tendencias

¡El mismo día! Venció el cáncer y ganó la Lotería


Una mujer galesa al salir de la sala de operaciones le pidió a su hija que comprara el billete que resultó ganador. Se llevó 80 millones de dólares. Conoce su historia

La familia llora de la emoción con el millonario cheque.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

04/08/2016

Hay milagros que llegan por partida doble, prueba de ello es la historia de Sonia Davies de 53 años de edad quien el mismo día que superaba el cáncer resultó ganadora de 80 millones de dólares en la Lotería.

Según relata el portal muy.clarin.com, Davies vive en Monmouth, un pequeño pueblito de Gales con 9.000 habitantes. La mujer junto a su familia estaban viviendo un presente dramático, pues los médicos le habían descubierto meses atrás cáncer en las glándulas tiroides. El pronóstico a futuro no era nada alentador.

Una de las cartas que quedaban por jugar era una operación in extremis. Sonia aceptó. A la enfermedad se sumaba que las finanzas familiares estaban en rojo por los tratamientos médicos y las medicinas que necesitaba.

La familia se trasladó a EE.UU. para la cirugía de la mujer. El viernes pasado Sonia entró a la sala operatoria de una clínica en Florida y terminada la operación, los doctores resplandecían de la alegría. Habían ganado la batalla, enfatiza muy.clarin.com.

Pudieron extraerle el tumor, y de ahora en más, Sonia sólo deberá someterse a controles rutinarios. La mujer, feliz por la noticia, llamó a su hija Stephanie (23), la que recibió la buena nueva. En medio de las lágrimas, Sonia le hizo un extraño pedido: "Hija, hoy es nuestro día de suerte. Tenés que comprar un billete de la lotería".

"Estábamos a punto de volver a casa para celebrar las buenas noticias. Mi esposo, Keith, y yo, creíamos en ese instante que ya éramos las personas más afortunadas del planeta. Y llamamos a nuestra hija Courtney, para pedirle que comprara un billete. Ella no estaba en casa, así que llamamos a Stephanie para que lo comprara ella", relata la mujer.

La hija no dudó un segundo y al llegar a la agencia de lotería optó por gastar cinco dólares y comprar un billete de EuroMillones. Un juego que es furor en todo el continente europeo y reúne pozos increíbles. La chica eligió apresuradamente los cinco números y los dos comodines. Y la historia terminó allí. Momentáneamente.

Ya con Sonia en casa, el domingo, la familia decidió controlar los números. Uno a uno iban saliendo del bolillero. Lo mismo los comodines. La fiesta en la casa de los Davies se hizo interminable. Habían ganado 80 millones de dólares.

Sonia tuvo tiempo para decir: "Lo que vivimos la última semana se parece mucho a una montaña rusa. Nuestra vida estaba en las alturas y luego descendió a los infiernos. Y mi operación y esta fortuna nos llevó de vuelta arriba. No es el cielo, pero es muy cerca".

Los Davies festejan ser millonarios y saldarán sus deudas. Pero la victoria mayor no salió de un bolillero, sino de una sala de operaciones. Ese triunfo no tiene precio. Y no lo pagan ni siquiera 80 millones de dólares.

,
La alegría de la familia fue doble y no dudo en celebrarlo

La alegría de la familia fue doble y no dudó en celebrarlo



 




En esta nota