LOS HIERROS


 

Texto: Alicia Bress Perrogón

Fotos: Juan Pablo Escóbar

Apostando por un nuevo desafío, hace poco más de dos años el restaurante Los Hierros dejó la ubicación donde nació, hace 14 años, en el boulevard de la Monseñor y se trasladó a Equipetrol, a un lugar más amplio y cómodo, con ambientes renovados y con el mismo servicio de calidad para todos los amantes de la buena carne.

La churrasquería, catalogada como una de las mejores en Santa Cruz, fue una idea de los amigos Buby Gasser y de Carlos Cronenbold, que al año, delegaron en sus hijas Moira Gasser y Carola Cronenbold la gerencia y administración del local.

El sabor de la carne es único en Los Hierros

“Fue una experiencia muy linda, a pesar de que pasamos momentos difíciles, porque nos robaron, trabajábamos en doble turno, hacíamos las veces de cajeras y hasta de meseras y así fue saliendo adelante el restaurante que ahora es uno de los referentes en los cortes de carnes a la parrilla”, señala Moira.

De los 16 cortes de carne que ofrecen en el restaurante, los más solicitados son el lomo con hueso y la punta de S, cocidos a término medio. Se los acompaña con dos guarniciones, como el tradicional arroz con queso y la yuca frita o, si lo prefiere el comensal, con papas. Además, tienen a su disposición una barra de 12 a 14 tipos de ensaladas, entre las que destaca como novedad, la de quinua, para los amantes de la línea verde y de la comida vegetariana.

Moira Gasser se siente orgullosa del emprendimiento.

Para ponerle el cherry y cerrar con broche de oro, la carta ofrece una mesa de 14 postres, en algunos de los cuales utilizan frutas e ingredientes típicos, al igual que en las bebidas. Una novedad es el cóctel bautizado como Achachairú real, que tiene un toque suave de singani.

Cuchillos para los más fieles
Los Hierros tiene muchos clien-tes antiguos y muy fieles, que han ido acompañando el crecimiento del restaurante. Para ellos las propietarias han creado una línea de cuchillos para carne que llevan grabados el nombre de cada uno. 

“Hasta ahora son 35 nuestros clientes más leales, no solo hombres, sino también mujeres. Ellos llegan y al momento los garzones les tienen preparado su cuchillo que se exhibe en una vitrina. Esta es una forma de hacerlos sentir como en casa. Esperamos que nuestra lista siga aumentando”, manifiesta Moira.

Aunque cuentan con cortes de carne argentina, afirma que la cruceña es la más requerida, porque los clientes aseguran que es la más sabrosa. Asimismo, para los que buscan otras opciones, la carta cuenta con un menú en base a frutos de mar, tres tipos de pescados (surubí, trucha y salmón), además de pastas y sándwiches.

El postre favorito Petit gateaux, decorado al estilo camba, con sus palmeras y el toborochi

Desde Kiko hasta Diego Torres
Moira asegura que gracias al prestigio que ha ganado el restaurante gracias a la calidad y calidez del servicio en sus 14 años de vida, han tenido la oportunidad de recibir a grandes personalidades de diferentes ámbitos, pero especialmente a cantantes de renombre, no solo de Bolivia, sino también del mundo.

“Hemos compartido hermosos momentos con reconocidos comediantes como Juan Carlos Villagrán, más conocido como Kiko, y cantantes famosos como Juan Luis Guerra, los hermanos Lucía y Joaquín Galán, del dúo Pimpinela, Chino y Nacho, quienes cantaron Mi niña bonita, y Diego Torres, al que tuvimos que atender hasta las 4:00 de la madrugada”, finaliza. 
 

PARA DELEITARSE

Cantidad. A la semana se requieren alrededor de 500 kilos de carne para satisfacer la demanda de los comensales.

El postre favorito. Es el Petit gateaux (pequeña torta), una especie de volcán de chocolate acompañado con helado de vainilla premium, que se prepara en el momento.

La atención. Es de lunes a viernes, de 12:00 a 15:00 y de 19:00 a 24:00. Los domingos atienden en horario contínuo      de 12:00 a 23:00.