7º DÍA

El centro nuclear que se edifica en El Alto será el de mayor altitud en el mundo


Empezaron las obras en el centro de investigación nuclear, que está localizado en una zona lejana de El Alto. La empresa rusa Rosatom descarta que la tecnología sea empleada con fines militares  

El Centro de Investigación y Desarrollo de Tecnología Nuclear generará beneficios para la medicina y la agricultura
Leer el artículo Pausar Lectura

15/04/2018

Llegar a la zona de Parcopata, en El Alto, es toda una travesía. Ahí se construye el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear. Los obreros iniciaron los cimientos de lo que será el modelo único de tecnología nuclear en el mundo, que de entrada exportará suministros de su área a los países vecinos.     

 Al lugar no llega aún el transporte público. El terreno está prácticamente desolado. Ya se inició con la implementación de los muros y los pozos para armar la estructura. Jaime Castillo, un vecino de la zona, pasa por la edificación y se admira por el diseño del proyecto.

La firma Rosatom Overseas, filial de la estatal nuclear rusa Rosatom, es la encargada de construir la obra. La compañía reúne a más de 350 empresas nucleares y a las instituciones de investigación y desarrollo que operan en los sectores civil y de defensa. Cuenta con una experiencia de casi 70 años en el campo nuclear. 

Su director es Evgueni Pakermanov, quien destaca que el centro contará con un reactor experimental polivalente, basado en el reactor científico de agua a presión. Este motor tendrá una potencia nominal de unos 200 kilovatios. Además, tendrá, asegura, un centro de tratamiento dotado con una instalación de rayos gamma. Pero lo que más destaca el funcionario ruso es que el centro será único en el mundo por sus condiciones geográficas y técnicas. 

“El proyecto en El Alto es único para la industria atómica mundial. El lugar seleccionado será el de mayor altitud donde alguna vez se han construido instalaciones nucleares. Rosatom ofrece a sus socios una solución compleja en cuanto a los centros científicos. Se prevé no solo la construcción de la propia instalación, sino también la formación de los especialistas científicos y tecnológicos, el desarrollo de infraestructura atómica, el mantenimiento y servicio durante toda la vida útil, la cooperación científica”, destaca Pakermanov. 

El ingeniero ruso descarta que la tecnología nuclear instalada en El Alto sea utilizada con fines militares. Es más, garantiza que no será así por la instalación de elementos diferentes al de una planta nuclear con fines militares. 

“El tipo de reactor y el combustible usado excluyen cualquier posibilidad de usarlo con fines militares. Un centro científico y la militarización son dos cosas incompatibles, esto todos los expertos internacionales, incluida la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), pueden confirmarlo al cien por ciento”, remarca Pakermanov.

En La Paz existe confianza en que el proyecto concluya en los plazos determinados. Por el momento se enfocan en la primera fase, que debe ser entregada a finales de 2019 y es el proyecto multipropósito y el ciclotrón, según menciona el ministro de Energías, Rafael Alarcón.

“El centro tendrá una planta de irradiación que generará beneficios para la agricultura, un ciclotrón radiofarmacológico para medicina y un reactor nuclear de investigación para indagar sobre tecnología nuclear”, destaca el ministro Alarcón.  

Tres componentes

El centro, según la directora de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), Hortensia Jiménez, estará integrado por tres componentes, cada uno con un fin. La planta de Irradiación servirá para optimizar la calidad de la producción agrícola, mejorar la calidad de semillas, eliminar las plagas, reducir la carga bacteriana de los productos para evitar enfermedades y mitigar epidemias para garantizar la seguridad alimentaria del país.  

El reactor de investigación “nos va permitir en el área científica investigar y formar a los estudiantes y profesionales”, explica Jiménez. Mientras que el ciclotrón radiofarmacológico permitirá mejorar los servicios de salud, a través de la producción de radiofármacos que serán utilizados en tratamientos contra el cáncer, remarca la directora. 

En septiembre de 2017 se firmó, en Viena, Austria, el acuerdo de construcción del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear. El proyecto tiene un costo $us 318 millones y a un principio tuvo oposición en su ejecución. Es por eso que no se construyó en el sur de La Paz y se decidió ejecutarlo en El Alto. 

Representantes de la empresa rusa Rosatom estuvieron en octubre del año pasado en Parcopata para analizar el terreno donde se construirá el centro nuclear y no encontraron objeciones, por el contrario, alabaron la zona. En ese barrio alteño no existe el bullicio vehicular y, por ahora, el acceso es muy dificultoso por vías de tierra. 

Jiménez añade que dentro del proyecto de ejecución se tiene prevista la obtención de la línea base radiológica, la implementación de  la seguridad física del terreno, selección de becarios, capacitación y formación de recursos humanos

Pero un punto relevante para el ministro Alarcón es la instalación de la Red de Centros de Medicina Nuclear y Radioterapia. “Se tiene previsto el diseño e inicio de la construcción de los tres centros en las ciudades de Santa Cruz, El Alto y La Paz para prevenir y diagnosticar el cáncer”, remarca. 

En la oposición, por ahora, no ven objeciones en el proyecto. El diputado Wilson Santamaría, de filas de Unidad Demócrata (UD), señala que el centro nuclear debe ser utilizado con fines pacíficos y se debe garantizar que la tecnología nuclear no sea empleada con fines militares o de ataques. 

“Es un proyecto inédito en Bolivia y debe ser fiscalizado como cualquier otro. Lo importante, por ahora, es que se ratificó que este centro nuclear de El Alto ayudará al desarrollo de la medicina y de la agricultura, entre otros ámbitos”, asegura Santamaría.      

Fricciones en Brasil

Rosatom tiene su sede para América Latina en Río de Janeiro, Brasil. La empresa rusa pasó por momentos críticos en territorio brasileño por la inscripción de su actividad laboral que, según el Catastro Nacional de Personería Jurídica de Brasil, la firma estatal rusa estaba registrada para actividades de gestión empresarial y como agencia de publicidad.  

El representante en Bolivia de Rosatom América Latina, Alexey Chernyshev, descarta que la compañía rusa solamente haya registrada en Brasil para actividades empresariales y de publicidad. Relata que Rosatom tiene varias inscripciones en el Catastro Nacional de Personería Jurídica. 

“Se hace referencia solamente a una de las actividades de la empresa, relacionada con las relaciones públicas. Sin embargo, según los estatutos de la empresa, que es un documento público, hay una esfera de actividades de la compañía donde también incluye el análisis del mercado, trabajo de marketing y consultoría en negocios. Por lo tanto, Rosatom realiza sus actividades de acuerdo con los objetivos declarados: búsqueda de nuevas oportunidades de negocios en los países de América Latina, apoyo a las divisiones de Rosatom en las negociaciones con los clientes, así como la promoción de las tecnologías rusas”, detalla Chernyshev en un correo electrónico.

El funcionario ruso añade que los contratos se firman con Rosatom y no con la filial de América Latina. Chernyshev pone como ejemplo dos acuerdos en Brasil: con las firmas brasileñas Eletrobras y Eletronuclear, que se firmaron con la matriz rusa y no con filiales regionales. 

Lo mismo pasó con la construcción del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear. El contrato se firmó con Rosatom y no con su regional en Brasil, destaca el ministro Alarcón. 

Por ahora el proyecto nuclear avanza dentro su perspectiva, pero a la vez camina con desconocimiento de la sociedad. Solo dos universidades públicas se acercaron a la ABEN para lograr acuerdos de transferencia de tecnología nuclear y de conocimiento: las de La Paz y Cochabamba.

Cifras

318
Millones de dólares

cuesta el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear. 

3
Componentes

tendrá la planta nuclear, que es construida en El Alto. 

200
kilovatios

De potencia tendrá el reactor experimental polivalente. 

Más detalles

Medicina
El ciclotrón radiofarmacológico funcionará para los estudios médicos y varios laboratorios científicos. Se logrará análisis con neutrones activos, radioisótopos, radiobiología y plasma.

Agricultura
El reactor experimental polivalente tendrá una potencia nominal de unos 200 kilovatios. Ahí la planta de Irradiación servirá para la agricultura. 

Investigación
El reactor de investigación formará nuevos especialistas y mantendrá actualizados a los empleados del centro nuclear.



 




En esta nota