SOCIEDAD

El duende y la viudita revivirán los mitos en el Halloween camba


Se trata de una actividad organizada por la Federación de Fraternidades a partir de las 19:00. Se realizarán obras de teatro, juegos y se dispondrá de dos pahuichis 

Las fraternidades cruceñas invitan a la población a vestirse de personajes de los mitos cruceños

31/10/2017

En los días de su juventud, dice David Melnik, músico y actor con más de 30 años de vida cultural, que se encontró con el duende, un espectro con la apariencia de un niño de seis o siete años, con el rostro tapado casi por completo por un enorme sombrero de paja. Lo encontró en las orillas del río Piraí, muy cerca de la casa donde nació, en el barrio Ambrosio Villarroel.  

“Estaba por echarme en mi estera (tejido de juncos o palma para cubrir el suelo) cuando lo vi de reojo a unos pasos frente a mí. Me moví más a la izquierda como quien mira para otro lado pero su figura seguía delante de mí”, dijo. 

El músico y compositor Gabriel Rivero Rodríguez recuerda también una breve aparición de un extraño bulto oscuro que se movía, lo vio mientras aprendía a tocar la guitarra en el patio de su casa a la temprana edad de 13 años, y menciona el temor y el respeto que despertaba la viudita en los músicos de la banda con la que salía a dar serenatas.

“Dice que los jóvenes ya no les tienen miedo a los personajes de antaño. En parte porque se han dejado seducir por las costumbres de occidente y en parte porque le temen más a la inseguridad de nuestros días”, explica. 

Ambos artistas forman parte de la escuela de música y teatro de la Federación de Fraternidades Cruceñas, que esta noche a partir de las 19:00 en la Manzana Uno, invitan a la celebración de mitos y leyendas del oriente boliviano, una actividad que tiene por objetivo revalorizar su riqueza cultural ante las nuevas generaciones.

El presidente de la Federación de Fraternidades Cruceñas, Roberto Justiniano, explicó que el objetivo es “contrarrestar” una moda de naturaleza comercial que se les “impone” a los cruceños, como es Halloween, que de acuerdo con la costumbre anglosajona se celebra cada 31 de octubre, a la vez de reafirmar la identidad regional en torno a los mitos y leyendas urbanas.

“Queremos que los chicos conozcan la riqueza de estos relatos. Que sepan quién era el duende y por qué simbaba, que revivan las experiencias que sintieron sus padres y sus abuelos”, indicó.

Justiniano destacó que habrá cinco ballets, obras teatrales representadas por chicos del colegio Marista y por los que forman parte de la federación, y que también habrá dos pahuichis, uno en el que se revivirán las viejas historias, y el otro que servirá como prisión de los cautivos de la viudita. 

“Nuestra meta es interactuar con el público. Queremos que los niños vayan y les vamos a hacer dar una vuelta a la Manzana Uno. Vamos a regalar alfeñiques, pirulos, jaleas. Los que quieran ir disfrazados pueden hacerlo, pero que sea de personajes del oriente”, agregó.

Es la cuarta versión de esta celebración de los mitos cruceños, todas las actividades serán gratuitas, a excepción del Pahuichi del Terror, que costará Bs 5. La actividad cuenta con el apoyo del Gobierno Municipal de Santa Cruz.   

Lo tradicional vs lo moderno

La religiosa y directora de la obra educativa Josefina Bálsamo, Micaela Princiotto, cuestionó la festividad de Halloween porque desvirtúa festividades religiosas como Todos Santos, que se celebra el 1 de noviembre y porque “relativiza” las creencias.  

“Estamos en un tiempo de relativismo, en el que la gente cada vez cree menos en algo y crecen ideologías como el ateísmo. Al celebrar (Halloween) estamos impulsando el alejamiento de Dios. Son actividades que no nos pertenecen”, aseguró.

La religiosa desveló la naturaleza comercial de “la noche de los muertos” y mencionó que nos hace creer que lo espiritual pertenece a un “mundo imaginario” en el que la gente puede llegar a creer que la fe también lo es.

“La fórmula (para revertir esta situación) se llama educación y parte desde la familia. Hay que volver a repensar los valores. Si la familia empieza a reflexionar la sociedad también lo hace y se puede revertir la situación”, dijo. 

Por su parte, la empresaria y organizadora de eventos, Ximena Ximénez, consideró que Halloween trae beneficios para la actividad comercial de la urbe cruceña y puso de ejemplo los eventos en restaurantes, discotecas y otros sectores de la movida cruceña. 

“Es una festividad que se fue ganando su lugar entre los jóvenes. Comenzó en los colegios americanos y el internet le dio el impulso final. Creo que es difícil ir a contracorriente de una tendencia mundial”, añadió.

El director ejecutivo de la Federación de Fraternidades Cruceñas, dijo que las costumbres se están perdiendo “por falta de incentivos”. Recordó que en los años 80 produjeron películas sobre las leyendas del oriente con apoyo de Safipro y otras instituciones, que por entonces auspiciaron la filmación con una inversión de $us 200.000, una cifra que por entonces era difícil pero que ahora parece “casi imposible” de lograr.



En esta nota



e-planning ad