7º DÍA

Créditos rápidos, el trasfondo de la mafia colombiana


Ciudadanos extranjeros operan en cuatro regiones del país prestando dinero con intereses altos. El negocio sirve para el lavado de dinero ilícito

La Policía presentó el miércoles a nueve extranjeros acusados de amedrentar a las personas que se atrasaron en pagar el llamado préstamo ‘goteo’
Leer el artículo Pausar Lectura

Hace 5 días

Son la parte visible de las mafias de narcotráfico y de trata y tráfico de personas. La mayoría son ciudadanos colombianos que operan en las calles —principalmente de las ciudades de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Tarija— promoviendo el negocio de préstamos exprés, también llamados ‘gota a gota’ o ‘prestadiario’. La Policía ejecuta un plan de inteligencia para detectar y desarticular mafias extranjeras que operan bajo la modalidad de créditos fáciles porque, según la versión oficial, el dinero tiene procedencia ilícita.      

Luciana (nombre ficticio) sufrió el peor susto de su vida. Iba al interior de un taxi por una calle del centro de La Paz y en una parada un ciudadano colombiano ingresó al motorizado. Con un arma cortopunzante la amenazó y le robó su celular y su billetera. El extranjero escapó, pero la Policía logró detenerlo porque retornó a amenazar a su víctima. 

Luego de la investigación se estableció que el agresor estaba vinculado con las mafias de los préstamos de dinero inmediato, que son microcréditos bajo el pago diario de cuotas y de altos intereses. Estos ciudadanos prestan entre Bs 1.000 y 10.000 con intereses de entre 20% y 40%. 

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, coronel Jhonny Aguilera, hace un repaso de los insumos que se recolectó respecto a esta modalidad. El oficial no ve otro fin de la estrategia que el lavado de dinero procedente del narcotráfico o de trata y tráfico de personas. 

“Una modalidad muy típica para el cobro es el empleo de motocicletas por parte de estos sujetos, que se aproximan a usted día a día con esa intención. Agreden, socavan su voluntad, en definitiva, cometen varios delitos (...) Nos llama poderosamente la atención el origen de estos dineros en varias latitudes, como México y Chile. Estos dineros son procedentes de delitos del crimen transnacional, entre ellos el narcotráfico”, destaca Aguilera. 

El jefe policial detecta el delito que cometen los ciudadanos colombianos: usura, ya que no tienen el aval de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) para el cobro de intereses. 

Jhon Jairo es uno de los nueve ciudadanos colombianos que fueron detenidos en la última semana en La Paz. Él agarraba varios cartones con el título ‘créditos rápido, cobro diario’. El cartón es el mecanismo de control del pago del préstamo. Esta pequeña tarjeta tiene los 30 días del mes y los datos personales del prestamista. El colombiano va tachando cada día el pago. Si la persona no paga, es amedrentada, como sucedió con Luciana.
     
Más colombianos en Bolivia
El flujo migratorio de ciudadanos colombianos a Bolivia es permanente. Según los registros de Migración, el año pasado más de 31.000 personas de esa nacionalidad ingresaron al país. Y en lo que va de este año 6.514 personas nacidas en Colombia llegaron a Bolivia.       
La directora de Migración, Yanet Senzano, informó de que hay ciudadanos que ingresan al país bajo el estatus de turistas. Sin embargo, se ha detectado que en algunos casos cometen actividades ilícitas. 

“El martes (10)  96 ciudadanos colombianos, con diferente condición migratoria, fueron detenidos en varios operativos. De ese total, 19 ciudadanos tenían permanencia irregular, con documentación vencida; 46 incurrieron en invasión de frontera; cuatro eran menores de edad, que fueron documentados en el Consulado de Colombia para ponerlos a buen resguardo; y 27 son indocumentados”, detalló Senzano. 

De acuerdo con la memoria institucional de la Dirección de Migraciones de la gestión 2015, entre 2012 y 2015 Bolivia deportó 1.356 extranjeros por no respetar las normas migratorias. 

Estas “salidas obligatorias” afectaron sobre todo a colombianos (20,2% de las deportaciones totales en el periodo señalado), argentinos (10,6%), peruanos (9,7%), brasileños (9,6%), españoles (9,6%), chilenos (4,2%) y chinos (3,3%).

Hasta la gestión 2015, cerca de 81.000 extranjeros tenían su documentación en regla en Bolivia. Entre los residentes foráneos en situación regular en el país predominan los brasileños (22.560), peruanos (11.202), argentinos (5.814), estadounidenses (5.177), colombianos (5.057), mexicanos (3.849), paraguayos (3.694), chinos (3.555), chilenos (2.690) y españoles (2.400), entre otras nacionalidades.

Están en Tarija

Julia vende verduras en un mercado de Tarija. Ella obtuvo un préstamo de Bs 1.000 de un ciudadano colombiano. Cada día pagaba Bs 40 y el cobro fue durante un mes. La señora, de condición humilde, relata que el extranjero se portó ‘muy bien’ al momento de sellar el trato, pero conforme fueron pasando los días esa amabilidad se iba perdiendo. Fue cerca al día 20 que no logró reunir los Bs 40 y fue maltratada por el foráneo.

La amenazó e incluso le recordó que tiene dos hijas jóvenes. Julia logró reunir el monto y por la tarde lo canceló. Pagar el último día fue una bendición para ella.

El comandante departamental de la Policía en Tarija, coronel Freddy Gordy, pidió a la ASFI que intervenga las oficinas de préstamos que son administradas por ciudadanos extranjeros en la capital tarijeña. El objetivo es determinar la procedencia del dinero que utilizan para ese negocio. 

“Nosotros habíamos pedido a la ASFI que intervenga para ver cómo funciona esa intermediación financiera que hacen estos ciudadanos, considerando que el trato es directo con tiendas de barrios y con particulares, prestan en montos pequeños, pero lo hacen a muchas personas y en la suma de todo se convierten en montos considerables”, remarcó el coronel Gordy. 

El jefe policial informó de que unos 200 colombianos radican en la ciudad de Tarija. Los extranjeros tienen residencia legal en el país, pero observan el trabajo que realizan mediante el préstamo de dinero. “Hemos hecho varias inspecciones con Migración, ellos tienen visa y cuentan, incluso, con documentación  de residencia bolivianos, entonces el estatus de ellos en Bolivia es legal, por lo tanto pueden trabajar, ahora qué tipo de trabajo realizan, es lo que observamos”, insiste.

En la Policía tarijeña existen denuncias contra un grupo de personas extranjeras  que se dedican a prestar sumas de dinero a bajos intereses, pero a cambio deben darle algún tipo de garantía para que exista mayor responsabilidad a la hora de hacer efectivo el pago.

Este tipo de préstamo de dinero es otra versión de los denominados ‘gota a gota’. En este caso son cantidades mayores a Bs 10.000 y con bajos intereses. 

Sin embargo, en las denuncias en Tarija en ambos casos existe la versión de que los extranjeros generan ‘temor’ cuando existe retraso en el pago del crédito. 

“La forma de cobro es por cuotas y son distribuidas de acuerdo a la capacidad de pago del deudor, pero en caso de incumplimiento,  optan por  métodos de amedrentamiento con el fin de  que el retraso no se repita”, remarca el coronel Gordy. 

La directora regional de Migraciones en Tarija, Lourdes Aldana, señaló que en su oficina existen denuncias para verificar la situación migratoria de los ciudadanos foráneos que se dedican a los créditos rápidos. 

“Estamos haciendo la verificación, justamente de esos casos. Más allá de la situación regular o no en el país, también debemos ver si se están dedicando a otra actividad”, explicó Aldana.

En el centro de Tarija existen oficinas que son alquiladas por ciudadanos extranjeros para el trabajo administrativo. Recorren —sobre todo— las laderas de la ciudad, donde existe mayor movimiento comercial. 

Juan es mecánico y sentó su denuncia en la Policía de esa ciudad. Relata que accedió a un crédito rápido por Bs 3.500. Hacía un pago diario de Bs 140. Dijo que necesitaba el dinero para modernizar su taller y comprar algunas herramientas. Juan aseguró que hasta los últimos cinco días antes de terminar de pagar el crédito cumplió con lo acordado; sin embargo, hubo jornadas que no pudo reunir el efectivo y fue amenazado por el ciudadano colombiano, que siempre llegaba a su negocio en una motocicleta. 

Ahora, el mecánico siente temor de que haya represalias de parte del extranjero, ya que el último día del pago hubo un altercado que casi llega a los golpes. Al irse, el colombiano lo amenazó con matar a sus tres hijas. 

Juan José Millán es el responsable de la División Propiedad de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz. El mayor de la Policía detalló que el dinero para esa actividad ilícita es proporcionado por personas que están bien resguardadas. Explicó que los responsables de los préstamos son contratados por mafias y no dudan en actuar con violencia para hacer los cobros.

El funcionario policial reveló que estas organizaciones criminales crecen a lo largo del territorio nacional y tienen presencia mayoritaria en Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Tarija, ciudades ubicadas cerca de las fronteras con diferentes países, excepto la capital cochabambina.  
En La Paz un nuevo caso fue descubierto el fin de semana. Una persona era extorsionada por ciudadanos colombianos porque no podía cumplir con el pago de las cuotas diarias exigidas. Los intereses por semana llegan hasta un 20% y la víctima es comerciante de una tienda. Millán añadió que los extranjeros también venden artículos de línea blanca con la misma modalidad.

“Son una o más personas capitalistas. En este caso tenemos información de que son capitales extranjeros y que es una persona que radica en la ciudad de Santa Cruz. Tenemos conocimiento de la existencia de muchas otras organizaciones porque estamos hablando de una red delictiva”, aseguró Millán. 

Surgió en Santa Cruz

Santa Cruz fue la primera región donde llegaron los extranjeros para operar con los créditos rápidos. El dinero fácil y sin garantías parecía una ocasión que no se podía desaprovechar. Pero de a poco se conoció que esa modalidad tenía un fin: lavar ingresos ilícitos del narcotráfico y de la trata y tráfico de personas. 

Era el año 2011. Muchos extranjeros ingresaban a los mercados para ofrecer sus productos: la novedad de créditos. Esa época se podían prestar montos altos de dinero. Incluso existe un antecedente llamativo. Una persona accedió a un crédito de $us 1.000 y la garantía era su propia vida. Al final tuvo suerte y logró pagar su deuda.  

En esa época por $us 1.000 prestados, cada mes se debía pagar $us 50 para cubrir la deuda y un interés diario de Bs 10 durante 20 meses, lo que implicaba un total de Bs 6.100 más casi $us 800 de interés.

Según Millán, el centro de operaciones de los ciudadanos está en Santa Cruz de la Sierra. La Policía hace un trabajo de inteligencia para detectar el punto de conexión, que son las mafias del narcotráfico y trata de personas. 

 “Es una organización criminal que opera en cuatro departamentos, a partir de las investigaciones y operativos lograremos establecer cómo opera esta red”, remarcó Millán. El mayor de la Policía señaló que estas personas también están vinculadas a diferentes actos de ilícitos que implican robos agravados para sustraer celulares.

Mientras, la ASFI informó de que el empadronamiento de casas de préstamo y empeño se cierra el 30 de abril. A partir de esa fecha, se iniciará el proceso de adecuación y los controles para eliminar negocios ilegales de créditos. 

Pero también la directora de ASFI, Lenny Valdivia, detalló que el negocio de préstamos rápidos ejecutado por extranjeros está en el marco ilegal si es que existen cobros de intereses. Con ese antecedente, se procederá a la investigación de foráneos.   

Bolivia es uno de los pasos de venezolanos que viajan a Chile

En el primer trimestre de este año ingresaron a Bolivia 1.483 ciudadanos venezolanos. La mayoría entra en calidad de turismo y luego pasa a Chile para poder buscar un trabajo, sobre todo, en el norte de ese país.

Los migrantes venezolanos optan por mejores empleos. Es por eso que llegan a Bolivia de tránsito hacia Chile, aseguró la directora general de Migración, Yanet Senzano. Esta población llega al país en calidad de turistas, están un tiempo en algunas regiones y luego pasan a territorio chileno. 

“Los ciudadanos venezolanos, en su mayoría, ingresan por turismo, pero una gran parte está de tránsito a la República de Chile, donde fijan como su destino final para diferentes actividades”, remarca Senzano.

El flujo de ciudadanos venezolanos se extiende cada gestión. En 2017 ingresaron de manera legal 10.669 y en los primeros tres meses de esta gestión entraron 1.483. “Estos son números inusuales si se compara con otros años”, dice Senzano. 

Ese número se duplicará a partir del 16 de abril, cuando el Gobierno de Chile oficialice las visas de “responsabilidad democrática” para ciudadanos venezolanos. El presidente chileno, Sebastián Piñera, recalcó que esta iniciativa es para los venezolanos que quieren “huir” de la administración de Nicolás Maduro, mandatario de Venezuela. 

Durante los últimos cuatro años, Chile ha sido uno de los países que más migrantes recibió en América Latina, duplicando su tasa de extranjeros, que hoy alcanza al millón de personas. En la actualidad radican 84.586 venezolanos en suelo chileno de forma legal.   

Autoridades

Jhonny Aguilera / Director FELCC La Paz 
Dinero ilícito

El coronel Jhonny Aguilera apuntó a las mafias colombianas que radican en Santa Cruz de ser el centro de operaciones para diversos delitos, entre ellos el de préstamos rápidos. Ese dinero es del lavado de dinero del narcotráfico y de trata y tráfico de personas. Contratan a sus compatriotas para operar. 

Yanet Senzano / Directora de Migración
Control migratorio
La directora de Migración consideró que los operativos y controles a los extranjeros son la única forma de saber sobre sus labores en Bolivia. La funcionaria detalló que en el último tiempo fueron detenidos súbditos extranjeros vinculados a robos agravados, ya que fueron detenidos con armas blancas.