SOCIEDAD

Hay crisis de aprendizaje en la educación en países de ingreso bajo y mediano


Entre ellos figura Bolivia. Alertan que sin aprendizaje la educación no puede ser el factor determinante para poner fin a la pobreza

Para la elaboración del informe se hicieron reuniones de consulta a 20 países, entre los que estuvo Boivla

29/09/2017

Millones de jóvenes estudiantes de países de ingreso bajo y mediano, entre los que está Bolivia, enfrentan la posibilidad de perder oportunidades y percibir sueldos más bajos en el futuro debido a que la escuela primaria y secundaria no les brindan las herramientas necesarias para prosperar en la vida. De acuerdo con un nuevo informe del Banco Mundial, en el que se alerta sobre una “crisis del aprendizaje” en la educación a escala mundial, la escolarización sin aprendizaje no es solo una oportunidad desaprovechada, sino también una gran injusticia para los niños y los jóvenes de todo el mundo.

En el Informe sobre el desarrollo mundial 2018: Aprender para hacer realidad la promesa de la educación se sostiene que, sin aprendizaje, la educación no podrá ser el factor determinante para poner fin a la pobreza extrema, generar oportunidades y promover la prosperidad compartida. Incluso después de asistir a la escuela durante varios años, millones de niños no saben leer, escribir ni hacer operaciones matemáticas básicas. La crisis del aprendizaje está ampliando las brechas sociales en lugar de cerrarlas. 

Los estudiantes jóvenes que ya se encuentran en una situación de desventaja debido a la pobreza, a conflictos, a cuestiones de género o a discapacidades llegan a la primera etapa de la adultez sin contar siquiera con las competencias más básicas para desenvolverse en la vida. 

“Esta crisis del aprendizaje es una crisis moral y económica”, declaró el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim.

“En el caso de los jóvenes, la educación, cuando funciona como es debido, fomenta el empleo, incrementa los ingresos, mejora la salud y reduce la pobreza. A nivel social, estimula la innovación, fortalece las instituciones y promueve la cohesión social. Pero estos beneficios dependen del aprendizaje, y la escolarización sin aprendizaje es una oportunidad desaprovechada”, indicó. 

En el informe se señala que, cuando los países hacen del “aprendizaje para todos” una prioridad nacional, los niveles educativos pueden mejorar considerablemente.

El informe alerta que los países en desarrollo están muy lejos de donde deberían estar en el área del aprendizaje y muchos no invierten suficientes recursos. 
Pero no es solo una cuestión de dinero; los países también deben invertir en la capacidad de las personas y las instituciones que tienen a su cargo la educación de sus hijos. 



En esta nota



e-planning ad