TENDENCIAS 

Atraen a murciélagos para combatir el zika


Una ciudad de Estados Unidos invierte en refugios para los mamíferos alados. Pueden comerse 1. 000 mosquitos en una hora. Una solución amigable con el medio ambiente

murciélagos contra los mosquitos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

08/07/2016

Con el comienzo del verano en el hemisferio norte, llega también la temporada de mosquitos. Y este año, además trae la amenaza del zika que está asustando a los residentes del norte de Hempstead, Nueva York. Para combatir la plaga, el gobierno local está invirtiendo en una estrategia un poco usual, pero que los biólogos conocen muy bien y que consiste en atraer un número mayor de murciélagos a esa región.

El diario New York Times da cuenta de que el consejo regional aprobó la construcción de cajas que sirven como refugio para los murciélagos
. El objetivo es atraer el mayor número posible de estos mamíferos alados  "Los murciélagos pueden comer hasta mil mosquitos por hora. Esto es extraordinario. Un pesticida no puede hacer eso", explicó Judi Bosworth, supervisora de la ciudad

El proyecto no es nuevo. Se inició en 2007, pero este año se ha ampliado debido a la amenaza del virus Zika " Hemos aumentado la urgencia porque queremos controlar la población de mosquitos lo mejor que podamos . Sabemos que solo la instalación de casas de murciélagos no es la respuesta, pero al menos estamos buscando una solución que es amigable con el medio ambiente", indicó Bosworth.

Los mitos que rodean al animal son barreras para la aceptación del método de control de mosquitos, ya que algunas especies se alimentan de sangre. Sin embargo, ninguna de las nueve especies que habitan en Nueva York tiene hábitos hematófagos, dijo Liliana M. Dávalos, profesora asociada de la Universidad de Stony Brook.

De acuerdo con la investigadora el vuelo  de los murciélagos es un "ejercicio vigoroso", que requiere un alto consumo de calorías, lo que provoca que  busquen diversas  fuentes de alimentación. No es que los mosquitos ofrezcan muchas calorías, pero los murciélagos no dejan escapar los que se topan en su camino.



 




En esta nota