SÉPTIMO DÍA

Los bolivianos versus La Constitución


Un estudio genético realizado en españa permite concluir que el 65% de los varones bolivianos tiene ancestros europeos. El 65% de los bolivianos tiene al español como su lengua materna

Ramón Peralta Martínez estará dos meses en Santa Cruz. Dictará un taller en la Universidad Gabriel René Moreno

13/08/2017

El censo de 2001 establecía que el 62% de los bolivianos eran indígenas. A partir de ahí se asistió durante los años siguientes a un proceso de desinformación y manipulación sin precedentes sobre lo que era la nacionalidad boliviana. Este tendencioso proceso buscaba también una finalidad política, provocar un cambio que colocase en el poder a una confluencia socialista-marxista e indigenista de partidos y grupos, un cambio que fuera del agrado del denominado ‘socialismo del siglo XXI’, nacido del eje La Habana-Caracas que surgía tras la llegada al poder en Venezuela de Hugo Chávez.

En este mininforme pretendemos restaurar la verdad sobre los bolivianos y rebatir científicamente todo ese discurso sectario e inveraz que acabó convirtiendo a la República de Bolivia en un Estado Plurinacional constituido por 36 naciones indígenas, un cambio protagonizado y dirigido por un movimiento político alineado por el citado eje castro-chavista. Tras el censo de 2001 se concluyó en que Bolivia era un país de neta mayoría indígena o nativo-americana y eso se quiso traducir en una determinada concepción político-constitucional plasmada en la Constitución aprobada en 2009. Según la Carta Magna, Bolivia es un conglomerado de naciones indígenas (hasta 36) las que hay que añadir unas minoritarias ‘comunidades interculturales’, así denominadas por no poder adscribirse sus miembros a ninguna de las 36 naciones indígenas, una calificación constitucional -¿intercultural?- que niega la identidad etnocultural de la mayoría de los bolivianos.

Así pues, desde la misma Constitución Política del Estado se diferencia por su origen étnico a la población boliviana, destacándose como Bolivia se compone propiamente de 36 naciones ‘originarias’, mientras que las ‘comunidades interculturales’ las formarían ciudadanos de segunda clase, no originarios, no propiamente de Bolivia, gentes desarraigadas, bajo sospecha. Pero vamos a demostrar aquí que todo es al contrario, que un gran falseamiento y una adecuada manipulación caracterizan a ese discurso de base marxista-indigenista progresivamente dominante justo tras publicarse el Censo 2001. Así pues, desde datos veraces, comprobados científica y estadísticamente, constataremos la realidad etnocultural boliviana. Concretamente desde datos genéricos, sociolingüísticos y de autoidentificación étnica llegaremos finalmente a unas conclusiones aclaratorias sobre la identidad boliviana, de que son los bolivianos y de qué es la nacionalidad boliviana en el marco de la comunidad iberoamericana de naciones.

Datos genéticos

La Universidad de Santiago en España realizó un importante estudio genético de la población boliviana analizando la ancestralidad tanto paterna (variabilidad del cromosoma Y) como materna (variabilidad del ADN mitocondrial). Los resultados obtenidos permiten concluir que la ancestralidad paterna predominante en la población boliviana es europea-hispana junto con un secundario componente nativo-americano. Así, el 65% de los varones bolivianos tienen un ancestros europeos, en su inmensa mayoría procedentes de España, esto es, dos de cada tres bolivianos tienen a algún europeo como ancestro paterno.

Mientras que el 33% de los varones bolivianos tienen un ancestro paterno nativo-americano, quedando un mínimo o residual componente de origen africano que alcanza a un 2% de los bolivianos. Por lo que se refiere a la ancestralidad hasta el 90% de la población en relación con el ADN mitocondrial aportado por el lado materno, siendo la ancestralidad europea o africana minoritaria en el conjunto de la población.

De este estudio se deduce, entonces, un importante sesgo de géneros que se explica por el predominante impacto masculino que han tenido los conquistadores-pobladores españoles en Bolivia durante siglos, un efecto que se repite en otras poblaciones iberoamericanas. Desde luego, el citado estudio pone en evidencia, de modo científico, la naturaleza pluriétnica de la población boliviana en las distintas regiones del país.

Así pues, la población boliviana tiene un componente notable de ancestralidades compartidas con grupos europeos y nativo-americanos. Los resultados obtenidos permiten afirmar, a grandes rasgos, que esta población, de manera similar a otras poblaciones iberoamericanas, contienen una información que es fundamental para comprender como se llevó a cabo el proceso de colonización-poblamiento del continente americano.

La presencia de la ancestralidad nativo-americana demuestra que las actuales poblaciones indígenas de América, y en particular la población boliviana, están relacionadas con poblaciones procedentes del norte de Asia. La aportación genética europea procedente de la Península Ibérica en su gran mayoría, se manifiesta claramente en el haplogrupo del cromosoma Y claramente predominante entre los varones bolivianos. Y es que gracias a los marcadores genéticos Y- SNPS podemos fijar el linaje geográfico al que pertenece el individuo. De este modo, la haplogrupo R1B, muy mayoritario entre españoles, y el haplogrupo Q, el propio de los nativos-americanos y procedente de Asia, ambos referidos al cromosoma Y, nos permite delimitar con precisión el origen genético de los varones bolivianos.

El conjunto de los resultados del estudio de genética de poblaciones realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Santiago, atestigua la naturaleza pluriétnica-mestiza de la gran mayoría de la población boliviana y como la misma varía algo en las diferentes regiones del país. Así, la ancestralidad europea es algo mayor en porcentaje en el sureste del país, en un área que incluiría los departamentos de Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca
 
Datos sociolingüísticos
Según la ONU, la lengua materna es el principal elemento para definir la pertenencia étnica o etnocultural de una persona. En el caso boliviano tenemos unos datos que revelan claramente que el español es el principal idioma de los bolivianos, es, propiamente, la lengua nacional de Bolivia, expresándose la literatura boliviana en este idioma al integrarse claramente en el ámbito cultural hispanoamericano. Aproximadamente el 65% tiene al español como lengua materna propia sin conocimiento o uso de otro idioma como propio. El 35% de la población tiene como lengua materna a alguna de las lenguas autóctonas que se hablan en el país. 



 




En esta nota