SÉPTIMO DÍA

La fuerza joven de Santa Cruz se empodera y gana espacios decisivos


Destaque. El 32% de la población cruceña tiene entre 18 y 35 años de edad. De los 441 cargos electivos que existen en Santa Cruz, 104 son ocupados por personas menores de 35 años. Los jóvenes cambian la estructura de los partidos y de las instituciones


Hace 5 días

De los más de tres millones de personas que habitan Santa Cruz, más de un millón están en la flor de la juventud. Según las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 32% de la población cruceña está en la franja etaria de los 18 y 35 años.

Esta fuerza joven se muestra en los cargos decisivos del departamento. De las 441 autoridades titulares que fueron elegidas por voto popular en los comicios municipales y departamentales de 2015, un total de 104 cuentan con menos de 35 años de edad.

La asambleísta departamental Ronay Méndez (27) se estrenó en la arena política hace siete años, cuando ocupó un curul en el Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, con la agrupación del alcalde Percy Fernández.

Además, se buscó tiempo para concluir la carrera de Medicina y actualmente cursa una especialidad en diabetes y obesidad.

Aunque la hija del desaparecido Ronald Méndez, ‘Gordo’, asegura que no ha sido fácil el recorrido en las lides políticas, reconoció que en estos siete años  aprendió a  escuchar y observar a la gente. Además, tuvo que vencer dos barreras: la primera fue ganarse un puesto dentro de un mundo dominado por hombres y, la segunda, por ser demasiado joven cuando asumió como concejala. “Tengo grandes maestros”, señaló Ronay, entre los que se encuentra su fallecido padre.
“Veo el interés de los jóvenes en animarse a participar, en ser parte de la política, porque también están ocupando espacios.

En los barrios los dirigentes son jóvenes, tanto hombres como mujeres. Estamos con una posición fuerte y esto lo vemos desde la Asamblea Legislativa Departamental, porque ahora un joven está en la presidencia”, señaló Ronay Méndez.

El presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Marco Mejía, tiene 34 años, pero en su historial ha cumplido otras responsabilidades en la arena política, porque se inició en la dirigencia desde la universidad. Hace dos años y medio postuló como candidato a la Asamblea y estuvo como jefe de bancada y ocupó la vicepresidencia del órgano legislativo departamental. 

“Creo que en este último ciclo histórico se han producido muchas situaciones en términos de inclusión, en la que se han dado dos grandes reivindicaciones, la primera fue la aprobación de la Constitución Política del Estado, que ha significado más participación de algunos sectores; y la segunda ha sido la autonomía, que ha estado muy vinculada en ofrecer oportunidad a los jóvenes”, opinó Mejía.

La versión de los asambleístas es respaldada por el informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa, por sus siglas en inglés), que ubica a Bolivia como el primer país de la región en lo que respecta a representación y participación parlamentaria de la juventud. 

El país cuenta con el mayor porcentaje de legisladores jóvenes, con el 8,7% y, de esa cifra, una mayoría es mujer. Ecuador tiene el segundo sitial, con el 5,1%. En España la participación juvenil es de apenas el 1,4%.

En la palestra
Adriana Salvatierra, que tiene 28 años y es senadora del MAS por el departamento de Santa Cruz, está convencida de que la juventud cruceña no solo ha conseguido espacios, sino que también se vienen desarrollando programas dirigidos a las nuevas generaciones, garantizando las inversiones y nuevas fuentes de trabajo con el programa nacional de empleo que está dirigido  hacia esta población. “Hay una mayor planificación del Estado con incidencia y con un rol protagónico dirigido a la juventud”.

La senadora, que inició su carrera política a los 16 años en las   juventudes del MAS, resalta que durante la gestión del presidente Evo Morales se logró que las decisiones del Estado no estén a cargo de un segmento reducido de la población, sino que las amplió a los jóvenes. 

Destacó que con la nueva Constitución Política del Estado se abrió la participación a la juventud, y ahora,  desde los 18 años, se puede optar a cargos de concejales, asambleístas departamentales, alcaldes, diputados y senadores.

La Carta Magna establece que para acceder a la candidatura a la Presidencia o a la Vicepresidencia del Estado se requiere cumplir con las condiciones generales de acceso al servicio público, contar con 30 años de edad cumplidos al día de la elección y haber residido de forma permanente en el país al menos cinco años inmediatamente anteriores a la elección.

“Eso da cuenta de un nuevo tiempo y un nuevo enfoque en la planificación estatal”, destacó Salvatierra. 
Tomás Monasterio a sus 35 años está cumpliendo su segunda función como diputado nacional. Comenzó su actividad desde los 18 años en el Comité pro Santa Cruz acompañando a Rubén Costas cuando fungía como presidente en esta institución, por lo que ha permanecido activo en la lucha autonómica.

Dijo que en sus inicios no fue fácil porque mucho se estigmatizaba al joven de ‘pintaparedes’ o ‘ponebanderas’ o grupo de choque, por eso, con un grupo de jóvenes, decidieron mostrar otro rostro y formaron la Coordinadora Bolivia Joven.

Su primera gestión como diputado uninominal en la circunscripción 53, no fue nada fácil, porque lo mandaron a probar  suerte para ver cómo le iba en la votación, pero ganó con más del 60%. Ahora es parlamentario por el Movimiento Demócrata Social.

La Gobernación también apostó por las nuevas generaciones, destacó el asambleísta Mejía. Aseguró que el gabinete del gobernador Rubén Costas está compuesto mayoritariamente por jóvenes. “La toma de decisiones del gobierno departamental está a cargo de una mayoría joven, y esto significa que están tomando decisiones en las políticas de la región”, indicó.  

Lo mismo en la Asamblea Legislativa Departamental, donde  están asumiendo las decisiones que ahora hacen de este departamento el más pujante del país.
“Hemos exigido de manera activa tomar protagonismo en la política, participar de ella y estar en la toma de decisiones, porque hay en Santa Cruz una gran camada de nuevo liderazgo, capacidad y formación académica que ha entendido que para lograr cosas mejores para el departamento y para Bolivia es necesario tomar las riendas de la política”, apuntó Mejía.

Asimismo, señaló que los cruceños no solo son buenos para sacar adelante el sistema productivo y de desarrollo económico, sino que ahora buscan otros espacios decisivos en la política.
 
En lo institucional
Roberto Justiniano (32) está en la presidencia de la Federación de Fraternidades Cruceñas y desde hace cuatro años decidió incursionar en la dirigencia institucional cuando fue elegido segundo vicepresidente. Desde hace dos años se ha desempeñado como secretario del Comité pro Santa Cruz. “Me animé a incursionar porque vi que seguía la misma gente que estaba hace 20 años y la federación me ofreció la oportunidad para ingresar al Comité pro Santa Cruz.

En realidad, lo que ha hecho que este departamento crezca son las luchas cívicas”, enfatizó resaltando que ahora pocos son los que se inclinan por la carrera en las instituciones cruceñas.  

Justiniano señaló que toda la transformación se logra con coraje, “porque si estás titubeando, si no tenes presencia, si no se impone, si no tiene personalidad, a uno no lo van a tomar en cuenta, por eso uno tiene que estar convencido de lo que quiere hacer”, dijo, luego de complementar que “los mismos partidos se han dado cuenta de  que es con gente joven que tienen que trabajar, porque desde 1980 hasta 2006 la política se manejaba con las mismas personas, porque cambiaban de cargo, pero eran los mismos”.

En lo educativo

En esta área destacan varios jóvenes cruceños. Entre ellos se encuentra Lizeth Fernández Mancilla (24), que está por graduarse de Ingeniería Agronómica en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, al igual que Marcelino López Rendón (26), en Biología. Este último de forma paralela estudia Agronomía, como segunda carrera.

La joven estudiante, nacida en Cochabamba, llegó a la capital cruceña cuando tenía tres años de edad, mientras que Marcelino vino desde el área rural del departamento, de la provincia Florida, de la comunidad Agua Clara, de Pampa Grande.

Ambos forman parte del equipo que la semana pasada recibió el Premio Plurinacional de  Ciencia y Tecnología con la investigación Alerta temprana en casos de seguridad alimentaria mediante la identificación genética de insectos, plagas y sus biocontroladores. “Nos sentimos satisfechos, por eso quiero decirles a mis compañeros que sean curiosos y que no tengan miedo a investigar, porque todo esfuerzo al final recibe un reconocimiento”, dijo Marcelino, que remarcó que optó por una segunda carrera porque toda su familia es agricultora y se sintió con la vocación de ayudarlos a sobresalir.  

Lizeth explica que el trabajo lo hicieron en conjunto con la Universidad Policial de La Paz, pero desde Santa Cruz trabajaron arduamente en el tema, toda vez que Marcelino se abocó a identificar y conocer en detalle todo lo que tiene que ver con la langosta voladora, una de las últimas plagas que azotó a los productores. Mientras que Lizeth trabajó en los biocontroladores (alternativas para controlar a las langostas sin afectar el medioambiente), y el aporte paceño fue en la identificación genética. 

El investigador del Instituto de Investigación Agrícola, Fernando Copa, destaca que estos emprendimientos resuelven problemas latentes del departamento. Como ejemplo citó que tiene dos tesistas por año y asegura que en 20 años ha ayudado a titularse a más de 40 jóvenes en Agronomía y Biología, y asegura que todos tienen grandes oportunidades. 

La viceministra de Ciencia y Tecnología, Jenny Carrasco, destacó que los jóvenes cruceños, tanto del área urbana como rural, cada vez más se involucran en actividades educativas, y esto se nota en las olimpiadas científicas que se realizan y hay muchos jóvenes que sobresalen.

Son el presente

El gobernador cruceño, Rubén Costas, pidió a los jóvenes que nunca se olviden de las tareas  que se establecieron en el cabildo del  22 de Junio de 2004, bajo el lema Autonomía y trabajo, que concluyó que era el momento de encomendar las tareas al liderazgo de los jóvenes comprometidos con la región. 

Pidió a la juventud no tener miedo de asumir un rol protagónico en la política. “Si hay que hacer política partidaria, hay que hacerla, no importa de cualquier color, los cruceños tenemos que asumir ese rol sin complejos, sin vergüenza y con ganas de trabajar por Santa Cruz”, dijo. 

Saúl Rosas, rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, señala que la juventud cruceña es extraordinaria, que genera un ambiente de amistad, que se preocupa, que quiere formarse, que quiere ser profesional, eso lo percibe en las aulas universitarias. 

“El estudiante de Santa Cruz es respetuoso, es una buena persona, que se preocupa por estudiar, respetuosa, amigable, conciliadora, es un perfil adecuado, realmente me siento orgulloso de la juventud cruceña, y creo que hay que apoyar, respaldar y darle las condiciones”.

En criterio del rector, tienen que salir líderes de Santa Cruz a escala nacional y están dadas las condiciones, y la universidad es una gestora para formar a esos nuevos conductores. “Tenemos que asumir el liderazgo, así como lo tenemos en la parte económica, que es indiscutible, también lo tenemos que lograr en la parte política, creo que para eso tenemos que trabajar todas las instituciones”, enfatizó.   

Hay 104 autoridades elegidas entre 18 y 35 años en el departamento cruceño
 En el departamento cruceño se eligió a 104 autoridades que están en el rango de edad de18 y 35 años, y otras 85 entre 36 y 40 años, según los registros del Tribunal Electoral Departamental (TED).

En total son 441 autoridades titulares elegidas, por lo que 252 son mayores de 40 años. 

En el caso de los cinco asambleístas de pueblos indígenas originarios campesinos, solo uno tiene menos de 40 y cuatro arriba de esa edad. En el grupo de asambleístas por población hay tres con menos de 40 años y cinco mayores de esa edad. Mientras que de los 15 que fueron elegidos por territorio, seis tenían menos de 40.

De los 56 alcaldesas y alcaldes del departamento, 20 tenían como tope 40 años; y de los 356 concejales municipales, 159 también estuvieron en ese mismo segmento.

Entre los suplentes hay de menos edad que en los titulares.

El presidente del órgano departamental, Eulogio Núñez, destacó la participación de los jóvenes, pero también de las mujeres, lo que cualifica a la política en el departamento y el país. Como ejemplo citó que en el marco de la autonomía indígena de Charagua, de las 46 autoridades que se eligió, 44 por ciento eran mujeres y 22 %, jóvenes.

Según el INE, en 2016 Santa Cruz concentraba  la mayor cantidad de jóvenes en el rango de 16 y 28 años, con 771.000 personas (25% de su población); seguido de La Paz, con 646.000, y por Cochabamba, con 463.000. 

De acuerdo con cifras del INE departamental, en el Censo de Población y Vivienda de 2012 la región registró  841.000 personas entre 18 y 34 años, lo que representó un 31%. Y cuando ese segmento se amplía hasta los 39 años, supera el millón de ciudadanos, alcanzando  un 38%.



En esta nota



e-planning ad