7º DÍA

Formación y recursos para mejorar la salud



Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

25/02/2018

La esperanza de vida al nacer de los cruceños es mayor que la del resto de los bolivianos y llega a los 73 años, mayor en las mujeres (77) que en los varones (70). En el país, el representante de la Organización Mundial de la Salud, Fernando Leanes, celebraba en 2017 que Bolivia hubiera mejorado de 64 a 71 años en la última década.

Este departamento lidera el índice de desarrollo humano del país, pero aún carece de las condiciones adecuadas para las prestaciones en los centros públicos de atención en salud.

El médico oncólogo Pablo Sitic es parte del equipo del Hospital Oncológico, donde se atiende a los pacientes con cáncer. Por su experiencia y vivencia cotidiana, se le consultó acerca de los principales retos en materia de salud. Él cree que uno de los mayores es priorizar los programas y servicios de prevención de enfermedades, ya que de esa manera se podría evitar cuantiosos gastos.



Cree que aún falta mejorar el sistema de referencia entre el primer, segundo, tercer y cuarto nivel de atención, es decir, entre el centro de atención primaria hasta llegar al centro de especialidades complejas. Por otro lado, considera fundamental la mayor dotación de ítems de personal de parte del Estado central.

De acuerdo a las competencias establecidas por la Constitución, la salud tiene tres cabezas: el Gobierno nacional, que debe proporcionar los recursos humanos; el departamental, que está a cargo de la infraestructura de tercer nivel; y el municipal, responsable del primer y segundo nivel. Sin embargo, tanto la Gobernación como el municipio capitalino se hicieron responsables de la creación de ítems de personal ante la falta de personal. Ese uso de recursos para el pago de personal hace que se invierta menos en equipos, medicamentos y otros bienes necesarios.

Además, el médico anota que la formación de los médicos está básicamente bajo su propia responsabilidad, ya que en su mayoría son ellos los que gestionan y costean su capacitación en congresos de especialidades que se realizan fuera del país, junto con las sociedades científicas que lo hacen en Santa Cruz.



 




En esta nota