UNIVERSO

Agua en el casco de un astronauta frena trabajo espacial


El paseo espacial llevaba 5 horas cuando uno de los astronautas vio una burbuja de agua en su casco. Decidieron suspender la caminata fuera de la Estación Espacial

Imagen tomada por la NASA de la Estación Espacial Internacional con la luna al fondo

15/01/2016

La caminata espacial que llevaban a cabo dos astronautas de la Estación Espacial Internacional (EEI) fue suspendida este viernes como medida de precaución, al detectarse que a uno de ellos le había entrado agua en el casco.

"Agua en el casco de uno de los trajes. Tenemos a la tripulación efectuando los procedimientos de conclusión" de la caminata espacial, anunció la agencia aeroespacial estadounidense (NASA), en un mensaje en su cuenta de Twitter.

"La tripulación está a salvo de regreso en la zona de presurización", agregó la NASA.

El jefe de astronautas de la NASA, Chris Cassidy, aseguró que la misión nunca estuvo en peligro y se suspendió la caminata espacial para extremar la precaución tras un incidente similar ocurrido hace dos años y medio.

El paseo espacial llevaba cerca de 5 horas cuando el astronauta estadounidense Tim Kopra informó de una pequeña burbuja de agua en su casco, por lo que él y su compañero, el británico Tim Peake, decidieron suspender antes de tiempo su trabajo fuera de la EEI.

Lee más: Un astronauta correrá la maratón en el espacio

No obstante los dos astronautas tuvieron tiempo para reparar elementos del sistema eléctrico de la estación que necesitaban ser sustituidos. "Tenemos procedimientos de precaución basados en la experiencia (...). La diferencia es que ahora no tenemos que ponernos a adivinar qué ha pasado", explicó Cassidy.

Un caso similar

El incidente se asimila al de la caminata espacial del italiano Luca Parmitano en julio de 2013, cuando su casco se llenó de agua de refrigeración hasta el punto de casi ahogar al astronauta, que actuó a tiempo para regresar a la EEI.

En esta ocasión, Kopra notó el tacto frío del agua y lo informó al centro de control, que decidió suspender inmediatamente la caminata, que culminó con el retorno sin problemas a la EEI en unos treinta minutos tras el primer aviso.



En esta nota



e-planning ad