Cronología: 101 días de calvario

ESPECIAL


Los 9 ciudadanos bolivianos que permanecieron detenidos por tres meses en Chile regresaron este miércoles a Bolivia. 

La justicia chilena los había declarado culpables hace una semana y aceptó cambiar la pena de cárcel (tres años y un día) por la expulsión de su territorio. La salida a este conflicto se produjo luego que las partes acordaran ir a juicio corto para evitar prolongar un proceso que provocó un nuevo periodo de tensión entre ambos países. 

Los bolivianos acusados por la Justicia chilena son: Carlos Calle Soliz y Alex Johnny Carvajal Uchani (capitán y suboficial), David Quenallata Laurel, Carl.Luis Guachalla Rada, Juan José Tórrez Gonzales, Ediberto Raúl Flores Mamani, Arsenio Choque Gonzales, Brian Leandro Quenallata Mendez y Diego Guzmán Vásquez.

Los 9 fueron declarados culpables de los delitos de robo con intimidación y contrabando, mientras que 2 de ellos (los militares) además fueron sentenciados por porte ilegal de armas. 

Conflicto en la frontera

El 19 de marzo, tres camiones chilenos ingresan a suelo boliviano por una ruta alterna, a través de la localidad de Colchane cuando fueron interceptados por una patrulla de dos militares y siete funcionarios de la Aduana que cumplían con un operativo contra el contrabando.

Dos de los camiones regresan a Chile y el tercero se atasca. En ese momento intervinienen los carabineros chilenos y detienen a los bolivianos acusados de estar en su territorio.

"Al momento de la operación (aduanera), nosotros estábamos en territorio boliviano; eso señalaba el GPS, y le hemos sacado fotografías", dijo uno de los militares bolivianos luego de su detención.

Escucha la declaración de uno de los militares detenidos:

La detención

El 20 de marzo, los nueve bolivianos son detenidos en el penal Alto Hospicio la localidad chilena de Pozo Almonte. 

Los dos militares ocupan una celda en el pabellón 96 de la cárcel, reservada para uniformados. Mientras los aduaneros ocupan cuatro celdas en el pabellón 12, donde están los civiles.

Dos días después, el 22, la Justicia chilena dicta prisión preventiva para los 9 detenidos en Chile. Son acusados Son acusados por los delitos de robo con intimidación y violencia; portación y tenenecia ilegal de armas; y contrabando.

La Fiscalía pidió su detención preventiva y presentó imágenes del sitio de captura. Un abogado privado, contratado por el Gobierno nacional, asumió la defensa de los dos militares y los siete integrantes de la Aduana Nacional de Bolivia.

Encuentro con las familias

Los familiares de los detenidos viajan a Chile el 31 de marzo y es el primer contacto que tienen desde que fueron apresados en la frontera.

Los 15 allegados tuvieron una hora y media para visitar a sus seres queridos bajo  un estricto control de seguridad en el penal.

"Todos están bien, anímicamente están fuertes y fortalecidos porque están seguros que hacían su trabajo. Es triste no poder estar con ellos en nuestros hogares, pero confiamos que esto se solucionará. Queremos agradecer al presidente Evo Morales por todas estas gestiones", relató Madai Veliz, la vocera del grupo visitante y esposa del capitán Alex Carvajal.

Rechazan recursos a favor de los bolivianos

Primero, el 13 de abril, la Corte de Apelaciones de Iquique rechazó el recurso de amparo presentado por la defensa de los bolivianos

Los militares y los funcionarios de la Aduana debieron permanecer con detención preventiva en la cárcel de Alto Hospicio a la espera de un juicio en los que se los acusaría de diversos delitos.

Dos semanas más tarde, la Corte Suprema de Chile también rechazó un recurso a favor de los nueve detenidos. La decisión fue comunicada por la cuenta en Twitter de la Fiscalía de Tarapacá.

 

Aceptan ir a un proceso abreviado

En una audiencia realizada el 20 de junio, los acusados aceptaron someterse a un proceso abreviado sin aceptar ninguno de los delitos que les fueron imputados. 

La audiencia en contra de los 9 acusados se extendió por más de cuatro horas y tras escuchar los argumentos de la Fiscalía y la defensa finalizó con las palabras de cada uno de los ellos, en las que reiteraron su inocencia y expresaron su confianza en ser absueltos por la justicia chilena.