SÉPTIMO DÍA

Alasitas: la feria de los sueños



Los aimaras realizan la k’oa, que es un ritual andino mediante el cual se bendicen los objetos comprados en la feria de las miniaturas, en la que se busca prosperidad.
Este hombre muestra las compras imprescindibles: el cholet, los billetes de bolivianos, dólares y euros, así como el minibús para tener el trabajo asegurado durante el año
Nada falta en este mercado, que se instala en enero. Esta estatuilla de los premios Óscar es una muestra de ello. También hay títulos profesionales y certificados de matrimonio
Es el dios de la abundancia que reina en las Alasitas. Esta es una escultura que es ch’allada (bautizada con alguna bebida alcohólica) por los creyentes, que así le piden que nada falte en la economía del hogar o en el negocio.

29/01/2017

El 24 de enero es una de las fechas más simbólicas en La Paz: comienza la feria de Alasitas. Es precisamente ese día cuando miles de personas compran el objeto de sus sueños, lo hacen bendecir y confían en que el agua bendita atraerá la realización.

 Billetes de bolivianos, de dólares y de euros están entre los más vendidos, las casitas en miniatura son una tradición. Este año no solo son chalés, sino también cholets, propios de la arquitectura de la ciudad de El Alto. Y para estar a tono con la realidad de la sede de Gobierno, ahora tienen incluido el tanque de agua, que servirá para afrontar la escasez del líquido que tanto hace sufrir a las familias de la zona sur.
El Ekeko es el dios de la abundancia en la cultura andina. El personaje es de baja estatura y está cargado de bienes de primera necesidad. Le ponen cigarrillos encendidos en la boca, como una especie de culto para que garantice que nada falte en el hogar 



En esta nota



e-planning ad