tendencias

Japón prueba un servicio de reparto con drones


El proyecto ya está en prueba en la ciudad de Tokio. Los drones transportaron mercancías con botellas de vino y cartones de leche. Aterrizaron hasta en tejados

Drones como este ya han sido utilizados en distribución de correspondencia, ahora prueban con otras mercancías
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/04/2016

El Gobierno japonés y varias compañías del país comenzaron a probar hoy un potencial servicio de reparto a domicilio con drones en la ciudad de Chiba (al este de Tokio), lo que supone el primer ensayo de este tipo en una zona urbana en Japón.

Los drones transportaron mercancías como botellas de vino o cartones de leche entre varios puntos de Chiba, un área donde no se aplica la legislación vigente que restringe el uso de las aeronaves de este tipo, informó la agencia Kyodo.

El aparato aterrizó sin problema en parques, centros comerciales
y hasta en el tejado
de un edificio residencial sin que los bienes
que transportaba resultaran dañados.

En una próxima fase de prueba los drones transportarán paquetes
desde la bahía de Tokio hasta Chiba, a unos diez kilómetros de la
capital nipona, y el objetivo será lograr una tecnología que permita
vuelos estables pese al viento o la lluvia
, además del desarrollo de
una normativa de tráfico específica para drones.

El gigante nipón del comercio electrónico Rakuten, la tecnológica
NEC o la cadena de supermercados Aeon, entre otras compañías,
esperan que el servicio esté operativo en 2020, año en el que Tokio
acogerá los Juegos Olímpicos.

El ejecutivo nipón busca también implementar un sistema de reparto de medicamentos a través de drones a zonas aisladas y con escasas instalaciones médicas en 2018, por lo que tendrá que aprobar una nueva legislación para regular las rutas y las mercancías permitidas para el transporte en aviones no tripulados.

Japón no contaba con legislación específica sobre drones hasta el
pasado septiembre, cuando se adoptaron medidas después de que un
hombre volara uno de estos aparatos con material radiactivo hasta el
tejado de la residencia del primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Actualmente la ley aeronáutica nipona actual prohíbe volar drones
sobre zonas residenciales populosas sin permiso
gubernamental (por ejemplo, en la capital y zonas cercanas a aeropuertos), y establece
que durante el vuelo han de mantenerse a cierta distancia de las
personas y los edificios.



 




En esta nota