SEPTIMO DÍA

Los masistas arman su artillería digital desde Chapare


Las seis federaciones del trópico de Cochabamba se embarcaron en un proceso de capacitación para aprovechar las oportunidades y los retos que presentan las nuevas tecnologías

Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/02/2018

Desde Chapare comienza un nuevo proceso de cambio en el mundo digital. Las seis federaciones del trópico de Cochabamba se embarcaron en un proceso de capacitación para aprovechar las oportunidades y los retos que presentan las nuevas tecnologías, porque consideran que eso es clave para la defensa del instrumento político del Movimiento Al Socialismo (MAS) y al presidente Evo Morales. Con esto quieren hacer frente a una oposición que estaba ganando terreno. Sin embargo, los opositores señalan que el MAS no puede ver como enemigas a las redes sociales porque son la manifestación espontánea de los ciudadanos.

El ejecutivo de la Federación de Chimoré, Leonardo Loza, afirmó que entrarán con todo a las redes sociales, incluso están barajando la idea de instalar una sede regional de redes sociales en Lauca Ñ, y aunque este es un proyecto que todavía no está del todo definido, ya está en marcha la capacitación de los dirigentes de Chapare que arrancó con talleres sobre el manejo de las redes sociales. 

“Estamos en una etapa preparatoria, de información, socialización, a nivel de las diferentes centrales, federaciones de dirigentes e instituciones, inclusive de colegios, pero nuestra visión es grande, porque hemos visto a la derecha usar las redes sociales solo para mentir y engañar, en cambio nosotros vamos a usarla para informar la verdad”, subrayó.

 Como un primer peldaño en su propósito han definido que conformarán un grupo de personas, aunque no se ha determinado el número, que será el responsable de tomar el pulso diario en las redes sociales. Para esto no hay el financiamiento que se necesita, por eso están decididos a que lo hagan de forma voluntaria, porque creen que disponen de suficiente colaboración de jóvenes, profesionales, incluso estudiantes  comprometidos con el proceso de cambio. “El trabajo, primero va a consistir en difundir las políticas, programas y proyectos económicos, políticas y sociales del Gobierno y nuestro presidente, pero no va a depender de ninguna instancia del Ejecutivo, sino va a ser muy independiente, propio de las seis federaciones, pero también va a servir para nuestra campaña política a escala nacional”, detalló.

El dirigente cocalero dijo que este emprendimiento no dependerá del Gobierno y no  trabajará ningún servidor público que dependa del Estado, porque serán los sindicatos, centrales y federaciones los que manejen este trabajo digital, así como lo hacen con otros temas, y de concretarse la sede regional de redes sociales, se la implementará en la localidad de Lauca Ñ.

“Nos hemos dado cuenta que somos capaces de generar grandes movilizaciones a la cabeza de nuestros dirigentes regionales, departamentales y nacionales, y pareciera que lo hemos dejado un poco suelto el tema de las redes sociales, hemos dejado que la derecha campee con la mentira para desgastar políticamente a nuestro Gobierno. Ahora hemos dicho: si somos capaces para generar grandes concentraciones, tenemos también la gran capacidad de combatir en el tema de las redes sociales, por supuesto no solamente es con el fin de informar, socializar, concienciar el trabajo del Gobierno y de nuestro presidente, sino es para ingresar a esta lucha mediática desde las redes sociales en lo político”.   

Esta decisión es una respuesta a lo que el mismo presidente Evo Morales instó a las organizaciones sociales a formarse en el uso de las redes sociales para prepararse y defender la revolución democrática y cultural.

“El control en el internet no es nuestra práctica, pero obligado (hay que) aprender y entender todos para defender nuestra revolución democrática y cultural”, dijo el mandatario que aplaudió la iniciativa de las seis federaciones de realizar la capacitación a sus afiliados sobre el manejo de las redes sociales y la internet. 

  El mandatario  también incursionó en el campo de las redes sociales y ahora está presente de forma constante para emitir comentarios y opiniones. Abrió su cuenta Twitter en abril de 2016 y tiene más de 320.000 seguidores. En enero de este año se unió también a la plataforma de Facebook.

Su participación a través de las redes sociales abrió especulaciones de que le manejaban su cuenta Twitter, por lo que la ministra de Comunicación, Gisela López, salió a aclarar que Morales construye sus mensajes, pero que a su lado hay un equipo pequeño de seis personas que acompañan al presidente en su Twitter, sobre todo jóvenes.

El mandatario incursionó en las redes luego de culpar, en parte, a estas por su derrota en el referéndum constitucional de 21 de febrero de 2016, cuando también se ventiló su relación con Gabriela Zapata.

 

En marcha

El sector campesino ha hecho un llamado a voluntarios para el trabajo en el mundo digital y ha tenido respuesta de algunos de sus afiliados. La dirigencia asegura que no tienen presupuesto para este trabajo, por eso abogan al compromiso de los que forman parte de su sector.

El ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, Jacinto Herrera, hizo notar que desde los ministerios y la dirección nacional del MAS se han encaminado en el trabajo de las redes sociales, por lo que ahora ellos de forma independiente están impulsando la capacitación en el campo digital, aunque en la próxima semana lo harán con más intensidad.

Los cursos que promoverán estarán dirigidos a jóvenes y personas mayores interesadas, aunque revela que se ha instruido a los dirigentes que deben estar aptos para enfrentar la guerra digital. Ellos  también están estudiando las posibilidades de instalar centros de capacitación en las diferentes regiones, que a su vez servirá para diseñar estrategias para informar   correctamente, indicó el dirigente campesino.

“En las redes sociales no se está informando bien, las cosas manipuladas corren rápido, lamentablemente, entonces es importante que los compañeros hagan circular de inmediato como realmente son”, explicó Herrera.

El dirigente campesino señaló que  la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) ha debatido esta necesidad, pero que ellos, como sector, tomaron la determinación de avanzar con mayor fuerza esta próxima semana. 

En esa misma línea, Segundina Flores, ejecutiva de la Confederación de Mujeres Originarias, Indígenas y Campesinas Bartolina Sisa, dijo que el trabajo en las redes sociales será permanente, porque  ganan en informar y en contrarrestar las mentiras de la oposición. “Todas las cosas malas lo están informando, por eso hemos dicho que nos vamos a preparar para dar a conocer también las cosas buenas”.  

Flores adelantó que se están preparando para la guerra tecnológica porque las cosas ya no son como antes cuando la confrontación llegaba a las calles. En este sentido están viendo la forma de capacitar a sus afiliadas para que puedan responder a la altura de los acontecimientos, porque una gran mayoría tiene en sus manos un celular y con ese dispositivo puede difundir todos los logros  alcanzados por el proceso de cambio.

“Estaremos hablando sobre este tema en nuestras reuniones, congresos y en los  ampliados porque necesitamos ir preparando a nuestras bases”, apuntó Flores.

Por su lado, el diputado del Movimiento Al Socialismo David Ramos destacó que esta es una tarea que están cumpliendo más de carácter social, tomando en cuenta que las redes sociales se han convertido en instrumento, en un medio de difusión que no siempre es para generar noticia, sino que, en su criterio, es para distorsionar lo que sucede.

 “Las redes sociales se han convertido en elementos de la derecha, financiada por organismos internacionales para generar un ambiente de conflicto en Bolivia, porque todo se distorsiona por esa vía”, insistió el oficialista.

Para el parlamentario, por eso es necesario capacitar a los ciudadanos y mostrar cómo se maneja este instrumento de información y como se manipula. Dijo que están viendo la forma de llegar a todas las organizaciones y los ciudadanos “para que no sean sorprendidos por esta clase de acciones de terrorismo que están ejercitando la oposición y la derecha en el país”, afirmó.

Ramos dijo que en Potosí realizaron intensas reuniones para organizar y enseñar que hay que darle un uso racional y de carácter social e informativo a las redes sociales. 

 

Una guerra frontal

El ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, Orlando Gutiérrez, reconoció que hay sectores que han pedido prepararse para esta guerra digital con la capacitación, a diferencia de su gremio que se siente suficientemente preparado para asumir los debates frontales, y no por las redes sociales. 

“Nosotros vamos a encarar cualquier tipo de lucha, con un debate frontal, estamos preparados para eso. Respeto mucho que los sectores estén preparándose porque, obviamente, las redes sociales están golpeando mucho, porque no la utilizan de buena manera, lamentablemente muchos la están utilizando como un arma muy sucia, y eso me parece que un debate por las redes sociales no es coherente; el sector minero asalariado siempre va a encarar, como se ha caracterizado, de manera frontal como debe de ser, sin tapujos y necesidad de ocultarse detrás de un perfil falso”, reiteró.

 

La oposición critica

El diputado opositor Tomás Monasterio lamentó que el presidente Evo Morales convoque a sus bases a que se preparen para encarar ‘una guerra digital’, en defensa de su Gobierno, en vez de declarar la guerra a los verdaderos problemas que tiene la población, como es el narcotráfico, la corrupción, la falta de gestión y la inseguridad ciudadana. 

“Creo que esta convocatoria es para buscar enfrentar, no a la oposición, sino a la libertad que tiene el pueblo para expresarse libremente a través de cualquier medio, sea las redes sociales o los medios de comunicación tradicionales, es simplemente una imagen muy clara de la decadencia de un Gobierno que busca coartar la libertad del pueblo, y que cree que el movimiento de las redes sociales es un movimiento opositor”.

Para el legislador de Unidad Demócrata el presidente no está haciendo una buena lectura de la realidad del país, porque lo que expresa es el rechazo que tiene la población boliviana en torno a las actitudes de buscar eternizarse en el poder y desconocer la soberanía popular y el voto de la población en el referéndum del 21 de febrero de 2016.

“Los bolivianos esperamos a un presidente que le declare la guerra al narcotráfico, a la corrupción y no a la libre expresión de la población”, insistió el opositor.

Monasterio respondió a las acusaciones de los oficialistas indicando que no se puede atribuir que el movimiento de las redes sociales tenga un manejo de la oposición, sino que es una manifestación espontánea, no forzada, de la población que hoy utiliza esta herramienta para transmitir y manifestar su repudio respecto a la actitud del MAS que ahora busca reforzar la campaña para una nueva reelección del presidente Evo Morales.

En las últimas movilizaciones contra la repostulación presidencial, las redes sociales han resultado la forma más efectiva para la convocatoria, principalmente en grupos ciudadanos juveniles.



 




En esta nota