AL FIN VIERNES

¡Había una vez!, un taller lúdico y literario para que ellos disfruten


Iniciativa. En De la cuna a la luna han preparado para este mes jornadas de lectura y entretenimiento a través de cuentos pintados e inventados. Son los martes y jueves

Que el tiempo de descanso sea para aprender jugando

11/08/2017

Querés mejorar la habilidad lectora de tu hijo? ¿Sabías que cuando lo iniciás en la lectura de los cuentos, tu pequeño no solo despierta el placer de leer, sino que aprende a dominar mejor el vocabulario y desarrolla también su personalidad?

Pensando en estos beneficios, es que en De la cuna a la luna, los martes y jueves de todo este mes y parte de septiembre, realizará el taller lúdico y literario ¡Había una vez!, en el que se trabajará con cuentos infantiles clásicos como Caperucita Roja y Los tres cerditos.

Durante dos horas, de 15:30 a 17:30, los chicos, de cuatro a siete años, podrán divertirse en este espacio de enseñanza por medio de diferentes técnicas creadas para que comiencen a adquirir el gusto por la lectura.

Entre los métodos que las especialistas de este centro utilizan están los cuentos pintados e inventados, juegos teatrales, música y arte, creación de instrumentos con material ecológico y las rutinas de pensamiento.

“Los chicos desarrollan la comprensión y la creatividad, rutinas básicas de pensamiento que son herramientas para el buen aprendizaje”, informó el equipo encargado de elaborar el proyecto educativo.

El cupo máximo es de ocho niños y los padres pueden dejarlos y recogerlos cuando finalice el mismo.

¿Y LOS MÁS  CHICOS?
Baby Jardín se llama el proyecto dirigido para los más pequeños, que con estímulos especiales van descubriendo el mundo que los rodea. 

Esta actividad está dividida en tres grupos: bebés de seis a 12 meses (martes y jueves, de 10:00 a 11:30), niños de 13 a 36 meses (lunes, miércoles y viernes, de 9:30 a 11:30) y por las tardes, chicos de 18 meses a tres años (lunes, miércoles y viernes, de 15:30 a 17:30).

“Este es un programa diseñado para desarrollar y potenciar  todas las habilidades del niño, a través de experiencias multisensoriales, lúdicas y artísticas”, indicaron desde el centro.

En este caso, las expertas recomiendan asistir con ropa cómoda, tanto el padre como el hijo, para las diversas acciones que se realizan en el taller. 
Este programa es anual y las inscripciones son continuas. 






e-planning ad