Terremoto político en Brasil por denuncias que acorralan a Temer

ESPECIAL

El gigante sudamericano una vez más atraviesa una crisis política en la que la corrupción es la principal protagonista. El presidente de Brasil se aferra al cargo mientras una investigación ya está en curso

Una grabación en la que el presidente Michel Temer habría dado su aval a un esquema de corrupción removieron el miércoles las aguas turbias de la política en Brasil.

Según el diario O Globo, Temer fue grabado por  Joesley Batista, un importante empresario, dando su aval al pago de sobornos para comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, encarcelado en el marco de las investigaciones de corrupción en Petrobras.

Cunha no es una figura menor, es nada menos que el principal impulsor del juicio político que terminó con la destitución de Dilma Rousseff, hace un año, y que hizo posible que Temer se convierta en el hombre más poderoso de Brasil.

Temer y Cunha

"No renunciaré. Repito, no renunciaré", proclamó el mandatario en un mensaje televisado a la nación, después que el Supremo Tribunal Federal (STF) decidiera abrir una investigación sobre los señalamientos surgidos la víspera.

El presidente, con una popularidad bajo mínimos, aseguró ser inocente y reivindicó "el optimismo" generado por su gestión, que pretende sacar a Brasil de la peor recesión de su historia mediante recetas de austeridad y reformas conservadoras.

El mandatario citó mejoras en las cifras de inflación, de desempleo y del inminente crecimiento, tras un retroceso del PIB de 3,8% en 2015 y 3,5% en 2016, desde que hace un año asumió el poder en sustitución de la destituida izquierdista Dilma Rousseff, de quien era vicepresidente.

Pero una "grabación clandestina trajo de nuevo el fantasma de una crisis política de proporciones aún no dimensionadas", lamentó Temer.

"No podemos tirar a la basura de la historia tanto trabajo en pro del país", reclamó el mandatario, del conservador PMDB que, al mantenerse en el poder, conserva su foro privilegiado que le evita ser juzgado por la más diligente justicia ordinaria.

Al caer la tarde, el Tribunal Federal de Justicia de Brasil liberó parte del audio en el que se escucha a Temer y Batista. Puede escuchar un framento a continuación (en portugués).

 
La mirada boliviana
 
El analista político Gustavo Pedraza considera que la crisis brasieña no logró resolverse tras la destitución de Rousseff y si bien estaba entre las posibilidades que Temer no llegue a concluir su mandato nunca se pensó que se generaría un escándalo de este nivel. 

Además, Pedraza explica cuáles pueden ser las consecuencias de la relación con Bolivia si es que existe nuevo cambio de gobierno en Brasil. 

Mire el video:

Investigación en marcha

Poco antes de aparecer en público para rechazar las acusaciones se supo que la Corte Suprema de Brasil había autorizado investigar a Temer por su presunta implicación en un esquema de sobornos, informó el jueves la estatal Agencia Brasil.

El juez del Supremo Tribunal Federal (STF) Edson Fachin, a cargo de las causas sobre políticos con fueros bajo sospecha en el escándalo Petrobras, "decidió abrir una investigación sobre el presidente Michel Temer", en base a delaciones premiadas de los dueños del gigante alimentario JBS, precisó la Agencia Brasil.

Temer deberá enfrentar una investigación

De acuerdo con la Constitución brasileña, un presidente en ejercicio sólo puede ser investigado por actos cometidos durante su mandato y con autorización del poder Judicial. Ambas condiciones se dan puesto que las denuncias contenidas en la delación corresponderían a marzo de este año. 

Entretanto, ocho legisladores ya presentaron pedidos de 'impeachment' y varios partidos, incluyendo algunos que votaron por la destitución de Rousseff, se aprestan a pedir el mismo tratamiento contra Temer, que se propone entregar el mando a quien gane las presidenciales de octubre de 2018.

Dos ministros renuncian

El ministro de Ciudades de Brasil, Bruno Araújo, y el de la cartera de Cultura, Roberto Freire, dimitieron este jueves en medio del escándalo que implica al presidente Michel Temer en asuntos de corrupción, por el que tanto sectores del oficialismo como toda la oposición han exigido su renuncia.

Bruno Araujo

La dimisión de Araújo, cuyas razones no han sido aclaradas, fue confirmada a Efe por fuentes del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), uno de los principales pilares del Gobierno de Temer en el Parlamento y cuyo presidente, Aécio Neves, fue objeto hoy de una vasta operación policial por asuntos de corrupción.

Según dijeron otras fuentes, la renuncia del ministro responde al malestar causado en ese partido tanto por la situación de Neves como por unas informaciones que salpican directamente a Temer en intentos de obstruir la acción de la justicia en asuntos vinculados a las investigaciones de corrupción en la estatal Petrobras.

El diario brasileño O Globo señala que también el ministro Freire dejará el Gobierno porque el presidente Temer aseguró que no va a renunciar.

La calle pide elecciones inmediatas

Miles de personas tomaron este jueves las calles de al menos una decena de las principales ciudades de Brasil para manifestarse contra el Gobierno de Michel Temer, acorralado por un monumental escándalo de corrupción.

Las manifestaciones fueron convocadas a través de las redes sociales por organizaciones de la sociedad civil, que además de exigir el fin del Gobierno de Temer, pidieron convocar elecciones generales.

Las principales concentraciones se desarrollaron en Río de Janeiro, Sao Paulo y en la capital, Brasilia, en medio de fuertes operativos de seguridad.

Convocatoria para el domingo

Las marchas convocadas para el próximo domingo para pedir la renuncia del presidente Michel Temer tras el escándalo que dejó contra las cuerdas al Gobierno brasileño unirán a los grupos que apoyaron a su antecesora, Dilma Rousseff, y a los que defendieron el proceso que terminó con su destitución.

Los grupos a favor y en contra de Rousseff coincidieron en convocar manifestaciones en todo Brasil el próximo domingo para protestar contra Temer, a quien la Corte Suprema le abrió una investigación en la que se le acusa de obstrucción a la Justicia.

Entre los grupos que marcharon contra Rousseff y que ahora piden la renuncia de Temer destaca "Vem pra rua" (Sal a la calle), que convocó a manifestaciones el domingo para pedir el encarcelamiento de "todos" los acusados en el escándalo de corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

"Tras las noticias de que Temer dio su aval para que se comprara el silencio del diputado destituido Eduardo Cunha (uno de los principales condenados por los desvíos en Petrobras), clamamos por la renuncia del presidente", aseguró el grupo que consiguió movilizar el año pasado a millones de brasileños en multitudinarias manifestaciones contra Rousseff.

Igualmente convocaron marchas de protesta el domingo en todo Brasil los movimientos "Frente Brasil Popular" y "Pueblo Sin Miedo", que reúnen a los sindicatos, los movimientos sociales y los partidos de izquierda que defendieron a Rousseff hasta última hora y que consideran a Temer un "golpista".

El real cae tras el escándalo

La Bolsa de Sao Paulo cayó hoy el 8,80 % y su índice Ibovespa, referencia del parqué, cerró en 61.597 puntos, según los resultados preliminares divulgados al final de la sesión.

En una jornada de gran volatilidad por el escándalo de corrupción que ha acorralado al presidente Michel Temer, el corro paulista interrumpió esta mañana las operaciones del índice durante media hora cuando este perdió más de un 10 %.

En el mercado de divisas, el real se depreció hoy el 8,96 % frente al dólar, moneda que terminó la sesión negociada a 3,400 reales para la compra y a 3,402 para la venta en el tipo de cambio comercial brasileño.

La Bolsa de Sao Pablo navegó este jueves en terreno negativo, después de la creciente inestabilidad política generada en ese país tras una filtración de prensa que apunta que el presidente Michel Temer dio el aval para comprar el silencio de un corrupto preso.

¿Quién es Joesley Batista, el empresario que desató el escándalo?

 "Todo el mundo acabará preso". La advertencia la lanzó hace unas semanas Joesley Batista, el dueño de la mayor empresa cárnica del mundo (JBS) que, acorralado por varios escándalos de corrupción, trata de salvar la piel poniendo entre las cuerdas al presidente brasileño Michel Temer.

El también propietario de las famosas Havaianas, de 44 años, con una influencia política conocida en Brasilia, grabó en secreto a Temer, según el diario O Globo, en una reunión en la que trató de sobornos para callar a Eduardo Cunha.

El presidente del conglomerado J&F, un negocio familiar que logró internacionalizar junto a su hermano Wesley, entregó supuestamente esa prueba explosiva a la justicia a cambio de beneficios. 

Y aunque, hasta ahora, el personaje más temido por los políticos era Marcelo Odebrecht, el expresidente de la constructora Odebrecht en el centro del megafraude a Petrobras, fue el poderoso y desconocido magnate del agronegocio que hace tambalear al gobierno Temer.

Lo hizo, además, de forma 'express' y supuestamente con pruebas flagrantes hasta ahora inéditas en la operación 'Lava Jato', que investiga la corrupción en Petrobras.

El empresario de Formosa (Goiás, centro), de cuidada media melena castaña y mirada desafiante, decidió hacer su declaración premiada en abril, mientras los fiscales de la 'Lava Jato' iban acorralando cada vez más sus negocios.

El caso "carne débil"

En marzo pasado JBS se vio envuelto en la llamada operación "carne débil".

Su firma fue acusada junto a otros frigoríficos de pagar sobornos a funcionarios para autorizar la venta de carne adulterada y el uso de ácidos y sustancias supuestamente cancerígenas para maquillar cortes vencidos o en mal estado, generando una crisis monumental en el sector.

Tras ese caso que dañó severamente la imagen del gigante agropecuario mundial, JBS se vio citada la semana pasada en otra investigación sobre presuntos fraudes en préstamos otorgados por el banco de fomento BNDES a la empresa, que habrían ocasionado pérdidas de 1.200 millones de reales (380 millones de dólares al cambio actual) al erario público.

Joesley pide disculpas

Batista,uno de los dueños del gigante cárnico JBS, pidió disculpas a los brasileños y reconoció que se realizaron "pagos indebidos a funcionarios" en medio del escándalo que ha puesto contra las cuerdas al presidente Michel Temer.

"Nos equivocamos y pedimos disculpas", manifestó Batista en un comunicado divulgado la noche de este jueves.

Batista señaló, sin embargo, que el "espíritu emprendedor" de la compañía, uno de los mayores exportadores mundiales de carne, se veía interrumpido por un "sistema brasileño que muchas veces crea dificultades para vender facilidades".

Ese factor, dice el empresario, que les llevó a "optar por pagos indebidos a funcionarios públicos".

'House of Cards' bromea sobre el escándalo

La serie de intriga y corrupción política "House of Cards" bromeó hoy con un irónico mensaje en las redes sociales sobre la dificultad de superar en sus tramas la crisis institucional y política que acorrala al presidente de Brasil, Michel Temer.

"Está difícil competir", afirmó la serie producida por la plataforma Netflix en su perfil oficial de Twitter.

"House of Cards", una adaptación de una serie británica con el mismo nombre, narra el tenebroso ascenso político de Francis Underwood (Kevin Spacey) y Claire Underwood (Robin Wright), un matrimonio sin escrúpulos dispuesto a cualquier cosa, dentro y fuera de la ley, para alcanzar el máximo poder en Washington.

El matrimonio Underwood genera todo un terremoto político en la Casa Blanca por medio de todo tipo de artimañas, pero los guionistas de la ficción aprecian que lo que vive Brasil desde la noche del miércoles es todavía más oscuro.

Ya en el pasado, se llegó a comparar a Eduardo Cunha, expresidente de la Cámara baja, promotor del juicio político que condujo el año pasado a la destitución de Dilma Rousseff, con el maquiavélico Frank Underwood.

 

Textos: AFP y EFE

Fotos: Reuters, Netflix

Composición gráfica: Christopher André