SÉPTIMO DÍA

Chilenos tienen propiedades en el lado boliviano y llegan con sus propios vehículos



Los restos de vehículos se convirtieron en una de las imágenes más comunes en las localidades ubicadas entre Bolivia y Chile. Se estima que hay más de 112 pasos ilegales en la frontera

11/06/2017

 Es normal ver vehículos con placa chilena estacionados en casas de Sabaya, en el departamento de Oruro. Los ciudadanos del vecino país tienen domicilios en el lado boliviano y llegan con sus motorizados. La mayoría dicen ser ganaderos.


Antonio García Mamani, el ‘mallku’ de Sabaya, detalla que los pobladores en la frontera adquieren inmuebles y vehículos en ambos países (Bolivia y Chile) por la cercanía. “Está próximo el paso fronterizo y hay bolivianos que también van a Chile por asuntos particulares. Eso es normal”, justificó. 
Mientras, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, sospecha que los contrabandistas adquieren viviendas en los dos países para operar en los dos lados. 


En Sabaya se puede apreciar vehículos último modelo que están estacionados en sus calles. La mayoría tienen placa de control chilena. Pero también hay motorizados que no tienen documentación y que transitan sin problemas. 


Algunos vehículos con placas chilenas están guardados por mucho tiempo, y eso se nota por el polvo que los encubre. 
Un vecino de la localidad resalta que los ciudadanos chilenos ingresan a Bolivia para “cerrar tratos” y “despachar” el contrabando. “Son comerciantes que vienen de Chile y se quedan durante varios días acá (en Sabaya) hasta despachar su mercadería”, relata. 
Lo mismo sucede con bolivianos que van a Chile y tienen su domicilio en ese país.  



En esta nota



e-planning ad