SÉPTIMO DÍA

Empresarios extranjeros apuestan por la potencialidad económica de Santa Cruz


La Expocruz es la puerta por la que muchos han entrado a conquistar espacios para sus negocios y han decidido asentarse en Santa Cruz de la Sierra. Estudios colocan a la ciudad como líder en Latinoamérica


24/09/2017

No es casualidad que la mayoría de los extranjeros que llegan a Bolivia se queden en Santa Cruz, porque es una ciudad que atrae inversiones. En 2015, el diario de negocios Financial Times colocó a la capital cruceña como líder de las ciudades de América Latina con el mejor costo de efectividad.

A esto se suma la publicación de la unidad especializada de investigación de la revista británica The Economist, que estableció que la clase media en Latinoamérica crece a un ritmo del  23%, y la capital cruceña es líder en la región. Además, el estudio proyecta un perfil del mercado independiente enfocado en la clase media en América Latina hasta el 2030.

Para elaborar el perfil, la Unidad de Inteligencia de The Economist consideró tres criterios para las 122 ciudades más grandes de la región. El primero tiene que ver con la concentración (porcentaje) de la clase media en las áreas metropolitanas; la segunda con el tamaño de estas, y la tercera con el crecimiento de la clase media en las ciudades seleccionadas.

Con este último criterio, se tomó el crecimiento del número de personas que cuentan con un ingreso anual por encima de los $us 15.000, que equivale en términos actuales a Bs 3.850 al mes por cada persona que integra el hogar.

Otro dato que realza al país es que la segunda y la tercera ciudades latinoamericanas que lideran el ranking son Cochabamba y La Paz. En el primer caso, con el 22% de crecimiento, y en el segundo, con un 19%. Eso implica que en el eje central la clase media aumentaría a un promedio del 22%, según The Economist.
En términos comparativos, Santa Cruz tendría un potencial de mercado similar a los que cuentan actualmente Bogotá (Colombia) y Brasilia (Brasil) y con perspectivas de convertirse, en unos 15 o 20 años, en una región con potencial similar a Lima (Perú), Guadalajara (México) y Belo Horizonte (Brasil), dadas las tendencias de crecimiento poblacional y de ingresos.

Genera ganancias 
Sara Camarena es una peruana que por tercer año consecutivo participa de la Feria Exposición de Santa Cruz. Llegó junto a una delegación denominada Perú al Mundo, que aglutina a ocho empresas textiles y de calzados del Emporio Comercial de Gamarra. 

Como presidenta de una asociación textil comenta que con sus asociados se movilizaron en todas las instancias necesarias para llegar a Expocruz. “A escala de Sudamérica, Bolivia, y en particular Santa Cruz, es un mercado atractivo porque el margen de ganancia es alto, está entre un 50 y el 60%”, afirmó.
Para participar en la principal muestra multisectorial del país, la delegación peruana capacita al personal y exigen a las empresas que presenten productos de calidad para preservar la imagen. 

Después de su primera participación en la feria, su empresa  peruana se estableció en la capital cruceña como Four Styles y ahora intenta abrirse mercado en otras regiones, por eso también participan de ferias en Cochabamba, Tarija, en el Chaco, en Chapare, Sucre y La Paz. “El poder adquisitivo definitivamente está en Santa Cruz, pero también nos ha servido para conseguir grandes comercializadores que llevan la mercadería a otros países; esto es la ventana para crecer”, afirmó Camarena. 

Consolidan mercado 
Esta no solo es la región que más retiene a sus habitantes, sino también la que atrae inversiones extranjeras. Los censos de población y vivienda de 1992, 2001 y 2012 presenta el menor porcentaje de emigrantes de toda la vida, con el 3,9%, 3,6% y 3,5%, respectivamente. La capital cruceña es la ciudad más poblada del país con casi 1,7 millones de habitantes. 

José Guazzotti es jefe de negocios internacionales para Bolivia de la empresa peruana Estantería Metálica JRM, que está exponiendo en la Fexpo. El ejecutivo está hace año y medio en la capital cruceña con el afán de abrir una sucursal porque a iniciativa de la empresa, a través de Promperú, promociona la exportación. 

“Vimos en Bolivia un mercado potencial para nuestro producto, por lo que hicimos un estudio de mercado y ya hemos instalado proyectos, por eso la gerencia decidió que vengamos a Santa Cruz”, explicó. 

Estantería Metálica JRM participó por primera vez en la feria en 2010, lo que permitió ver el mercado y se quedaron con la espinita de entrar. “Nuestra central estará en Santa Cruz, pero vamos a atender a todo el mercado boliviano”, señaló.

El crecimiento de la ciudad y  las oportunidades de negocios fueron claves para tomar la decisión. “Santa Cruz es el polo de desarrollo de Bolivia”, afirmó Guazzotti. La empresa no solo quiere quedarse en la línea del almacenamiento, sino también proyecta implementar otros campos en el mercado boliviano. Estiman que a mediados de octubre funcione esta sucursal. 

Esto ha obligado a que su familia también frecuente Santa Cruz de la Sierra y asegura que la hospitalidad de la gente es una de las cosas que les atrae. 

Atrae a nuevos aliados
Min Fung Chou y Xu Zhi Bao son empresarios chinos; comentan que llegaron a la Expocruz para abrirse mercado “porque hay mucha gente que está yendo a traer mercadería de allá (China)”, entonces buscan la forma de tener comunión con Bolivia.

Entre los productos que muestran las empresas chinas hay máquinas agrícolas, textil, aparatos eléctricos, repuestos de automóviles, sistemas de iluminación, artículos de vidrios y productos generales. La delegación considera que Expocruz es una gran vitrina de Bolivia hacia otros países, tanto en lo cultural como en lo comercial, de ahí su interés de incrementar el intercambio, fomentar la amistad y promover el comercio entre ambos países. 

La empresa Bolivia-Dong Bo Exposición Internacional, Turismo y Consultoría Ltda. organiza la participación de la delegación china. Los principales expositores vienen de las provincias Beijin, Sichuan, Shanghai, Fujian y Zhejiang.

La fuerza de los países vecinos
El gerente comercial de Expocruz, Víctor Hugo Suárez, destaca que la ubicación geográfica de Santa Cruz es estratégica y que el fuerte de participación en la muestra son, precisamente, los países limítrofes. Por ejemplo Argentina viene con más de 300 expositores.

Hay mucha gente que se abrió mercado en esta muestra ferial y se quedó en la capital cruceña o buscan representantes bolivianos. 

En esta oportunidad participan  24 países: Alemania, Austria, Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Chile, China, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Inglaterra, Italia, India, Panamá, Perú, Polonia, Rusia, Turquía, Taiwán y Venezuela.

La Feria Internacional de Santa Cruz  es el evento multisectorial más importante de Bolivia. Tiene 2.350 expositores y casi 500.000 visitantes cada año en una gran muestra comercial donde se promueven y presentan nuevos servicios y productos, se posesionan marcas y se amplía el mercado local, nacional, regional y mundial. Se genera un movimiento económico de más de $us 307 millones en intenciones de negocios y se registra más 75.000 empleos directos e indirectos. 

El gerente general de la Cámara de Comercio e Industria Boliviano-Alemana, Rodolfo Richter, explicó que en el pabellón de la Unión Europea son cuatro empresas que vienen del extranjero (Gracia, Rusia, Alemania y Holanda) las demás tienen representaciones en Bolivia.

Richter considera que Expocruz aglutina toda la economía boliviana. “Si  uno visita la feria va a tener un pantallazo de la realidad nacional, en cuanto a oferta y demanda puede tantear un poco el mercado que es el consumidor final; en Santa Cruz las áreas de mayor importancia es la agrícola, la ganadería, la construcción e infraestructura e industria”, dijo. 

Para Ricardo Reimers, gerente de Servicios Empresariales de Cainco, la rueda de negocios es un gancho importante para atraer a empresarios extranjeros, porque es un lugar donde se encuentran empresarios que hablan el mismo idioma de negocios.

Destacó que hay muchos empresarios del noroeste argentino,  otros brasileños que vienen de la zona de Mato Grosso. “Las ciudades vecinas son las que tienen mayor participación a escala internacional, el caso de Brasil y Argentina, además de las otras delegaciones”, asegura Reimers.

También cree que el empresariado local es abierto, le gusta desarrollar negocios y es arriesgado en este campo. “Santa Cruz se convierte en un punto de negocios donde pueden desarrollar negocios con pares nacionales o internacionales”, afirmó.

El gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, explicó que cuando un extranjero decide afincarse en otro país debe tener razones muy poderosas para hacerlo, porque dejar el país de origen no es fácil; pero Santa Cruz, desde los años 50, ha tenido oleadas de migrantes desde el exterior y muchos han venido de una forma planificada, pero otros vinieron a conocer y al apreciar las bondades de esta región decidieron quedarse a hacer empresa y finalmente formar familia. 

Recordó que desde la década de los 50 se tuvo una fuerte migración, primero de los japoneses  de quienes se aprendió el cultivo extensivo de arroz y la producción de huevo y pollos a escala. Luego llegaron los menonitas que incursionaron fuertemente en la década de los 70 en la producción de algodón y son los precursores de la siembra de soya. Una tercera oleada fueron los rusos, que vinieron a hacer agricultura; y en las últimas dos décadas se ha visto una gran migración de brasileños y argentinos, de los cuales hemos aprendido la agricultura a escala y de precisión. “El extranjero que llega a Santa Cruz ha venido en busca de oportunidades”, resaltó.

Rodríguez también destaca que esta región es hospitalaria, abierta y ofrece un mundo de oportunidades para quien quiera hacer empresa. Destaca que Santa Cruz no se ha caracterizado tan solo por sus bondades de su geografía y de sus recursos naturales, sino principalmente de su gente que abre los brazos al extranjero o al migrante del interior del país y no pone reparos para el que viene a trabajar a esta tierra. 

“El hecho de que Santa Cruz sea una sociedad cosmopolita, que tenga un mercado departamental de más de tres millones de personas ofrece la posibilidad de que empresas extranjeras vengan y se asienten en el país con sus equipos administrativos que llegan desde el extranjero”, resaltó Rodríguez.

El mercado se multiplicó 

La Cainco resalta que las oportunidades del mercado cruceño se multiplicaron varias veces en los últimos 50 años. De hecho, el rápido crecimiento poblacional y los niveles de ingreso por habitante persistentemente por encima del promedio nacional generaron una masa crítica para el despegue de nuestra región.
En efecto, este cambio cuantitativo fue acompañado de un incremento del estándar de vida, tanto en términos de mayor ingreso por habitante y, por ende, de menor nivel de pobreza. 

De acuerdo con estudios  económicos de Cainco, el ingreso por habitante aumentó; y, por su parte, la pobreza total (extrema y moderada) bajó de casi 80% de la población en 1976 al 35% en 2012. 

Visto de otra forma, la mayor capacidad adquisitiva de la población y el aumento de la clase media permitieron al departamento contar con una masa crítica que tenga la suficiente capacidad de compra y hacer de Santa Cruz, principalmente urbano, una plaza interesante para los negocios.

El departamento cruceño se convirtió en la plaza más importante para vehículos, pasando de menos de 100.000 motorizados antes de 2003 a cerca de medio millón en 2015, con una participación a escala nacional del 34%, según un reporte especializado del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).



En esta nota



e-planning ad