MUNDO

Hacen filtros para agua y aire a partir del bagazo de la caña


El Centro Nacional de Pesquisas en Energía y Materiales desarrolla un poderoso purificador   a partir de los residuos del vegetal. Resulta ser un 20% más barato que el carbón importado

Grandes ingenios azucareros, como el de Guabirá, se encuentran instalados en Bolivia

09/01/2017

Un centro tecnológico brasileño desarrolló un material para purificar agua y aire a partir del bagazo de la caña de azúcar que ha demostrado ser eficaz y viable en experimentos realizados en China.
Los investigadores del Centro Nacional de Pesquisas en Energía y Materiales (Cnpem), organismo vinculado al Ministerio de Ciencia y Tecnología, convirtieron el bagazo de la caña de azúcar, un residuo agrícola, en un poderoso filtro de carbón activo mediante el aprovechamiento de nanopartículas de plata agregadas al material.

El carbón activo desarrollado con el residuo agrícola "es una alternativa económicamente viable, hasta un 20 % más barata que el actualmente importado por Brasil, y con la misma eficacia en comparación con productos ya existentes en el mercado", informó el Cnpem.

 El material puede ser utilizado, entre otras aplicaciones, para tratar agua en las empresas de saneamiento o purificar el aire contaminado por los gases emitidos por vehículos en una ciudad. La innovación, además, le da un nuevo uso a un abundante residuo agrícola de Brasil, el mayor productor mundial de caña de azúcar.

Residuos
Según estadísticas de los productores, Brasil produjo en su última cosecha 666.000 toneladas de caña de azúcar, de las que una tercera parte quedó convertida en bagazo tras ser procesada por las plantas.
"Ese residuo sirve como materia prima para producir un material avanzado con elevadas propiedades antibacterianas cuando se la asocia a las nanopartículas de plata. Se trata, por lo tanto, de un excelente material para la descontaminación ambiental", afirmó el especialista Diego Martínez, investigador del Laboratorio Nacional de Nanotecnología (LNNano).

El proyecto tuvo origen ante la demanda de una empresa eléctrica que utiliza el bagazo de la caña como fuente de una térmica y que dejaba como residuo, producto de la quema del vegetal, un nuevo residuo rico en carbono y propicio para la producción de carbono activo.

Filtros
Brasil utiliza grandes volúmenes de carbono activo, en su mayoría importado y fabricado a partir de madera, huesos o cáscara de coco, como filtro en plantas de tratamiento de agua.
"El gran problema es que Brasil depende mucho del mercado exterior para la obtención del producto. El carbón activo que producimos puede salir un 20% más barato que el importado", explicó Mathias Strauss, investigador del LNNano 

Del vegetal dulce nada se desperdicia
De la caña de azúcar no se desperdicia nada. Sus hojas  y bagazo son utilizadas en alimento para animales como ganado y porcinos.
De la combustión del bagazo se genera energía eléctrica. A partir de las mieles y azúcares se fabrican confites, dulces y bebidas.

Mediante un proceso de destilación de las mieles se fabrica etanol, combustible vehicular, considerado como la gran alternativa en la absorción de CO2, contribuyendo así con el cuidado del medioambiente.
La fibra de caña de azúcar  sirve para la fabricación de papel. Esta fibra tiene la característica de ser biodegradable, compostable y reciclable.



En esta nota



e-planning ad