen cuidarse y bajar de peso. Tomarla por las mañanas es ideal para obtener una buena ración de energía sin nada de grasas.

Entres sus cualidades destaca su alto contenido en fibra fortalece el sistema digestivo, y nos ofrece una sensación saciante. Disminuye el colesterol, la diabetes. Es muy rica en carbohidratos, dándonos más proteínas incluso que el arroz o el trigo. Dispone de ácidos grasos esenciales, como el linoléico, antioxidantes y vitamina E. Su alto contenido en betaglucanos, ayuda a disminuir el colesterol y los ácidos biliares del intestino, absorbiéndolos y evitando así que elementos nocivos pasen al organismo.

Leche de nueces
Dentro de las leches vegetales, la de nueces es muy indicada para casos de diarrea. Es una bebida con alto contenido en antioxidantes. Previene enfermedades cardiovasculares, así como la diabetes. Según numerosos estudios, es más beneficiosa que otros antioxidantes, como por ejemplo las naranjas, espinacas, zanahorias o tomates. Dispone de un maravilloso combinado de vitamina E, ácidos grasos omega 3 y omega 6 los polifenoles y los oligoelementos, selenio, cobre, zinc y magnesio ideales para nuestra salud y la de toda la familia.

Leche de arroz
No debe confundirse con el agua de arroz, la que se usa normalmente cuando se padece diarreas. Esta leche está elaborada a través de granos de arroz, frescos, molidos y cocidos y después fermentados. Es una bebida ligera y dulce que no contiene gluten. Se digiere muy bien, y además, es relajante. Su contenido en triptófano y vitaminas del grupo B, convierten a esa bebida en la llamada “semilla de la serenidad” ya que estas sustancias son muy adecuadas para obtener energía y equilibrio en el sistema nervioso. Posee propiedades depurativas e hipotensoras. Es ideal también para controlar el peso, tiene menos calorías que la leche de soja, y la de almendras, siendo además muy nutritiva.



 




En esta nota