Séptimo Día

SÉPTIMO DÍA

El bloqueo de los países árabes pone en jaque al rico emirato de Catar


Conflicto. Arabia Saudí, Egipto y otros países impusieron un duro bloqueo al emirato catarí. Lo acusan de apoyar a Irán y respaldar a organizaciones insurgentes armadas como Hizbolá y el temible Estado Islámico. Una periodista boliviana cuenta lo que ocurre


18/06/2017

El pasado lunes 5 de junio todos los habitantes de este pequeño país árabe nos despertamos con la noticia de esta presión diplomática y el duro bloqueo terrestre, aéreo y marítimo en contra de Catar a la cabeza de Arabia Saudí. Esta es la segunda semana del bloqueo en el emirato.
Esta es la segunda semana del bloqueo a Catar, el país más rico del mundo -según el último informe del FMI, donde ocupa el primer lugar en la lista de países más ricos del 2017 debido a su alto PIB  per cápita de $146.000.

Esta medida llega en medio del verano, de la finalización de clases de los colegios y en ramadán, la fiesta religiosa más importante del mundo musulmán. En esta época la mayoría de la población de expatriados está en la fase de preparación para viajar a sus países, huyendo del intenso calor y las altas temperaturas que pueden llegar a los 50 grados centígrados. Recibir esta noticia no solo fue un balde de agua fría para los cataríes sino también para todos los residentes expatriados en este país, quienes conformamos la mayoría de la población, de 2.700.539 habitantes.

Sobre ese total hay dos datos curiosos que siempre me llamó la atención desde mi llegada a este país, el primero es que el 75% son hombres y el 25% mujeres, lo que en principio es difícil acostumbrarse, muchas veces uno va a una oficina pública o privada y se da cuenta de que si hay 20 o 50 personas en el lugar la mayoría son hombres. 

Un segundo dato interesante es que la población local, es decir los cataríes a lo largo de los años es históricamente minoritaria, del 100% de la población solamente entre un 15 a un 10% son locales, según el último reporte de la consultora Priya DSouza, publicado en febrero de este año, los cataríes representan el 10% de la población. 

El hecho de que el 90% de las personas que vivimos en Catar seamos expatriados, pertenecientes a 87 diferentes nacionalidades, hace que este conflicto diplomático afecte indirectamente a otros países, cuyos ciudadanos viven y trabajan en este lugar porque tienen mejores oportunidades laborales que en sus países de origen. 

Si bien es cierto que de este 90% de extranjeros alrededor de un 70% son obreros provenientes de países subdesarrollados, que trabajan en el sector de la construcción para albergar la Copa Mundial de Fútbol 2022, el restante  20% está conformado por profesionales calificados de Europa, Asia, Estados Unidos y Latinoamérica, quienes encontraron en Catar oportunidades laborales con atractivos paquetes de compensación y beneficios.

Catar es el país más rico del mundo -según el último informe del FMI, donde ocupa el primer lugar en la lista de países más ricos del 2017 debido a su alto PIB per cápita de $us 146.000. 

Bajo el bloqueo
En general somos muchos los que sentimos que vivíamos en una “burbuja segura” hasta este momento,  algunos desconocíamos en profundidad los roces políticos con los países vecinos, si bien sabíamos que habían algunos desacuerdos en la región y que el último percance diplomático fue en el 2014, pensábamos que las diferencias habían sido superadas.

Al amanecer del 5 de junio,  la noticia del bloqueo despertó una gran preocupación e incertidumbre por el regular abastecimiento de alimentos, debido a que vivimos en un país desértico donde el 90% de los víveres son importados, por esta razón la mayoría de las personas nos dirigimos a los supermercados a provisionarnos de productos de primera necesidad, en especial leche y productos lácteos, puesto que casi todos provenían de la frontera terrestre con Arabia Saudita y el puerto de Yebel Ali de los Emiratos Árabes. 

El primer día las noticias en las redes sociales mostraban supermercados llenos de gente, largas colas para pagar y estanterías vacías de algunos productos, lo que sumo el nerviosismo entre los residentes. Ante este panorama de intranquilidad el gobierno anuncio que había reservas de alimentos y que ya estaba en vigencia el plan de seguridad de abastecimiento alimenticio, por lo que la población no debía preocuparse.  

El segundo día del conflicto circulaban noticias, videos y fotografías de supermercados abastecidos, también se anunciaba la llegada de alimentos desde Turquía, Irán y otros países, lo que dio más serenidad. Otras acciones tomadas por una parte de la población fue mover sus ahorros al exterior, lo que aumentó  el número de trasferencias bancarias, también hubo un alza en el número de transacciones cambiarias, sobre todo de compra de dólares y euros.

Cambio en los hábitos
A lo largo de este tiempo salieron una serie de noticias que hacían que la población de Doha atraviese en un mismo día por varios estados de ánimo, desde el tratar de mantener la tranquilidad hasta el nerviosismo, muchos trabajadores adelantaron el viaje de verano de sus familias y las enviaron a sus países, algunos sostienen que evaluarán su retorno en función de cómo evoluciona la situación del país.
Para informarme más sobre la situación empecé a leer acerca del origen de este problema, revisar opiniones de diferentes especialistas en la política de la región, algunos sostienen que en tan corto tiempo no hay los elementos necesarios para proyectar el desenlace de esta situación. Otros analistas plantean posibles pronósticos sobre la evolución de esta crisis, algunas posiciones son conciliadoras y piensan que los países del golfo se sentarán a limar asperezas, a ceder en algunas posiciones, ya que un conflicto en la zona no sólo perjudicaría la economía de Catar sino también la de los países que tomaron esta medida. Otros expertos plantean el inicio de un conflicto mayor, que puede tener un desenlace con un nuevo orden político en el medio oriente. 

En lo que sí coinciden muchos expertos es que detrás de la cortina de humo al acusar de terrorismo a Catar se encierran otros intereses reales, en el que cada uno de ellos tiene muchos elementos a desglosar. 

Entre estos están la pugna por el poder político de la región, los conflictos religiosos e históricos entre sunitas y chiitas, la enemistad de Irán con Arabia Saudita, el interés económico por las riquezas naturales de Catar, el intento fallido de Arabia Saudita por controlar la política exterior de Catar, el poder comunicacional y protagonismo de Al Jazeera en la región, cuya cobertura en muchos eventos no fue del agrado de algunos países vecinos, el liderazgo de Qatar Airways, el deseo de algunos países del área para que la mayor base militar de EEUU, Udeid, se mueva de Catar, intereses políticos de Israel, Rusia y Estados Unidos en desestabilizar la región de Oriente Medio, la dependencia de países del golfo del gas licuado de Catar para generar electricidad y la posible expectativa de un precio preferencial hacia ellos  

Arabia Saudí está detrás de la maniobra que apunta a Irán y las organizaciones yihadistas
 La iniciativa de aislar diplomática y físicamente a Catar en el golfo Pérsico, lanzada a principios de la semana pasada por Riad junto a Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Baréin, parece ser una apuesta más de la política agresiva que Arabia Saudí ha desarrollado recientemente en la región.
Desde la llegada al trono de Salman Bin Abdelaziz en enero de 2015, Riad ha adoptado una política exterior más activa y agresiva, detrás de la cual se cree que está su ministro de Defensa, Mohamed bin Salman, hijo del monarca y segundo heredero al trono.

El boicot diplomático a Catar "fue sin duda una iniciativa de Arabia Saudí, y probablemente de Bin Salman", aseguró a Efe el experto en Oriente Medio Mustafa Jalil, quien añadió que los Emiratos y Baréin se sumaron "con alegría" al órdago, mientras que Egipto ha guardado un perfil más bajo.
El treintañero Bin Salman, al que su padre le está dando cada vez más importancia y protagonismo en la gestión de los asuntos saudíes, también es el ingeniero de la intervención militar en el Yemen, que ha empujado a ese país al borde del colapso humanitario, con una epidemia descontrolada de cólera desde el pasado mes de abril.

​​​​​​​Jalil consideró que la crisis diplomática con Catar no busca "encubrir el fracaso militar en el Yemen" u otras cuestiones internas, como podría ser la lucha por la sucesión en el trono, sino que es otro "enfado" de Arabia Saudí para demostrar quién manda en el golfo.
"Arabia Saudí siempre ha sido la potencia regional y no le gusta que Catar intente ser independiente y se salga del guión establecido", explicó el analista, aunque en este momento concreto el emirato no ha tomado ninguna acción.

Claves del conflicto
El recelo hacia Catar viene de lejos, añadió Jalil, desde 1995, cuando el príncipe heredero Hamad bin Jalifa al Zani derrocó a su padre en un incruento golpe palaciego y dio comienzo a una apertura en el emirato.
En 2013, el monarca decidió abdicar en su hijo, el actual emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, después de haber convertido al país en una pequeña superpotencia regional con un importante instrumento: la televisión árabe por satélite Al Yazira.

Unas supuestamente falsas declaraciones del emir Tamim, publicadas por la agencia de noticias oficial catarí hace unas dos semanas, elevaron una vez más la tensión entre los dos vecinos, ya que en ellas se criticaba la postura de los países del golfo hacia Irán.

Catar aseguró que su agencia de noticias había sido hackeada, pero "quizás Arabia Saudí no se lo creyó" o simplemente "aprovechó la oportunidad" para intentar imponer su autoridad sobre su vecino rebelde, opinó Jalil. Sin embargo, Riad no va a llevar el conflicto hasta sus últimas consecuencias, según el experto, residente en el Reino Unido. "Las disputas entre los países del golfo siempre se acaban resolviendo y esta también se solucionará", aseguró Jalil, debido a los lazos tribales que existen entre ellos, así como por razones prácticas.

En el marco de una retórica más agresiva de Arabia Saudí respecto a Irán, el enemigo chií del golfo Pérsico, la postura más neutral o incluso favorable de Doha hacia Teherán molesta a Riad, que ha aumentado el tono de sus ataques desde la firma del acuerdo nuclear entre Teherán y las grandes potencias en julio de 2015.



En esta nota



e-planning ad
LO MAS
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
EL DEBER
 
Te puede interesar
Facebook no respondió a la consulta sobre la identidad de estos socios
TENDENCIAS

Facebook produce sus propias series

El grupo compartirá información con expertos en contraterrorismo, provenientes de gobiernos, grupos civiles
MUNDO

Facebook, Twitter y YouTube unen fuerzas contra el terrorismo

Los dos militares y siete funcionarios de la Aduana permanecen en el penal de Alto Hospicio. (Imagen de archivo)
BOLIVIA

Retorno de los bolivianos será 'inmediato' después del pago

Diez
Marco Bulacia W. cruza un charco en la prueba especial entre Villa Fátima y La Palca. Foto. Jorge Gutiérrez
RALLY

Bulacia Wilkinson dominó San Javier

Gerardo Yecerotte pierde el balón ante la marca de Mario Parrado. Foto: Etzhel A. Llanque
LIGA

San José prueba el mismo onceno

ESPECIAL

Lo mejor de Bolívar campeón en DIEZ

Sociales
EN YO ME LLAMO

Andrea Herrera reemplaza a Paula Unzueta

Unitel

¿Cuál es la mejor dupla de presentadores?

SOCIALES

Las tres cosas de la gran boda