Domingo 9, de junio del 2013
EL DEBER
En los valles hay cuatro obras que esperan que Evo cumpla y Bolivia cambie

Brandon, un niño del barrio Belén, juega en un campo deportivo que el Gobierno pagó


RUY D’ALENCAR DELGADO | rdealencar@eldeber.com.bo

Una  nube de polvo envuelve a Brandon Castellón, jugador menudito de seis años que patea y patea sus sueños de ídolo de fútbol en una olvidada canchita rural de Pampagrande, a 170 km al oeste de Santa Cruz de la Sierra. Domina la pelota y, alrededor suyo, la maleza y los fierros de una construcción que no fue son el estadio repleto que sus ojos de niño quieren ver. “¿Usted viene a terminar la cancha?”, pregunta el muchachito y deja caer la pelota a la tierra.
Brandon quiere saber cuándo podrá jugar en el campo polideportivo que ahí se empezó a construir en 2010 y que hoy no es más que un manojo de fierros que sirven para que la maleza trepe. Al llegar el equipo de EL DEBER, el diminuto jugador creyó que llegaban los encargados de la obra.
La cancha donde juega Brandon es uno de los proyectos que financió el programa del presidente  Evo Morales, Bolivia cambia, Evo cumple, para las provincias de los valles cruceños; uno de los cuatro que se encuentra en el abandono, en condiciones de ruina precolombina. Tres en Pampagrande y uno en Samaipata.
En los cuatro casos, los contratistas recibieron el 80% del pago acordado. Sumada, la cifra da más de Bs 3,7 millones en desembolsos sin resultados. Las obras paralizadas del Evo cumple en Pampagrande se ventilan en una investigación de la Fiscalía y en tres juicios por daño económico y corrupción iniciados por la Alcaldía. En Samaipata, el presidente del Comité Cívico, Raúl Costas, está seguro de que la obra de alcantarillado llegará a juicio.
En tierra pampagrandeña, se pagó Bs 502.000 de los Bs 628.000 acordados por el campo polideportivo de Belén y se ejecutó menos del 5%. En ese municipio, hay un sistema de agua potable paralizado en la zona de Civingalito, con solo un 15% de ejecución física y un desembolso de Bs 378.000 de Bs 473.000 presupuestados. Hay también un hospital modelo en Los Negros con menos de la mitad de avance y que fue olvidado a su suerte en febrero de 2010, habiéndose pagado Bs 1,6 millones de Bs 2 millones.
En Samaipata, el trabajo de alcantarillado para el Barrio Nuevo  quedó parado en 2009 con cerca del 50% de avance físico, pese a que ya se había pagado Bs 1,3 millones de Bs 1,7 millones. En los cuatro casos se pagó la mayor parte, se avanzó muy poco, la empresa abandonó el proyecto y nadie se hace responsable de la fiscalización.

Tres juicios en Pampagrande
Juan Calizaya es alcalde de Pampagrande desde 2010 por el MAS. Rodeado de colaboradores, en su despacho revela que tres de las cinco obras del programa estrella del presidente han sido llevadas a juicio. Uno a uno explica los proyectos en lío judicial.
Del polideportivo de Belén, ese que es cancha de tierra, maleza y fierros, Calizaya asegura que fracasó por peleas políticas entre el exalcalde Germán Butrón, de Verdes, y Vicente Osinaga, del MAS. Y no sabe explicar cómo fue que se pagó tanto sin controlar que en los meses la ejecución física guarde correspondencia.
El Evo cumple es un programa de financiamiento directo que viene de la mano del presidente y que entrega a los municipios de todo el país. De 2006 a julio de 2011, el programa se pagó con donaciones del Gobierno venezolano. Es decir, el desaparecido líder bolivariano Hugo Chávez   sostuvo el programa, sin inscripción en el Presupuesto del Estado ni control de la Asamblea Plurinacional.
El presidente Morales entrega a los municipios los recursos, a través de la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE), para cada obra; primero un 40% del dinero acordado, luego otro 40% y al final el 20% restante.
Luego de 2011, el Gobierno financió el programa con recursos del Tesoro General del Estado (TGE), en condiciones similares a las donaciones venezolanas. Hace unos días, Samuel Doria Medina, líder opositor (UN), presentó un informe que cuestiona la transparencia del manejo de recursos del Evo cumple y que plantea una explicación para el desfase entre desembolsos y ejecución en las obras: nadie fiscaliza el programa. Hay una interpelación en curso en contra del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, por este programa que depende de su cartera de Gobierno.
En la zona de Los Negros, lo que parece un edificio olvidado de ladrillo hueco es un proyecto que el presidente Evo Morales financió. Luce rodeado de barbechos, lleno de grietas. En su interior guarda puntales de madera y bolsas de cemento, cuidadas por Pablo Mamani, un anciano que habla quechua y que se muere de frío cada helada noche de los valles.
“El diputado Gonzalo Rodríguez, del MAS recomendó a la constructora, que luego abandonó el hospital. Él y los cinco concejales y la UPRE ‘amarraron’ el contrato”, acusa directo el alcalde de Pampagrande. Para él solo así se explica que la obra hubiese sido abandonada y no hubiese sanción. Por eso elaboró una carta notariada en la que se desliga de culpa ante la justicia.
Rodríguez asegura que fue Calizaya quien firmó el contrato de la obra del hospital y niega haberse “metido a recomendar empresas constructoras”. El segundo juicio es por el sistema de agua potable de Civingalito y el tercero es por el polideportivo que nunca se hizo, ese que Brandon Castellón, un niño que sueña con ser futbolista, hasta hoy no puede usar. 

Las alcantarillas de Samaipata
Raúl Costas es un hombre mayor, anda despacio y es presidente del Comité Cívico. Está interesado en averiguar qué fue lo que pasó para que se marche la empresa que, entre 2007 y 2009, construía a paso de tortuga la ampliación del alcantarillado del pueblo, por supuesto que dejando todo a medias. Diligente, con su hijo como apoyo, conduce a la Cooperativa de Servicios Públicos Caballero Ltda, para que el contador Toribio Osinaga explique lo que pasó. “La embajada venezolana facilitó el 80% de lo que debía pagar y la cooperativa dio su parte, un 30% del total; lo que no se sabe es qué fue lo que pagó la Alcaldía y cómo fiscalizó la obra por la que firmó contrato”, sostiene. En la Alcaldía, por estos días no hay autoridad que responda. Este es otro misterio del Evo cumple, donde se paga y nadie sabe quién fiscaliza 

  LAS OBRAS 

SE DEBE INVESTIGAR TRES DELITOS UNA OPINIÓN JURÍDICA PARA EL CASO
El exjuez y abogado penalista Luis Jaime Cruz asegura que en los casos de obras del Evo cumple, en las que se pagó por la edificación pero no hubo avance respectivo, se deben investigar tres tipos penales: “La Ley Safco establece responsabilidades por contratos lesivos, incumplimiento de deberes y daño económico”.

Suman 20 los proyectos dejados a medio hacer en el país
 En Puerto Suarez también se ven edificaciones del programa Bolivia cambia, Evo cumple que quedaron en el olvido. En lo que respecta a la gestión 2004-2009, existen dos obras totalmente paralizadas y que ahora se encuentran cubiertas por el monte y la maleza.
Se trata del mercado campesino que fue presupuestado con una inversión de Bs 2.100.000, el colegio Felipe Leonor Rivera, con Bs 5,1 millones y el coliseo Fátima, Bs 2,1 millones Estas obras tienen un avance de un 30, 60 y un 90%, respectivamente.
Sumadas las 14 obras que había contabilizado EL DEBER entre Santa Cruz, Beni y Cochabamba durante la semana, más tres que se ubicaron en los valles cruceños y tres en la frontera porteña, se llega a un total de 20 proyectos sin terminar de este programa.
Hasta ahora el Gobierno no explica cómo y cuándo se resolverán estos proyectos inconclusos, a casi dos semanas que el partido opositor Unidad Nacional (UN) presentara un informe en el que acusa la poca transparencia del programa gubernamental.
Los vecinos que viven en las inmediaciones de las obras de Puerto Suárez se quejan porque los barbechos se están metiendo por todos los rincones de las obras, situación que no solo da mal aspecto, sino también que significa un peligro porque puede ser el escondite de malvivientes y la cueva de animales peligrosos.
No fue posible encontrar una respuesta sobre esas obras que quedaron a medias; sin embargo, Wagner Uriona, jefe del departamento técnico de la Alcaldía de Puerto Suárez, se refirió a la gestión actual y dijo que se están ejecutando 11 proyectos financiados por el Gobierno nacional, con una inversión de Bs 37 millones. Uriona aseguró que existe un avance promedio del 60% en la construcción de esas obras.


Compartir

Más notas