SOCIEDAD

Alertan sobre el auge de las ‘webs’ que animan a seguir dietas extremas


Los expertos advierten que estas páginas incentivan severos desórdenes alimenticios que amenazan la salud. Una joven paceña que padeció de anorexia administra una página para compartir su experiencia

Liliana Iriarte (37) padeció de anorexia por casi 10 años. En el ‘feis’ da consejos a otras jóvenes para superarlo

27/10/2017

Lo denominan bonespo que en español se traduce como solo huesos y thinspo que viene a ser como inspiración a ser delgada. Son los dos tipos de belleza que se promueven a través de sitios web que impactan fuertemente en las adolescentes de Europa, Estados Unidos y parte de América del Sur, pese a las severas dietas alimenticias que les imponen y que ponen en riesgo su vida. 

“Solo huesos, nada de músculo y menos de grasa. Para llegar a tener este cuerpo hay que tener paciencia, porque es 0% músculo, no se puede hacer ejercicio, así que se basa en ayunos y dietas muy, muy, muy restringidas”, propone una página web de las cientos que hay de este tipo. 

Para Liliana Elizabeth Iriarte Sanabria, ingeniera de sistemas y administradora de la página de Facebook Lucha contra la Anorexia y la Bulimia, estas publicaciones son muy peligrosas porque llevan a muchas adolescentes a “competir por bajar de peso”, a publicar fotografías de partes de su cuerpo en donde se evidencian que son “más hueso que carne” y porque les provoca desórdenes que pueden ocasionarles un cuadro de anorexia patológico. 

 Para una experta en nutrición, una sicóloga y una siquiatra, esta ‘moda’ influye negativamente en la juventud y tiende a ser más frecuente. Un constitucionalista explica que existe un “vacío legal” para regular estos sitios en la red. 

Padeció anorexia por 10 años
Cuando Liliana Iriarte opina y aconseja sobre la anorexia lo hace desde la experiencia. La profesional paceña de 37 años padeció de esta enfermedad por casi 10 años, desde antes del bachillerato hasta después de titularse.  

“Terminé bien el colegio, salí abanderada. De la 'U' me gradué con buenas notas”, asegura Iriarte, que explica que las personas que padecen esta enfermedad tienen esa característica: se vuelven perfeccionistas. 

Pero su delgadez extrema la estaba aniquilando por dentro y, pese a sus esfuerzos por comer, ya ni siquiera los alimentos la recuperaban porque las secuelas que deja la enfermedad la continúan afectando hasta el día de hoy en lo físico (problemas estomacales), en lo sicológico y en las relaciones personales. 

“Comencé, como muchas chicas, acorralada por el bullying. Ante la falta de centros de atención recibí la de mi tío que es enfermero, pero no fue fácil. Por eso se me ocurrió crear la página en 2008 y desde entonces la actualizo casi a diario”, indicó.  

Liliana recibe consultas de jóvenes de toda Bolivia, de México, de Chile, de Argentina y de otros países, porque falta información sobre este tema.   

Un culto que lleva a la muerte

La sicóloga especialista en terapia sistémica, Jeannette Paredes Jordán, advirtió que el internet se convirtió en el mejor aliado para diversas páginas, blogs y foros que promueven la anorexia. 

“Son contenidos escalofriantes que la proponen como un estilo de vida en vez de mostrar el daño físico y emocional que provocan, y que llevan a la muerte”, señaló.

La presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Santa Cruz, Rose Marie Rendón Perrogón, alertó que el “gran culto al cuerpo magro” refuerza la aparición de trastornos de alimentación, que provocan cambios en todos los aspectos de la vida del paciente.

Especificó que existe una diferencia entre anorexia, que es la falta de apetito producto de una enfermedad, y la anorexia nerviosa, que es una patología mental que le da al paciente una imagen distorsionada de su cuerpo.

La nutricionista Fanny Leaños explicó que las dietas se establecen en base a un diagnóstico personalizado. Por ejemplo, si una persona subió 20 kilos en un año, le debe dedicar otro año a bajar ese peso de manera paulatina.

A nivel local, observó las cuentas de Facebook de varias misses y modelos que suben fotos de su escultural figura, y también de platos de comida en base a verdura y con poca carne, que en su criterio “no muestran la realidad” porque ellas le dedican medio día a un gimnasio e incluso “toman pastillas quema grasa”. 

El constitucionalista William Herrera reconoció que existe un “vacío legal” para normar estas páginas. “Es voluntario. Las jóvenes que ingresan y que siguen sus consejos lo hacen por cuenta propia, no es el mismo caso de la prostitución o la trata de personas en las que se utiliza la fuerza. Tiene que ver con la educación de los padres”, agregó. 

En España, la Agencia de Calidad de Internet (IQUA) hizo cerrar dos páginas web por “hacer apología de la anorexia y la bulímia”.  Se contactaron con las empresas que los hospedaban y tardaron dos horas en hacerlo. Hay otros cientos de sitios en la mira de los activistas.






e-planning ad