ALIMENTACIÓN

7 'tips' para combinar cerveza y comida gourmet


La chef Inés España estuvo a cargo de una cena de maridaje junto a cervezas Huari. Conoce los platos que realizó y sus consejos para 'casar' la cerveza con comida

Una experiencia exclusiva de maridaje con ingredientes de origen

20/06/2015

A la hora de escoger una cerveza para combinarla con deliciosos platos hay que pensar en  muchísimos aspectos, así lo demostró una de las chef más representativas de la gastronomía nacional, Inés España quien
enseñó la noche del jueves en Santa Cruz los secretos del maridaje perfecto entre sus creaciones culinarias y cervezas "Huari".

El maridaje o "matrimonio" de una buena cerveza y una comida exquisita depende de varios factores, conoce los siete tips que explicó España a este medio según los platos que realizó para el evento.
?
1. La cerveza es ideal para una entrada con un producto ahumado
Uno de los picaditos que se ofreció al inicio del evento fue una pequeña porción de "Pato ahumado con pistacho y arándano". Esta carne se caracteriza por ser algo grasosa y aromática, lo cual impide continuar degustando otros platos.

En estos casos es ideal un sorbo de cerveza para que pase el sabor a ahumado de la boca y el comensal continúe disfrutando de la degustación.

2. Combina los sabores intentando balancear la acidez
Otra de las entradas fue una porción de "Cebiche de trucha con salsa de maracuyá". Este juego de sabores entre el cítrico de la fruta y la acidez de la cerveza dio como resultado un perfecto balance de acidez y combinación de productos.

3. La cerveza suaviza los sabores fuertes
El último producto que se ofreció como entrada fueron "Buñuelos de lagarto con salsa de la casa a base de ajo". La carne de este reptil se caracteriza por tener un sabor intenso y para disminuir el tono, la chef decidió agregarle un aderezo a base de ajo. 

Sin embargo, este picadito por si solo continuaba teniendo un sabor muy intenso, y al combinarlo con una "Huari" automáticamente suavizaba la degustación.

4. Refresca tu paladar con una "rubia"
Llegó la hora de la degustación de los platos principales y el primero en llegar a la mesa fue el "Huevo 64 grados" cocido a baja temperatura, acompañado con un jamón crudo tarijeño y champiñones ecológicos.

Debido a que el huevo tiene bastante grasa, la combinación con una cerveza fue perfecta, pues ayudó a refrescar el paladar y así se evitó ese sabor grasoso en la boca.

5. El dulce de la cerveza atenúa el picante del ají 
Otro de los platos que se saboreó la noche del jueves fue un pulpo grillado con puré de oca y miel nativa junto a una exquisita salsa de ají colorado. 

La combinación dulce de la oca, mas el tono acaramelado de la cerveza hizo que el ají no se sienta tan agresivo en la boca.

6. Equilibra los sabores y deja el paladar listo para el postre
El último plato que se sirvió en el evento fue un "Cerdo brulée", donde la carne estuvo en cocción durante ocho horas. Se acompañó de un puré de papita pinta boca que además de ser rico le dio color al plato y aprovechando la estación se utilizó mandarinas.

Esta trilogía (el cerdo suave, la mandarina ácida y dulce y el puré cremoso) junto a una cerveza logró un equilibrio perfecto de sabores. Además, dejó el paladar listo para la parte más dulce de la noche.

7. La cerveza disminuye el dulce y logra un equilibrio
El evento cerró con broche de oro con un delicioso "Pavlova", un postre
con una esfera crujiente de merengue y con un cremoso chocolate blanco, acompañado de una porción de helado de maracuyá.

Un plato sumamente dulce que bajó el tono gracias a la fruta de la pasión y a la cerveza. Si este postre se lo acompañara con una gaseosa, jugo o vino oporto el dulce aumentaría. En todos estos detalles pensó la chef Inés España quien recibió felicitaciones y elogios de los comensales.



En esta nota



e-planning ad