TENDENCIAS

TENDENCIAS

El embarazo modifica el cerebro de las mujeres


La gestación altera la cantidad de la materia gris de varias áreas del cerebro 

Las mujeres embarazadas tienen una alteración en la materia gris del cerebro

20/12/2016

El embarazo provoca cambios en la morfología del cerebro de la mujer, que pueden mantenerse hasta dos años después del parto y están asociados a la adaptación de la madre para atender más eficientemente las necesidades del bebé.

Los investigadores sabían que el embarazo implica cambios hormonales radicales y adaptaciones biológicas, pero los efectos detectados en el cerebro, por científicos del español Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), eran todavía desconocidos.

El estudio, que publica la revista Nature Neuroscience, ha comparado la estructura del cerebro de las mujeres antes y después de su primer embarazo y ha demostrado, por primera vez, que la gestación implica cambios que se mantienen a largo plazo -al menos hasta dos años después del parto- en la morfología del cerebro de la madre.

Mediante el análisis de imágenes de resonancia magnética, los científicos han observado cómo en las mujeres que han vivido su primer embarazo se reduce el volumen de la materia gris en regiones implicadas en las relaciones sociales.

Parte de estas regiones se activan cuando la mujer observa la imagen de su bebé, por lo que probablemente los cambios corresponden a una especialización del cerebro para encarar los retos que supone la maternidad", explicó el investigador de la UAB y del IMIM y director del grupo que ha llevado a cabo el estudio Oscar Vilarroya.

Para hacer el estudio, los investigadores compararon imágenes de resonancia magnética de 25 mujeres embarazadas antes y después del parto, las parejas hombres de 19 de ellas, y un grupo control formado por 20 mujeres que no estaban embarazadas y las parejas hombres de 17 de ellas. El seguimiento duró cinco años y cuatro meses.

La investigación mostró una reducción simétrica en el volumen de la sustancia gris en la línea media cortical anterior y posterior, así como en secciones específicas de la corteza prefrontal y temporal en las mujeres embarazadas.

Estas zonas forman un mapa que coincide, en gran medida, con una red que los neurocientíficos asocian con los procesos implicados en las relaciones sociales.

El estudio permitió determinar sin ambigüedad si una mujer de la muestra había estado o no embarazada en función de los cambios en el volumen de estas áreas del cerebro e, incluso, predecir el grado de vínculo con el bebé después del parto según habían sido estos cambios.

La reducción de materia gris se da en todas las mujeres embarazadas estudiadas y es exclusiva de ellas, lo que indica que probablemente se trata de un cambio debido a los procesos biológicos del embarazo, y no a cambios relacionados con el nacimiento del bebé que también pueden experimentar los padres.

"Creemos que la reducción se debe a un proceso similar a la poda sináptica que tiene lugar durante la adolescencia, donde se eliminan las sinapsis (conexiones neuronales) débiles para favorecer un procesamiento mental más maduro y eficiente", señaló Susanna Carmona, una de las directoras de la investigación.

El estudio tuvo en cuenta las variaciones tanto en mujeres que habían seguido tratamientos de fertilidad como en las que habían quedado embarazadas de forma natural, y las reducciones observadas en la sustancia gris eran prácticamente idénticas para los dos grupos.

Los investigadores no han encontrado que el embarazo provoque ningún cambio ni en la memoria ni en otras funciones intelectuales en las mujeres estudiadas y, por tanto, creen que la pérdida de sustancia gris no implica ningún déficit cognitivo, sino todo lo contrario.

"Los resultados apuntan a que esta plasticidad cerebral inherente al embarazo tiene un fin evolutivo destinado a que la madre infiera eficientemente las necesidades de su bebé", indicaron las investigadoras Erika Barba-Müller y Elseline Hoekzema.

Se trataría de una reestructuración del cerebro con fines adaptativos, para incrementar la sensibilidad de la madre para detectar, por ejemplo, rostros amenazantes o para reconocer más fácilmente el estado emocional de su bebé.



En esta nota



e-planning ad
e-planning ad
LO MAS
Hasta  ahora solo se descubrieron hembras de esta especie diminuta de dos milímetros de largo
CIENCIA

El top 10 de las nuevas especies del 2016

TENDENCIAS

Descubren lava más caliente de los últimos 2.500 millones de años

TENDENCIAS

Un pastor "llama al cielo" en plena predicación

TENDENCIAS

A dieta el macaco más gordo del mundo

TENDENCIAS

Inteligencia artificial de Google crea su propia IA

e-planning ad
En Facebook
PRÓXIMOS EVENTOS
25
MAY
2017
CONCURSO DE CUENTOS Y PINTURA
Concurso
26
MAY
2017
Foro: Normativa sobre Etiquetado de Alimentos y Productos OGM y su Impacto Empresarial
Foro
15
JUN
2017
2do. Concurso de Composición de Música Contemporánea
Quiero publicar un evento (sin costo)
e-planning ad
EL DEBER
 
Te puede interesar
Este es uno de los compuestos que formó parte de la bomba que explotó en Manchester. Foto: NYT
MUNDO

La bomba usada en Manchester era "potente y sofisticada"

El presidente cívico le recordó al Gobierno el pueblo cruceño no es discriminador
SANTA CRUZ

Cívicos piden destituir al responsable del afiche

EN 50 SEGUNDOS

EL DEBER te presenta las 5 destacadas del día

Diez
Los jugadores de Oriente Petrolero fueron hasta el Chaco en vuelo chárter. Foto: José Alí Meza
LIGA

Oriente ya se encuentra en Yacuiba

El United ganó en Estocolmo el único título que le faltaba. Venció en la final al Ajax (0-2). Foto. Reuters
FÚTBOL

United, campeón de la Europa League

Zoch llegó a Oriente en 2013. Foto: Archivo/EL DEBER
FÚTBOL

Zoch se va al Huachipato de Chile

Sociales
SOCIALES

Critican vestuario que las Trump usaron en su reunión con el papa Francisco

SOCIALES

Ariana Grande regresa muy abatida a Estados Unidos

SOCIALES

Marjorie de Sousa gana juicio contra Julián Gil