Ciencia y Vida

Estados Unidos cambia de planes: volverá a la Luna antes de ir a Marte


“Volveremos a enviar astronautas a la Luna, no solo para dejar huellas y banderas”, dijo el vicepresidente de Estados Unidos. El viaje al planeta rojo se posterga

La conferencia de prensa se realizó en el Consejo Nacional Espacial de Virginia (Reuters)

15/10/2017

La NASA da un giro en sus planes espaciales y vuelve a mirar a la Luna. Según anunció el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, la agencia espacial volverá a conquistar el satélite terrestre antes de intentar llegar a Marte.

El objetivo es instalar una estación espacial lunar y, a modo de prueba, llevar a cabo una misión tripulada de un año en la nave que usarán los astronautas para ir algún día al planeta rojo. De concretarse, la misión se convertiría en el primer regreso a la Luna desde Apolo 17 que fue en 1972 (si es que otra potencia no llega antes).

“Volveremos a enviar astronautas a la Luna, no solo para dejar detrás huellas y banderas”, dijo Pence durante su discurso en el Consejo Nacional Espacial de Virginia y anunció que el Gobierno construirá las bases para mandar estadounidenses “a Marte y más allá”. 

En un artículo publicado en el periódico The Wall Street Journal, Pence afirma que la Luna es un objetivo estratégico, pero deja claro que “Estados Unidos será la primera nación en llevar la raza humana a Marte”.

Si bien las intenciones de conquistar el planeta rojo siguen en pie, la instrucción de la administración de Trump de enfocarse en el desarrollo de sistemas para aterrizar en el satélite -y debido a los altos costos que esto significa- se puede retrasar cualquier intento de ir a Marte, explica un artículo del portal IFL Science.

Más allá de los anuncios hechos por Pence, no se conocen datos específicos del nuevo plan: ni cronograma, ni detalle de los equipos, ni resultados de nuevos estudios.

Luna, Marte, Luna
No es la primera vez que Estados Unidos cambia de planes: durante la gestión de George W. Bush la mira estaba en la Luna, luego, con Barack Obama, se arriesgaron a señalar un horizonte más lejano y fijaron a Marte en la agenda del 2030. Ahora, con Donald Trump, la próxima parada espacial vuelve a ser la Luna, al menos como escala al planeta rojo.

Dejando de lado teorías conspirativas, quienes nacieron después de 1969 y se perdieron el gran alunizaje de la historia, sueñan con presenciar otro hito espacial, la llegada del hombre a Marte. Mientras tanto, el cine, la televisión y Netflix fueron calentando el ambiente: en los últimos años se publicó más de una decena de producciones entre películas, series y documentales sobre el planeta colorado. 

Por ahora, el plan espacial que parecía encaminado a concretarse para la década del 2030, tendrá que esperar.



En esta nota



e-planning ad