TENDENCIAS

El extraño fenómeno que inspiró El grito


El icónico cuadro del pintor noruego Edvard Munch estuvo inspirado en las nubes estratosféricas polares


Un estudio explica el fenómeno meteorológico detrás de la obra

30/04/2017

La aparición de nubes nacaradas (extrañas formaciones estratosféricas que se producen en altas latitudes) puede haber inspirado el famoso cuadro El grito del pintor noruego Edvard Munch en 1892, según un nuevo estudio. 


Tres meteorólogos noruegos, cuyos trabajos fueron presentados en Austria durante una conferencia científica, rechazan la hipótesis de que el encendido cielo había sido provocado por las cenizas del volcán indonesio Krakatoa en 1883.


Cuando el pintor noruego explicó su obra, señaló que estaba paseando cuando, de pronto, el cielo se volvió de color "rojo sangre", señala el portal La Jornada. 
"Es probable que detrás de la experiencia vivida por Munch y su célebre El grito estén las 'nubes nacaradas'", dicen.


Estas nubes, que se forman en invierno en la troposfera, a 30 km de la superficie terrestre, aparecen raramente. "Son necesarias condiciones inusuales para que se formen" explicó Helene Muri, de la universidad de Oslo en la conferencia de la Unión Europea de geociencias. Para que sucedan, debe hacer mucho frío (alrededor de 85°C bajo cero en la estratósfera) y cierta humedad, lo que forma pequeños cristales de hielo que reflejan la luz del sol en el ocaso. 



En esta nota