tendencias

El sushi también es cosa de chicas en el Japón


El primer establecimiento de sushi regentado por mujeres de Tokio demuestra que la cocina tradicional también es cosa de ellas

Las chicas de Nadeshico Sushi derriban las creencias populares que han hecho que las mujeres estén de facto vetadas como cocineras de este manjar
Escuchar el artículo Pausar Lectura

26/07/2016

Muchos dirían que pocos platos son más sencillos de cocinar que el sushi. El estilo nigiri consta solo de una cama de arroz, un toque de wasabi y una fina lámina de pescado crudo como colofón. La versión maki es más complicada, se trata de un rulo de arroz recubierto por una piel de alga seca con pescado y verdura en su corazón. En cualquier caso, como sucede a menudo en Japón, las apariencias engañan y preparar un buen sushi es un arte muy delicado.

Basta con visitar cualquier restaurante especializado para certificar que los cocineros parecen estar trabajando en un quirófano. Buscan la perfección en todos los parámetros, desde el punto de cocción del arroz, que se suele sazonar con algo de azúcar y de vinagre, hasta la temperatura a la que se sirve. El pescado, lógicamente, debe ser lo más fresco posible y cualquier chef que se precie madruga para comprarlo en persona.

Según el diario español El País, es en estos pequeños detalles donde se encuentran las excusas que muchos japoneses dan para explicar por qué no aceptan que las mujeres preparen este plato. “La creencia más extendida es que nuestras manos están más calientes que las de los hombres y que eso aumenta la temperatura del arroz y del pescado por encima de lo que se considera idóneo”, explica Yuki Chizui, una de las responsables de un revolucionario restaurante de Tokio. Nadeshico Sushi es uno de los 35.000 restaurantes listados por la Asociación Japonesa de Sushi, el primer local de este tipo gestionado exclusivamente por mujeres: desde la administración, hasta la cocina.

“Existen otros prejuicios. Hay quienes dicen que no podemos trabajar en la cocina de un establecimiento de sushi porque nos maquillamos y utilizamos perfume o porque nuestras manos son demasiado pequeñas. Todo son estupideces infundadas que reflejan el intrínseco machismo de la sociedad japonesa”, remata Chizui. En cualquier caso, puede que el mayor exponente de esa última afirmación sean las declaraciones que hizo Yoshikazu Ono, hijo del afamado chef Jiro Ono, distinguido con tres estrellas Michelín en su pequeño restaurante de sushi del barrio de Ginza: “Las mujeres no pueden cocinar sushi porque menstrúan. Es necesario tener un paladar muy equilibrado y la regla provoca desequilibrios en la percepción del gusto en las mujeres”, afirmó.

Nadeshico Sushi está ubicado en el segundo piso de un edificio de Akihabara, el corazón electrónico de la capital nipona, es fácil que el restaurante pase desapercibido a los ojos del visitante. Solo un discreto cartel en japonés y un pequeño monitor que muestra imágenes del interior dan cuenta de su existencia en una callejuela de este barrio joven dedicado al entretenimiento y las compras. A pesar de ello, siempre está lleno.
?

Las jóvenes de Nadeshico Sushi han logrado ser independientes, gestionar su propio negocio, y propinar un sonoro sopapo a la rígida sociedad japonesa. Pero son conscientes de que no todo el mundo las entiende.



 




En esta nota